Facebook Pixel

Las Condiciones Que Tambien Pueden Presentar los Hombres

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Las Condiciones Que También Pueden Presentar los Hombres

Seymor de 70 años, notó una mancha de algo que parecía ser sangre en su pijama tres años atrás y pensó que se había cortado a sí mismo. Pero él no estaba cortado. Su médico examinó la secreción y le dijo a este hombre de Nueva Jersey que tenía cáncer de seno.

Dan, también de 70 años, un ingeniero retirado en Michigan, tres años atrás estaba eliminando malas hierbas. Sin una razón aparente, se fracturó dos vertebras. Los médicos le dijeron que sus huesos se estaban desgastando. El tiene osteoporosis.

Como un adolescente, Gary estaba obsesionado por tener un cuerpo formado y "atlético." Este residente de Wisconsin estaba rechazando la comida y haciendo ejercicio excesivamente. Algunas veces él hacía sentadillas y flexiones tres horas antes de ir a la escuela. Comía poco y su peso se encogió de la 160 a las poco saludables 104 libras. Luego de un periodo de seis años, él ha estado hospitalizado cuatro veces. Ahora, a los 26 años, Gary dice estar "completamente recuperado" de su desorden alimenticio.

¿Qué es lo que estos hombres tienen en común? Todos ellos han sufrido de enfermedades que, típicamente se consideraban "enfermedades de la mujer". El cáncer de seno, la osteoporosis y los desórdenes alimenticios también pueden presentarse en los hombres, aunque su prevalencia es mucho mayor en la población femenina. Como resultado, muchos hombres, no advertidos de que las enfermedades pueden afectar a ambos sexos, pueden equivocarse al reconocer los síntomas. O también, los médicos y las familias con frecuencia no sospechan de estas enfermedades. Esto pueden retrasar la terapia y hacer que los desórdenes sean difíciles de tratar.

Los expertos médicos dicen que los hombres pueden ser muy tímidos para buscar tratamiento médico de sus desórdenes y pueden pensar que esto es poco masculino. En los grupos de apoyo, los hombres usan términos como "muy asustado" para describir sus sensaciones iniciales acerca de sus enfermedades. Otros expresan frustración en cuanto a la dificultad de encontrar información y terapia.

Osteoporosis

Arriba en la lista de tales condiciones está la osteoporosis. Aunque las mujeres son cuatro veces más propensas a adquirirla, cerca de dos a cinco millones de hombres en este país tiene osteoporosis, de acuerdo al National Osteoporosis Foundation. Un desorden en el cual los huesos llega a debilitarse, en algunos casos la osteoporosis es llamada la "enfermedad silenciosa" debido a que no presenta síntomas. Esta se manifiesta con frecuencia en fracturas de la cadera, muñeca, columna y otros huesos. Entre ambos sexos, esta es responsable de 1.5 millones de fracturas al año. Los científicos están todavía juntando las piezas para saber como se desarrolla la osteoporosis, pero es bien conocido que un factor clave es una deficiencia en el mineral calcio.

Alrededor del 99% del calcio del cuerpo se almacena en los huesos y en los dientes. El hueso es continuamente desintegrado y reconstruido. Si la cantidad de calcio que se absorbe es igual a la cantidad perdida, hay un estado de estabilidad. Cuando la ingesta alimenticia de calcio no puede satisfacer las necesidades del cuerpo, éste arrastra el mineral de los huesos para permitir un constante provisión en el flujo sanguíneo. A fin de cuentas, el proceso de desintegración puede exceder los depósitos, causando una posible reducción en la masa y la densidad del hueso.

La osteoporosis ha sido vista menos en los hombres que en las mujeres por varias razones. Los hombres generalmente tiene una masa ósea mayor que las mujeres, la pérdida de hueso empieza más tarde y sus avances se dan más lentamente. Pero los hombres tienen una caída hormonal de testosterona semejante a la reducción de estrógeno en las mujeres después de la menopausia. La testosterona puede disminuir como resultado del hipogonadismo, una condición marcada por una disminución de las funciones de los testículos. Los niveles de testosterona también pueden disminuir de manera natural como resultado del envejecimiento.

La pérdida de la hormona masculina acelera la pérdida de hueso. Las mujeres encuentran alivio de la osteoporosis con terapia de estrógeno y los hombres que han bajado su nivel de testosterona pueden responder a las inyecciones de testosterona. Pero los éxitos con la terapia de hormonas provienen con más frecuencia de hombres más jóvenes en etapas tempranas de la condición.

