Facebook Pixel

Varios Factores Vinculados con el Desarrollo de Alergias al Cacahuate

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Varios Factores Vinculados con el Desarrollo de Alergias al Cacahuate

La permanencia de la niñez alergias al cacahuate parecen haber aumentado en las dos décadas pasadas. Actualmente los cacahuates son la principal causa de graves reacciones alérgicas provocadas por un alimento. Las alergias a los cacahuates afectan aproximadamente a 1.5 millones de personas en los Estados Unidos, cerca de 50 a 100 de las cuales mueren cada año por choque anafiláctico causado por ingestión accidental de cacahuates. El simplemente evitar los cacahuates no es infalible para muchas de estas personas. Las alergias al cacahuate pueden ser extremadamente graves; comer medio cacahuate o algún producto contaminado con la proteína del cacahuate durante su elaboración, o incluso besar a alguien que ha comido cacahuates ha provocado síntomas en personas con alergias a los cacahuates.

Aparte de antecedentes familiares de alergia al cacahuate y la presencia de atopía (una tendencia hereditaria de producir anticuerpos para alérgenos específicos - tales como los cacahuates), no se conocen factores de riesgo para la alergia al cacahuate. Cierta evidencia sugiere que el consumo de cacahuates de la madre durante el embarazo y el consumo de cacahuates por el niño, o aceite de cacahuate durante su infancia puede aumentar el riesgo de desarrollar una alergia al cacahuate. Sin embargo, estos resultados no se han reproducido en estudios clínicos rigurosos. También se ha sugerido un vínculo entre el consumo de leche de soya y fórmula de soya debido a que los cacahuates y los frijoles de soya pertenecen a la familia de legumbres.

Los investigadores del St. Mary's Hospital at Imperial College, London y de la University of Bristol en el Reino Unido intentaron identificar factores desde principios del embarazo hasta la niñez que podrían aumentar el riesgo de que un niño desarrolle una alergia al cacahuate. En un estudio publicado el 13 de marzo de 2003 en el New England Journal of Medicine , ellos reportan que los siguientes factores podrían influir al desarrollo de la alergia infantil al cacahuate: Antecedentes familiares de alergia al cacahuate, consumo de leche y fórmula de soya durante la infancia, inicio prematuro de la enfermedad de piel llamada eccema, otras erupciones con supuración o costras y exposición a cremas o lociones corporales que contengan aceite de cacahuate.

Acerca del Estudio

Los investigadores utilizaron datos del Avon Longitudinal Study of Parents and Children, que reclutó a mujeres embarazadas que tuvieron hijos entre el 1 de abril de 1991 y el 31 de diciembre de 1992. Los 13,971 niños que nacieron de estas mujeres se volvieron parte del estudio y se les ha dado seguimiento desde la fecha de su nacimiento.

Los datos acerca de los participantes del estudio se reunieron a partir de cuestionarios regulares, entrevistas por teléfono, registros médicos y muestras biológicas incluyendo sangre guardada del cordón umbilical al momento de nacer. Las madres contestaron preguntas acerca de antecedentes personales y familiares de alergia y consumo de cacahuate durante o después del embarazo. También contestaron preguntas acerca de erupciones cutáneas que experimentaron sus hijos, los medicamentos que les administraron y detalles de la dieta de sus hijos.

Al principio, los investigadores del estudio reunieron datos de todos los participantes del estudio. Después identificaron a niños que pensaban tenían alergia al cacahuate y los confirmaron por medio de pruebas cutáneas y retos alimenticios doble ciego controlados por placebo.

La sangre del cordón umbilical de niños con alergia al cacahuate confirmada fue evaluada para identificar la presencia de IgE, un anticuerpo involucrado en reacciones alérgicas a los cacahuates.

Para determinar lo que podría aumentar el riesgo de desarrollar alergias al cacahuate durante la niñez, los investigadores compararon los niños con alergias al cacahuate contra dos grupos de niños de control sin alergias:

  • Una muestra aleatoria de la población inicial del estudio
  • Niños cuyas madres tenían antecedentes de eccema y ellos mismos durante los primeros seis meses de vida

Los Resultados

Historia maternal de atopía, asma , alergia al cacahuate, o alergias específicas distintas a los cacahuates, aumentaron significativamente las probabilidades de que sus hijos desarrollen una alergia al cacahuate.

