Facebook Pixel

Vacuna neumococcica conjugada

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Vacuna neumocóccica conjugada

La infección con la bacteria streptococcus pneumoniae puede causar graves enfermedades y la muerte. La enfermedad neumocóccica invasiva es responsable de casi 200 muertes cada año entre los niños menores de 5 años de edad. Esta es la principal causa de la meningitis bacterial en los Estados Unidos. (La meningitis es una infección de la cubierta del cerebro).

Cada año, la infección neumocóccica causa una grave enfermedad en los niños menores de cinco años de edad (más de 700 casos de meningitis, 13,000 infecciones sanguíneas y casi 5 millones de infecciones en el oído

También puede conllevar a otros problemas de salud, incluyendo:

  • Neumonía
  • Sordera
  • Daño cerebral

Los niños menores de 2 años de edad tienen el riesgo de una enfermedad grave.

La bacteria pneumococcus se contagia de persona a persona mediante el contacto cercano.

Las infecciones neumocóccicas pueden ser difíciles de tratar, debido a que las bacterias se han vuelto resistentes a algunos de los medicamentos que se han usado para tratarlas. Esto hace que la prevención de las infecciones neumocóccicas sea todavía más importante.

La vacuna neumocóccica conjugada puede ayudar a prevenir la enfermedad neumocóccica grave, como la meningitis y las infecciones sanguíneas. También puede prevenir algunas infecciones del oído. Pero las infecciones del oído tienen muchas causas y la vacuna neumocóccica es efectiva contra algunas de ellas.

Vacuna neumocóccica conjugada

La vacuna neumocóccica conjugada está aprobada para los infantes y los niños que empiezan a caminar.

La protección dura por lo menos 3 años, así que los niños que son vacunados cuando son infantes, estarán protegidos cuando estén en el riesgo más alto de una enfermedad grave.

Algunos niños mayores y adultos pueden tener una vacuna diferente, llamada vacuna neumocóccica polisacárida.

Recomendaciones para la vacuna neumocóccica conjugada

Niños menores de 2 años de edad:

  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 12 a 15 meses

Los niños que no fueron vacunados a estas edades aún pueden recibir la vacuna. El número de dosis necesitadas depende de la edad del niño. Pregunte los detalles a su médico.

Niños entre 2 y 5 años de edad:

La vacuna neumocóccica conjugada también es recomendada para los niños entre 2 y 5 años de edad que todavía no han recibido la vacuna y que están en alto riesgo de una enfermedad neumocóccica. Esto incluye a los niños que tienen:

  • Enfermedad drepanocítica
  • No tener bazo o tenerlo dañado
  • VIH/SIDA
  • Otras enfermedades que afectan al sistema inmunológico, como la diabetes,
  • Cáncer, una enfermedad hepática o que toman medicamentos que afecten al sistema inmunológico, como la quimioterapia o los esteroides
  • Enfermedad cardíaca o pulmonar crónica

Se debe considerar la vacuna para otros niños que tienen un riesgo elevado de una enfermedad neumocóccica grave. Esto incluye a los niños que:

  • Tienen menos de 3 años de edad,
  • Son de ascendencia de Alaska, indoamericana o afroamericana
  • Asisten a un grupo de cuidado diario

El número de dosis necesitadas depende de la edad del niño. Pida más detalles a su médico.

La vacuna neumocóccica conjugada se puede administrar al mismo tiempo con otras vacunas.

Quiénes no deben recibir la vacuna neumocóccica conjugada

Los niños no deben recibir la vacuna neumocóccica conjugada si han tenido una reacción alérgica grave (de amenaza para la vida) a una dosis previa de esta vacuna o si tienen una alergia grave al componente de la vacuna. Dígale a su médico si su hijo ha tenido alguna vez una reacción alérgica a alguna vacuna o si tiene alergias graves.

Quién debe esperar

Los niños con enfermedades menores, como el resfriado, pueden ser vacunados. Pero los niños que están severa o gravemente enfermos, normalmente deben esperar hasta que se recuperen, antes de recibir la vacuna.

Riesgos asociados con la vacuna neumocóccica conjugada

En los estudios (casi 60,000 dosis), la vacuna neumocóccica conjugada estuvo asociada con otras reacciones leves:

Hasta cerca de 1 niño de cada 4 tuvo enrojecimiento, sensibilidad o hinchazón en el área de la inyección.

Casi 1 de cada 3 niños tuvo fiebre de más de 100.4 grados Fahrenheit; y casi 1 de cada 50 tuvo fiebre más alta (más de 102.2 grados Fahrenheit).

Algunos niños también se vuelven exigentes o somnolientos o tuvieron pérdida de apetito.

Hasta ahora, ninguna reacción moderada o grave se ha asociado con esta vacuna. Sin embargo, una vacuna, como cualquier medicina, puede causar problemas graves, como una reacción alérgica grave. El riesgo de que esta vacuna cause daño grave o la muerte, es extremadamente pequeño.

Reacciones leves o graves

Tenga cuidado de cualquier padecimiento inusual, como una reacción alérgica grave, fiebre alta o comportamiento inusual. Las reacciones alérgicas graves son extremadamente extrañas con cualquier vacuna. Si ocurriera alguna, muy probablemente sería de unos cuantos minutos a unas pocas horas, después de la inyección. Las señales pueden incluir:

Dificultad al respirar

  • Ronquera o sibilancia
  • Urticaria
  • Palidez
  • Debilidad
  • Latidos acelerados
  • Mareos
  • Hinchazón de la garganta

Qué hacer

Llame al médico o lleve inmediatamente a la persona con el médico. Dígale a su médico lo que sucedió, la fecha y el momento en el que sucedió y cuándo se administró la vacuna. Pida a su médico que llene una forma de Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) o llame al VAERS at 1-800-822-7967.

The Vaccine Injury Compensation Program

En el caso extraño de que usted o su hijo tenga una reacción grave a la vacuna, el programa federal ha sido creado para ayudar a pagar el cuidado de los que han sido dañados.

Para más detalles acerca de National Vaccine Injury Compensation Program, llame al 1-800-338-2382.

Fuente:

Centers for Disease Control and Prevention, July 2001



Último revisado Julio 2001 por EBSCO Publishing Editorial Staff

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!