Facebook Pixel

Depo-Provera: El anticonceptivo trimestral

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Depo-Provera: El anticonceptivo trimestral

La Food and Drug Administration aprobó la Depo-Provera, fabricada por The Upjohn Co., Kalamazoo, Michigan, para como un anticonceptivo en octubre de 1996. El ingrediente activo en Depo-Provera es una hormona sintética similar a la hormona progesterona natural.

"No estaba a gusto con otros métodos," dice Becky Schroder, de Jacksonville, Florida. "Era una pobre persona que tomaba la píldora. Yo me olvidaba. Pensaba que los métodos de barrera eran inconvenientes y desastrosos."

Schroder, de 31 años edad, empezó con Depo-Provera hace tres años, cuando su uso como anticonceptivo estaba todavía en las etapas de investigación. (La FDA previamente había aprobado el medicamento para tratar los tipos de cáncer endometrial y renal.)

Depo-Provera detiene la producción de otra hormona, gonadotropina. Esta evita la ovulación. Depo-Provera también causa cambios en el recubrimiento del útero lo que hace menos probable que se presente un embarazo.

Los cálculos de eficacia de Depo-Provera para evitar el embarazo es de 99 por ciento, el mismo nivel que Norplant, el implante anticonceptivo. Norpalnt contiene otra hormona sintética de progestina, levonorgestrel.

El tiempo es crítico

La cantidad de Depo-Provera en el torrente sanguíneo está en los más altos niveles justo después de la inyección. Con el tiempo, el nivel baja y después de tres meses, el nivel ya no puede ofrecer suficiente protección contra la concepción.

"Vuelva a tiempo para la siguiente inyección," dice Ridgely Bennett, M.D., el médico oficial de la FDA responsable de revisar la aplicación del nuevo medicamento Depo-Provera. Esto debe estar abundantemente claro.

Agrega que si el tiempo entre las inyecciones es mayor de 14 semanas, el médico debería asegurarse que la mujer no está embarazada antes de darle la siguiente inyección.

Para empezar

Una mujer debe recibir la primera inyección de Depo-Provera a los cinco días después del comienzo del periodo menstrual. El medicamento es efectivo de inmediato, por lo que no se requiere de ningún otro método anticonceptivo.

Sin embargo, debido a que Depo-Provera no es un anticonceptivo de barrera, no ofrece protección contra las enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, herpes, clamidia y gonorrea. Para una óptima protección de la enfermedad y del embarazo, las parejas podrían escoger el uso de Depo-Provera y un condón.

Una mujer que acaba de tener un bebé y quiere esperar antes de tener otro debe ponerse la inyección dentro de los cinco días después del nacimiento de su hijo si es que no está amamantando, y seis semanas después de que el bebé nació, si lo está haciendo.

Aunque numerosos estudios hechos por la World Health Organization han mostrado que Depo-Provera no tiene ningún efecto contraproducente en la producción de leche materna o en su composición o en la salud del bebé lactante, es mejor no exponer al recién nacido al medicamento en las primeras seis semanas, de acuerdo con Philip Corfman, M.D., oficial de supervisión médica en la división de metabolismo y productos fármacos de endocrina en la FDA. El dice que es sólo por precaución.

Si una mujer decide que al final de los tres meses quiere embarazarse, simplemente no se aplica la siguiente inyección. Pero, debido a que la duración del tiempo entre la última inyección y el posible embarazo varía de manera amplia, cualquier mujer que esté empezando con Depo-Provera debería asegurarse que no quiere embarazarse en los próximos dos años, menciona Susan Wysocki, directora ejecutiva de National Association of Nurse Practitioners in Reproductive Health.

De acuerdo con la etiqueta aprobada por el médico, el tiempo promedio para la concepción en aquellas que conciben es en 10 meses después de la última inyección con una rango de 31 meses. Debido a que Depo-Provera no se acumula en el cuerpo, el regreso a la fertilidad es independiente del número de inyecciones que se recibieron pero puede ser afectada por la edad o el peso de la mujer.

Una mujer no debería de tomar Depo-Provera si tiene una enfermedad grave del hígado, inexplicable sangrado vaginal, cáncer de mama o coágulos de sangre en los pulmones, piernas u ojos.

Tampoco debe tenerle miedo a las inyecciones, menciona Wysocki.

Efectos secundarios

Cambio en el ciclo menstrual es el efecto secundario más común de Depo-Provera. Al principio podría haber sangrado irregular o leve pero por lo general disminuye y finalmente desaparece después de varias inyecciones. Después de un año con Depo-Provera, la menstruación se detendrá por completo en aproximadamente la mitad de las mujeres.

La menstruación normal por lo general regresa en los pocos meses una vez que las inyecciones pararon.

Las mujeres que continúan menstruando mientras están tomando Depo-Provera pueden presentar una reducción en el flujo sanguíneo, lo que reduce el riesgo de anemia. También podría haber una disminución en los calambres menstruales y el dolor, además del dolor ovulatorio.

Schroder, que tuvo síntomas premenstruales muy dolorosos antes de empezar con Depo-Provera, dice que considera como benéficos estos efectos secundarios.

Después de los cambios menstruales, el efecto secundario más común es el aumento de peso. No está claro si el aumento de peso se debe a la retención de agua o al efecto metabólico que incrementa el apetito y la grasa corporal, comenta David Grimes, MD, un profesor del departamento de obstetricia y ginecología en la University of Southern California School of Medicine. Pero es real y las mujeres lo deberían de saber.

Además algunas pacientes podrían experimentar dolor de cabeza, nerviosismo, dolor abdominal, mareo, debilidad o fatiga.