Los investigadores no encontraron un anticuerpo específico al cacahuate en la sangre del cordón umbilical. Tampoco encontraron evidencia que vinculara al consumo de cacahuates de la madre durante el embarazo o el amamantar con el desarrollo de alergias en sus hijos.

Tampoco los altos consumos de cacahuates de los bebés parecieron aumentar el riesgo de alergia al cacahuate.

Comparados con el grupo normal de control, los niños con una alergia al cacahuate confirmada fueron:

  • 2.6 veces más propensos a haber consumido leche o fórmula de soya durante la infancia
  • 2.6 veces más propensos a haber tenido erupciones cutáneas en las articulaciones y arrugas de piel
  • 5.2 veces más propensos a haber tenido una supuración y erupción cutánea con costra

Además, los niños con alergias confirmadas al cacahuate tuvieron significativamente mayor probabilidad de haber estado expuestos a cremas tópicas con aceite de cacahuate durante sus primeros seis meses de vida, comparados con el grupo normal de control (91% contra el 59%) y comparados con el grupo de control con eccema (91% contra el 53%).

Una limitación importante de este estudio es que no se contestaron las preguntas acerca del consumo materno de cacahuates durante el embarazo sino hasta después que se confirmó la presencia de alergia al cacahuate en sus hijos.

¿En Qué Manera le Afecta?

Este estudio sugiere que el uso de cremas y pomadas con o sin receta que contienen aceite de cacahuate podrían aumentar el riesgo de la alergia al cacahuate en niños. Los médicos y los padres deben estar conscientes de esta asociación y deben escoger cremas y pomadas que no contengan aceite de cacahuate, principalmente si hay un antecedente materno de alergia. También deben tener presente que la exposición tópica a los alérgenos del cacahuate en otras formas - por ejemplo, el contacto de la piel de un niño con mantequilla de cacahuate - podría aumentar el riesgo de alergia al cacahuate.

También de acuerdo a este estudio, parece haber un alto riesgo de alergias al cacahuate en niños que consumen leche o fórmula de soya durante la infancia. Sin embargo, los beneficios de éstas - por ejemplo, para niños que son alérgicos a la leche de vaca - normalmente superan este pequeño riesgo. Los padres deben platicar con sus pediatras antes de tomar cualquier decisión.

Aunque es tranquilizante que los investigadores no reportaron que el consumo materno de cacahuates aumenta el riesgo de alergias a estos en niños, no podemos concluir a partir del estudio que el comer cacahuates durante el embarazo no presenta riesgos. Mientras que tal vez sea prudente que las madres en espera de tener hijos eviten comer grandes cantidades de cacahuates, es altamente improbable que el consumo esporádico y fortuito de cacahuates sea dañino.

Mientras que este estudio se concentró en posibles formas para prevenir futuras alergias al cacahuate, un artículo compañero también publicado el 13 de marzo de 2003 en el New England Journal of Medicine abordó un nuevo método de tratar pacientes que ya sufrían de alergia al cacahuate. En este estudio aleatorio, doble ciego controlado con placebo, los investigadores inyectaron a enfermos de alergia de 12 a 60 años de edad con dosis variables de TNX-901. El así llamado anticuerpo monoclonal es capaz de interferir con la actividad productora de alergia del anticuerpo IgE. Ellos descubrieron que una dosis de 450 miligramos (mg) inyectada cada cuatro semanas por cuatro dosis aumento significativamente la tolerancia a los cacahuates. Mientras que normalmente se necesita medio cacahuate en promedio para comenzar a producir síntomas alérgicos, toma en promedio casi nueve cacahuates enteros después de que los sujetos tomaron la inyección de TNX-901. No es probable que esta terapia llegue a los consumidores sino hasta algunos años, pero cuando lo haga, ayudará a sofocar los temores de ingestión accidental de cacahuates en niños y adultos con alergias mortales al cacahuate.

Fuentes Adicionales de Información

National Institute of Allergy and Infectious Diseases
National Institutes of Health
http://www.niaid.nih.gov/default.htm

The Food Allergy and Anaphylaxis Network
http://www.foodallergy.org/

Fuentes:

Lack G, et al. Factors associated with the development of peanut allergy in childhood. NEJM . 2003;348:977-985.

Leung DYM, Sampson HA et al. Effect of anti-IgE therapy in patients with peanut allergy. NEJM . 2003;348:986-993.



Último revisado 13 de marzo de 2003 por Richard Glickman-Simon

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!