¿Qué Es la Fiebre Amarilla?

La fiebre amarilla es un virus que se transmite a humanos a través de picaduras de mosquitos.

La fiebre amarilla de la selva se transmite a humanos a través de mosquitos que han sido infectados por monos que transportan el virus.

La fiebre amarilla urbana se transmite a los mosquitos a través de humanos infectados, y los mosquitos continúan infectando a otros humanos al picarlos. La fiebre amarilla no se puede transmitir de un humano a otro.

El virus de la fiebre amarilla sólo se encuentra en Sudamérica y África del sub-Sahara, y la fiebre amarilla de la selva generalmente sólo se transmite a humanos que trabajan en la selva. La fiebre amarilla sólo se puede contraer mediante la picadura de un mosquito hembra.

Los factores de riesgo para la fiebre amarilla incluyen viajar a un área en la que los humanos ya estén infectados por el virus de fiebre amarilla, o donde hayan monos contaminados o mosquitos que puedan transmitir el virus.

Los síntomas de fiebre amarilla incluyen:

  • Fiebre elevada
  • Escalofríos y dolores musculares
  • Vómito, algunas veces vomitar sangre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de espalda

Complicaciones más serias incluyen:

Por lo general, los síntomas comienzan de 3 a 6 días después de la infección. La fiebre amarilla se diagnostica con una prueba de sangre, pero no hay transcurso de tratamiento para el virus. Generalmente, los médicos recomiendan un largo periodo de reposo en cama, junto con abundantes líquidos. Los pacientes también deberían evitar lugares en los que estén presentes los mosquitos para evitar transmitir la enfermedad a otras personas.

La enfermedad por fiebre amarilla varía desde una enfermedad auto-limitada hasta fiebre hemorrágica, la cual puede ser muy severa y puede conllevar a la muerte.

¿Cuál Es la Vacuna contra Fiebre Amarilla?

La vacuna es una forma debilitada y viva del virus de fiebre amarilla. La vacuna se crea al cultivar el virus vivo en el laboratorio. El método preferido de almacenamiento es el congelamiento. La vacuna se administra subcutáneamente (debajo de la piel).

La vacuna contra la fiebre amarilla no suele administrarse junto con otras vacunas, aunque puede administrarse con la vacuna contra la hepatitis B.

¿Quién y Cuándo Debería Vacunarse?

Las siguientes personas deberían vacunarse:

  • Todas las personas de nueves meses de edad en adelante que vayan a viajar a lugares donde haya casos de fiebre amarilla, por lo general Sudamérica y África
  • Los viajeros deberían ser vacunados al menos 10 días antes de su partida
  • Todos los residentes de áreas en la que esté presente la fiebre amarilla

La vacuna dura 10 años. Cada 10 años, se requiere un refuerzo si usted está en riesgo de contraer fiebre amarilla.

¿Cuáles Son los Riesgos Asociados con la Vacuna contra Fiebre Amarilla?

Efectos secundarios menores comunes incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor, inflamación, o enrojecimiento en el sitio de la inyección
  • Dolores musculares

Efectos secundarios poco comunes y serios incluyen:

  • Reacción del sistema nervioso
  • Reacción alérgica severa
  • Insuficiencia orgánica

¿Quién No Debería Vacunarse?

Los bebés menores de nueve meses no deberían recibir la vacuna. Si su bebé tiene entre 6 y 8 meses y debe viajar a un área en donde hay casos de fiebre amarilla, hable con el pediatra sobre la vacunación. Los bebés menores de 6 meses no deben recibir la vacuna.

Las siguientes personas tampoco deberían vacunarse. Aquellas personas que:

  • Son alérgicas a los huevos, pollo, o gelatina
  • Tienen una enfermedad que debilita al sistema inmune, como VIH o SIDA
  • Están recibiendo tratamientos que debiliten al sistema inmune, como tratamiento para el cáncer
  • Padecen cáncer
  • Tienen problemas con el timo
  • Están embarazadas (posible riesgo para el feto en desarrollo)

¿De Qué Otras Maneras Se Puede Prevenir la Fiebre Amarilla Además de la Vacunación?

Para reducir su probabilidad de contraer fiebre amarilla, haga lo siguiente:

  • Use repelente de insectos.
  • Use camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Permanezca en áreas revisadas.

¿Qué Sucede en Caso de un Brote?

Un brote de fiebre amarilla en los Estados Unidos es altamente improbable, ya que el virus ya no está presente geográficamente. Pero en caso de un brote, las personas no infectadas deberían vacunarse y se deberían tomar precauciones para reducir la transmisión.