La preocupación del cáncer de mama

La posibilidad de una relación entre Depo-Provera y el cáncer de mama se consideró a principios de la década de 1970, después de que el cáncer de mama fuera encontrado en los beagles tratados con una dosis de Depo-Provera por más de tres años equivalente a 25 veces las dosis de un ser humano. Sin embargo, esos estudios finalmente fueron descartados en octubre de 1981 en la reunión de la World Health Organization. (WHO). Los expertos en esa reunión concluyeron y la FDA después estuvo de acuerdo, que los beagles no fueron el animal apropiado para determinar los efectos potenciales que Depo-Provera haría en las mujeres.

Diez años después, WHO presentó los resultados de un estudio de más de 11,000 mujeres que utilizaron Dep-Provera principalmente en Thailandia y Nueva Zelanda. (El medicamento ha sido aprobado para la anti concepción en alrededor de 90 países) Basado en un estudio, publicado en octubre 5 de 1991, publicado por The Lancet , la WHO concluyó que, sobretodo, las mujeres que toman Depo- Provera no están en riesgo del desarrollar cáncer de mama. Además el riesgo de cáncer de mama no incrementa con el tiempo en que la mujer permanezca con este anticonceptivo inyectable.

El estudio realmente encontró un ligero incremento en el riesgo de desarrollar cáncer de mama durante los primeros cuatro años de su uso. En primer lugar en las mujeres menores de 35 años de edad. Sin embargo, ese incremento es estadísticamente poco convincente y comparable al riesgo asociado con los anticonceptivos orales, de acuerdo con los investigadores.

Pero la National Women's Health Network está en desacuerdo con la conclusión de los investigadores. En la declaración presentada a la FDA's Fertility and Maternal Health Drugs Advisory Committee el pasado junio, Cindy Pearson, una representante de National Women's Health Network, dijo que los estudios de WHO fueron conducidos en países con índices de cáncer de mama menores a la mitad de los Estados Unidos por lo tanto no puede ser aplicado con exactitud a las mujeres en este país.

Agrega que comparar el riesgo de cáncer mama asociados a los anticonceptivos orales también es erróneo. Esta información inquietante está saliendo de grupos muchos más pequeños de mujeres que tomaban anticonceptivos orales. Solamente tres estudios epidemiológicos se han hecho a Depo-Provera y al cáncer de mama y los tres están en alerta roja.

Sin embargo, para el Dr. Grimes, el incremento en el riesgo en las mujeres jóvenes no es una relación con Depo-Provera. En lugar de eso, se sugiere que las mujeres que empiezan a tomar Depo- Provera podrían venir para la revisión de su salud y habérseles detectado tumores preexistentes.

Debería notarse, dice FDA's Bennett, que más información del riesgo de cáncer de mama está disponible ahora para Depo-Provera que se ha requerido para que cualquier otro medicamento se comercialice.

También los resultados del estudio WHO indicaron que el uso de Depo-Provera no incrementa del todo el riesgo de cáncer en el hígado, ovarios, endometrio o cervix.

¿Riesgo de Osteoporosis?

Un estudio hecho por Tim Cundy y sus colegas, publicado en julio 6 de 1991 publicado por el British Medical Journal encontró que la densidad de los huesos en 30 mujeres que han estado utilizando Depo-Provera por los últimos cinco años fue menos de la densidad de otras mujeres de una edad similar. Cundy recomienda que las mujeres con más de un factor de riesgo de la osteoporosis (historial familiar, por debajo del peso normal, fumar cigarro, de origen europeo o asiático) deberían tener cantidades de densidad de minerales en los huesos asumidas si están considerando el uso de Depo-Provera en una base continua y aquellas en el tercio abajo del índice normal se les aconseja considerar otros métodos anticonceptivos.

Mientras la FDA's Corfman está de acuerdo que una mujer que considere el uso de Depo-Provera necesita hablar con su médico acerca de la posibilidad del adelgazamiento de los huesos. El también dice que (el riesgo de) osteoporosis es sólo una parte del cálculo. Hay otras cuestiones involucradas.

La FDA requiere que la Upjohn conduzca la investigación adicional en los efectos de Depo-Provera en la densidad de los huesos.

Los mejores candidatos

Dice Grimes que [Depo-Provera] ha sido una bendición caída del cielo para las mujeres que no habían podido o no estaban dispuestas a utilizar otros métodos.

Los planes de Becky Schroder de tener un bebé en los próximos dos o tres años la hizo no optar por Norplant. Dice que aunque el implante puede quitarse en cualquier momento, no es efectivo si lo quitan antes.

Pero a Pearson, de la National Women's Health Network, le preocupa que el Depo-Provera sea forzoso para las mujeres pobres. Ella le dijo a FDA's advisory committee que el movimiento de la salud de la mujer ya ha documentado muchos casos de coacción incluso mientras Depo-Provera no sea aprobado como anticonceptivo.

Wysocki reconoce la preocupación de Pearson. Esta preocupación proviene de algunas cosas muy reales que sucedieron en la década de 1960, particularmente con la esterilización, pero no hay razón para creer que porque la tecnología está disponible hay que abusar de ella. El problema por sí mismo debería de ser atacado, no el medicamento.

Wysocki agrega que el Depo-Provera es seguro, un método de anti concepción de bajo costo que requiere poca atención. Dice que ningún método de anti concepción es perfecto para todas las mujeres en todo momento durante los años reproductivos. Sin embargo, se encontrarán opciones adicionales que incrementan la probabilidad que un método de anti concepción se adecue a la necesidad de cada mujer.

Este artículo fue publicado originalmente por el Consumer Information Center, of the U.S. General Services Administration.

Dori Stehlin es una miembro del grupo de Consumidores FDA Consumer.



Último revisado Febrero del 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!