Facebook Pixel

Evitando la Enfermedad de Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Evitando la Enfermedad de Alzheimer

Image for alzheimers Algunas personas retienen sus facultades mentales hasta una edad avanzada. Otras gradualmente pierden su habilidad de recordar y concentrarse conforme envejecen. ¿Por qué la diferencia?

Aunque los científicos aún no comprenden por completo por qué algunas personas son más susceptibles a trastornos degenerativos cerebrales como la enfermedad de Alzheimer (AD por sus siglas en inglés), tenemos alguna información preliminar. El riesgo de desarrollar nudos neurofibrilares y placas cerebrales características de la AD parece surgir con el envejecimiento, los factores hereditarios, ser del género femenino y con padecimientos crónicos como una enfermedad cardiovascular. Una larga cadena de eventos que implica inflamación y moléculas altamente cargadas llamadas radicales libres podría también jugar un papel muy importante en el daño cerebral.

Debido a una combinación de factores, más de cuatro millones de personas en los Estados Unidos tienen AD. Y el número está aumentando rápidamente; para el 2030, se calcula que nueve millones de estadounidenses serán afectados por esta forma más común de demencia .

Afortunadamente, existe buena evidencia de que usted puede ayudar a prevenir o postponer el desarrollo de AD.

Aprendizaje de por vida

Hemos sabido durante mucho tiempo que la AD ocurre menos comúnmente en personas bien educadas. Estudios que se están realizando en la actualidad sugieren que la estimulación mental regular - a través del trabajo, la educación contínua, lectura extensa, practicar juegos que desafíen la mente o aprender un nuevo idioma o instrumento musical - puede ayudar a que sus habilidades mentales se sintonicen.

¿Esto cómo ayuda?

Estudios en animales muestran que las actividades de estimulación mental provocan que las neuronas produzcan mayor número de conexiones que ayudan a comunicarse con las neuronas adjuntas. Y los científicos han descubierto que, incluso a edad avanzada, algunas áreas del cerebro pueden de hecho crear células nuevas en respuesta a la estimulación.

Actividades Variadas

Participar en interesantes actividades de placer o sociales podría disminuir sus riesgos de AD. En un estudio en Neurología , científicos le preguntaron a 1,800 personas mayores a 64 años de edad qué hacían en sus ratos libres. Los investigadores encontraron que aquellos que se relacionaron en la mayor cantidad de actividades de placer; incluyendo pasatiempos, salir a excursiones, visitar a familiares o amigos, ofrecer ayuda de voluntario o unirse a grupos en eventos sociales, tuvieron menores riesgos de deficiencia mental al final del estudio de 7 años.

Ejercicio Físico

Mantenerse físicamente activo ayuda a mantener sus habilidades cognoscitivas en buen estado. El ejercicio mejora la habilidad mental y el estar alerta, tal vez al mejorar el flujo sanguíneo al cerebro. Esto también reduce los factores de riesgo de AD como la presión arterial alta y endurecimiento de las arterias .

En un estudio de ocho años de duración sobre ejercicio entre 6,000 mujeres, los investigadores encontraron empeoramiento de las habilidades mentales en 24% de aquellas que caminaban media milla cada semana. Pero las mujeres que caminaron hasta - un promedio de 18 millas a la semana - sólo 17% mostraron señales de deficiencia mental.

Reducción del Estrés

Los niveles excesivos de la hormona del estrés llamada cortisol pueden dañar el hipocampo, un área del cerebro que se encoge con la AD. Usted puede reducir el estrés con técnicas como la meditación, el yoga y ejercicios de relajación y respiración. Conseguir el cuidado médico que necesita para el estrés crónico, el insomnio , depresión u otros problemas emocionales también podrían prevenir la AD.

Buena Nutrición

Una alimentación alta en grasas y obesidad son factores que incrementan sus riesgos de padecer AD. Muchos nutrientes que podrían ofrecerle protección incluyen:

  • complejos vitamínicos-B; folatos especiales, B6 y B12, encontrados en multivitamínicos o vegetales de hojas verdes, ayudan a reducir los niveles de una sustancia relacionada con la AD llamada homocisteina
  • Las grasas monoinsaturados como el aceite de oliva
  • Ácidos grasos omega-3 en pescados y semillas de linaza
  • Vitaminas C y E antioxidantes en frutas, verduras y granos enteros

Previniendo el Daño Cerebral

Estudios sugieren que las lesiones en la cabeza aceleran la aparición de la AD. Proteja su cabeza utilizando cinturones de seguridad, cascos para bicicleta y ropa brillante o reflectora. También evite el tabaco y el exceso de alcohol ya que estas sustancias pueden afectar su memoria. Investigaciones preliminares sugieren que beber con moderación podría ser productivo (no más de dos bebidas al día para los hombres o una para las mujeres).

Otros Medicamentos

Una dosis baja y diaria de aspirina podría probar ser benéfica en la prevención de la AD, pero platique con su médico sobre los efectos secundarios. Para las personas con alto nivel de colesterol , los medicamentos con estatinas podrían proporcionar algo de protección contra la AD.

Controlando los Padecimientos Crónicos

No ignore los problemas de la vista o de audición. Utilizar lentes o instrumentos auditivos podrían ayudar a prevenir la AD al mejorar su interacción con el mundo. Asimismo, el tratamiento de trastornos médicos como enfermedad cardíaca, diabetes y presión arterial alta o colesterol reduce las probabilidades de que dañen su mente.

Sobre todo, la mejor evidencia que he visto que indica la manera de evitar la AD es mantener los padecimientos crónicos bajo control y mantenerse activo física, social y mentalmente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN

Alzheimer's Association
http://www.alz.org/

Alzheimer's Disease Education and Referral Center
http://www.alzheimers.org/

Fuentes:

Alzheimer disease. Journal of the American Medical Association . 2001;286(17):2194.

Exercise and cognitive decline. Archives of Internal Medicine . 2001;161:1703 - 1708.

Influence of leisure activity on the incidence of Alzheimer's disease. Neurology . 2001;57:2236 - 2242.



Último revisado Junio 2004 por Judy Logan, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!