¿Cuál Es la Enfermedad Neumocócica?

La enfermedad neumocócica es una infección provocada por la bacteria Streptococcus pneumoniae. Puede ocasionar:

Se calcula que 200 niños mueren de esta enfermedad por año.

La bacteria Streptococcus pneumoniae se transmite por medio del contacto con una persona que tiene la enfermedad o que lleva la bacteria en la garganta. Esta transmisión suele ser a través de gotas provenientes de la nariz o la boca de alguien infectado.

Esta infección afecta con mayor frecuencia a:

  • Bebés y niños pequeños (en especial menores de dos años)
  • Niños que asisten a guarderías

También afecta a personas que padecen ciertas enfermedades, como:

Estas personas tienen un riesgo más alto de contraer la enfermedad. Además, los nativos de Alaska, americanos nativos y afroamericanos, son más propensos a contraer la infección.

Los síntomas de neumonía incluyen:

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Falta de aliento
  • Dolor en el pecho que empeora al respirar profundamente
  • Tos productiva
  • En bebés y niños pequeños, fiebre, tos, respiración rápida, y/o sonidos guturales

Los síntomas de bacteremia incluyen:

  • Síntomas no específicos, incluyendo fiebre e irritabilidad

Los síntomas de infección del oído medio incluyen:

  • Dolor en el oído
  • Tímpano rojo e inflamado
  • Somnolencia
  • Fiebre
  • Irritabilidad

Los síntomas de meningitis incluyen:

  • Fiebre elevada
  • Dolor de cabeza
  • Cuello rígido y adolorido
  • Náusea y vómito
  • Dificultad para mirar hacia luces brillantes
  • Confusión
  • Somnolencia
  • En bebés, lentitud o inactividad, irritabilidad, vómito, y/o escasa alimentación

El tratamiento incluye antibióticos.

¿Cuál Es la Vacuna Neumocócica?

Existen dos tipos de vacunas neumocócicas:

  • Vacuna neumocócica polisacárida (PPV): recomendada para niños mayores y adultos
  • Vacuna neumocócica conjugada (PCV): aprobada para bebés y niños menores

Ambas se producen a partir de la bacteria inactiva. La vacuna se administra mediante una inyección subcutánea o intramuscular.

¿Quién y Cuándo Debería Vacunarse?

La PPV se recomienda para todos los adultos de 65 años de edad o mayores. También se recomienda para los mayores de dos años que padecen ciertos problemas de salud, por ejemplo:

Además, se recomienda vacunar con la PPV a los mayores de dos años que toman medicamentos que disminuyen la resistencia del cuerpo a una infección. Asimismo, los nativos de Alaska y algunas poblaciones de americanos nativos (mayores de 65 años) deberían recibir la vacuna.

La PCV se recomienda para niños menores de dos años de edad. Se toma en cuatro dosis, a los 2, 4, 6, y 12 a 15 meses. También se recomienda la PCV, en una dosis, para los niños de entre 24 y 59 meses que no hayan completado o iniciado la serie de vacunas. La PPV se recomienda para los niños mayores de 2 años con ciertas condiciones. * Los niños que corren un riesgo elevado son aquellos que toman medicamentos que afectan el sistema inmunológico o que padecen las siguientes condiciones:

  • Enfermedad cardiaca, pulmonar o hepática
  • Enfermedad drepanocítica
  • Diabetes
  • Infección por VIH o SIDA
  • Bazo dañado o falta de bazo

Por último, se debería evaluar la posibilidad de administrar la PCV a los niños con las siguientes características:

  • Menores de tres años
  • De ascendencia de poblaciones nativas de Alaska, india americana o afroamericana
  • Asistan a guarderías

El número de dosis para estos niños depende de su edad.

¿Cuáles Son los Riesgos Asociados con la Vacuna Neumocócica?

La PPV es una vacuna muy segura. La mitad de las personas que reciben la vacuna sufre efectos secundarios leves, como enrojecimiento o dolor en el sitio de la inyección. Menos de 1% desarrollará fiebre, dolores musculares, o reacciones locales más severas. En casos pocos frecuentes, pueden suceder reacciones alérgicas graves y otros problemas serios. Sin embargo, la enfermedad suele causar problemas más graves que recibir la vacuna.

Para la PCV, en algunos estudios se ha demostrado que aproximadamente el 25% de los bebés presentan enrojecimiento, sensibilidad, o inflamación alrededor del sitio de la inyección. La fiebre también es un riesgo. También se han informado casos de somnolencia y falta de apetito. A pesar de que no se informaron reacciones graves, todas las vacunas tienen un riesgo muy leve de ocasionar problemas graves.

¿Quién No Debería Vacunarse?

Todavía no se estudiaron los riesgos de la PPV para las mujeres embarazadas. Si está embarazada, consulte a su médico sobre la vacuna.

Algunos niños tampoco deben recibir la PCV, como aquellos que:

  • Tuvieron una reacción alérgica posiblemente mortal a una dosis previa de PCV.
  • Tuvieron una alergia grave a alguno de los componentes de la vacuna.

Los niños que padecen enfermedades leves (p. ej., un resfriado) pueden ser vacunados, pero quienes sufran enfermedades moderadas o graves deberían esperar hasta recuperarse para recibir la vacuna.

¿De Qué Otras Maneras Se Puede Prevenir la Enfermedad Neumocócica Además de la Vacunación?

Evitar el contacto cercano con personas que tengan infecciones puede prevenir la enfermedad. Lavarse las manos con regularidad puede reducir su riesgo de infección.

¿Qué Sucede en Caso de un Brote?

En caso de un brote, todas las personas que son aptas para recibir la vacuna deberían ser vacunados.