Facebook Pixel

?Una Herramienta de Revision para la Enfermedad de Alzheimer?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Una Herramienta de Revisión para la Enfermedad de Alzheimer?

Enfermedad de Alzheimer - (AD por sus siglas en inglés), es una enfermedad progresiva y degenerativa que puede llevar a la pérdida de la memoria, daño en el razonamiento y cambios de personalidad - afecta a casi 4 millones de estadounidenses. Justo ahora, la enfermedad se diagnostica por un historial médico detallado, evaluación cognoscitiva y pruebas de laboratorio para descartar otras causas de demencia .

Desafortunadamente, en el presente no hay forma para confirmar un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer hasta después de la muerte, cuando una autopsia del cerebro puede revelar el daño que es característico de la AD. Los sellos de la enfermedad incluyen plaquetas en el cerebro (causadas por grupos de proteínas beta amiloides) y filamentos enredados de un proteína llamada tau, la cual atrapa y enreda las neuronas.

Los científicos han sabido durante algún tiempo que los niveles de beta amiloide en el líquido cefalorraquídeo, el cual constantemente fluye a través y alrededor del cerebro y la columna vertebral, disminuyen en los pacientes con AD, mientras los niveles de la proteína tau se elevan. En un artículo publicado en abril 23/30 en el Journal of the American Medical Association , los científicos del National Institute of Mental Health (NIMH) confirman estos hallazgos previos y, después de dirigir una revisión de los estudios publicados, concluyen que los niveles de beta amiloide y tau en el líquido cefalorraquídeo (CSF, por sus siglas en inglés) podrían usarse para diagnosticar a los pacientes con Alzheimer con una exactitud de 89% a 92%.

Acerca del Estudio

Los científicos reclutaron a 131 pacientes con AD y 72 controles. Realizaron punciones lumbares (punciones raquídeas) sobre todos los participantes para medir los niveles de las proteínas beta amiloide y tau en su líquido cefalorraquídeo.

Los investigadores también analizaron los resultados de 51 estudios que implicaron a 3133 pacientes con Alzheimer y 1481 controles, que también se observaron los niveles de beta amiloide y tau en el líquido cefalorraquídeo. De estos estudios, 17 observaron los niveles de beta amiloide y 34 observaron los niveles de tau.

Los Hallazgos

Analizando los niveles de dos proteínas en el líquido cefalorraquídeo de los 131 pacientes AD y 72 controles, los científicos NIMH encontraron una diferencia significativa entre los dos grupos. Los niveles de beta amiloide promediaron 183 picogramos por mililitro (pg/mL) en los pacientes con Alzheimer y 491 pg/mL en los controles; los niveles tau promediaron 587 pg/mL en los pacientes con Alzheimer y 224 pg/mL en los controles. Las diferencias fueron significativas incluso después de que los investigadores controlaran la edad y género. No obstante, hubo amplia variación en los niveles de beta amiloide, con una coincidencia significativa entre los grupos.

Los investigadores pudieron usar estos niveles de beta amiloide y tau para identificar correctamente los sujetos con AD el 92% del tiempo y excluir correctamente a los sujetos que no tenían AD el 89% del tiempo. En lo que respecta a pruebas de revisión, éstas son tasas respectivamente muy exactas.

Cuando los investigadores observaron el metaanálisis, encontraron que 14 de 17 estudios beta miloides encontraron bajos niveles de proteína en los pacientes con Alzheimer comparados con los controles. Todos los 34 estudios de tau encontraron que los niveles de la proteína son altos en los pacientes con Alzheimer comparados con los controles. Estos patrones fueron ciertos en los pacientes con AD leve, así como en los que tienen AD de moderado a grave.

¿De Qué Manera Esto Le Afecta A Usted?

Mientras estos resultados son convincentes, su aplicación clínica no es tan clara. Todos los estudios reportados aquí compararon niveles CSF de las proteínas en los pacientes con AD a controles saludables. Esta comparación no refleja el tipo de distinción que normalmente se haría en la clínica, donde los niveles CSF de beta amiloide y tau serían usados para distinguir a los pacientes con posible AD y a los pacientes con diferentes tipos de demencia, otros trastornos neurológicos o daño cognoscitivo temprano. Así, se tienen que hacer estudios adicionales para ver si los niveles CSF de beta amiloide y tau pueden distinguirse entre estas poblaciones.

Los niveles de beta amiloide y tau son improbables de usarse para revisar a la población general de AD. En su lugar, usará más probablemente en la gente con riesgo incrementado de desarrollar AD. Incluso en esta población, las punciones lumbares son incómodas e impopulares entre los pacientes. Una prueba sanguínea sería mucho más deseable. En cualquier caso, se necesitarán hacer estudios adicionales antes de que se pueda desarrollar una herramienta de revisión conveniente que use los niveles de beta amiloide y tau para la enfermedad de Alzheimer. Esto representaría un mayor avance en el diagnóstico de la devastadora enferemedad que es difícil de detectar en sus etapas iniciales y cuya prevalencia sólo se incrementará con el envejecimiento de la población.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN

Alzheimer’s Association
http://www.alz.org/

Alzheimer’s Disease Education & Referral Center
http://www.alzheimers.org/

Fuentes:

Sunderland T, et al. Decreased B-Amyloid and increased tau levels in cerebrospinal fluid of patients with Alzheimer disease. JAMA . 2003;289:2094-2103.



Último revisado Mayo 2, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!