La FDA ha aprobado el Alendronato (Fosamax®), un medicamento bifosfonato que puede evitar o hacer más lento el debilitamiento de los huesos, como un tratamiento para la osteoporosis en los hombres. Otras terapias han sido aprobadas para ser usadas en mujeres y pueden funcionar en los hombres, pero éstas necesitan más estudio. Uno de tales medicamentos es la Calcitonina (Miacalcin, Calcimar), que ha mostrado hacer más lenta la desintegración del hueso y ha reducido el dolor asociado con fracturas atribuidas a la osteoporosis. Algunos médicos prescriben este medicamento para los hombres si estos sienten que puede ser benéfico. Actualmente, se encuentran bajo estudio como tratamiento para la osteoporosis el fluoruro de sodio, el cual, algunos investigadores creen que puede ayudar a incrementar la masa de los huesos; la vitamina D, la cual ayuda a la absorción de calcio por el cuerpo; la hormona paratiroide; y la versión de spray nasal de la Calcitonina.

Los factores en su estilo de vida que pueden elevar el riesgo para la osteoporosis incluyen el humo del cigarro, el consumo de alcohol mayor a dos vasos al día y un estilo de vida sedentario. Otros factores que pueden incrementar el riesgo es el uso a largo plazo de ciertos medicamentos tales como lo esteroides y los antiácidos basados en el aluminio. También, incrementándose con la edad, los bajos niveles de testosterona no diagnosticados y la enfermedad crónica pulmonar o de los riñones puede incrementar su riesgo.

Aunque la osteoporosis no puede ser curada, se puede hacer que vaya más lenta y se pueden tomar pasos para prevenirla. La National Osteoporosis Foundation sugiere estas medidas preventivas:

  • Coma una dieta balanceada con una adecuada cantidad de calcio y vitamina D.
  • Haga ejercicio regularmente, especialmente actividades en las que se levanten pesas.
  • No fume.
  • Si toma alcohol, hágalo con moderación.

Cáncer de Seno

Al principio asociado con las mujeres, el cáncer de seno también puede presentarse en los hombres, aunque raramente. De acuerdo con la American Cancer Society (ACS por sus siglas en inglés), los hombre forman 1,500 de los aproximadamente 200,000 nuevos casos de cáncer de seno en el 2002.

Típicamente, los hombres no realizan autoexámenes de seno para detectar tumores y los médicos, ordinariamente no examinan a los hombres para detectar cáncer de seno durante las pruebas físicas. A diferencia de las mujeres, los hombres no van a mamogramas rutinarios. Consecuentemente, un tumor puede presentarse y pasar desapercibido.

Como con el cáncer de seno en las mujeres, los síntomas incluyen la presencia de un bulto en el pecho que generalmente es firme y no causa dolor. El pezón puede tener anormalidades tales como la retracción, agrietamiento o secreciones. Los pacientes frecuentemente son mayores de 60 años.

De acuerdo con la ACS, los factores de riesgo para el cáncer de seno masculino incluyen:

  • La edad: 65 años es el promedio de diagnóstico para hombres con cáncer de seno
  • Antecedentes familiares de cáncer de seno: Alrededor de 1 de cada 5 hombres con cáncer de seno tiene un familiar cercano con la enfermedad
  • Exposición previa a radiaciones en el pecho: Generalmente de un tratamiento de otro tipo de cáncer
  • Enfermedad del hígado: Puede causar un incremento en los niveles de estrógeno y la ginecomástia
  • Ginecomastia o agrandamiento del seno masculino
  • Hiperestrogenismo, tratamiento con estrógenos (por ejemplo, para el cáncer de próstata) o secreciones anormales de la hormona estrógeno.
  • Síndrome de Klinefelter, un desorden masculino caracterizado por la reducción o ausencia de la producción de esperma, testículos pequeños y agrandamiento de pechos.

Aunque los profesionales médicos no recomiendan los exámenes de detección para la población general masculina, los médicos pueden recomendar a los hombres con ginecomastia realizarse autoexámenes de seno de forma periódica.

Como en las mujeres, el enfoque del tratamiento está dirigido a la etapa, extensión y diagnóstico de la enfermedad. Debido a que hay tan pocos casos de cáncer de seno en los hombres, los datos sobre la efectividad del tratamiento dependen de los ensayos clínicos en mujeres. Si el cáncer es detectado en una fase temprana antes de ser diseminado a los tejidos de alrededor y a los nódulos linfáticos, la extracción del seno y de los nódulos linfáticos con frecuencia es todo lo que se requiere. Para los cánceres mayores de media pulgada o cuando los nódulos linfáticos están involucrados, se recomienda alguna terapia adicional (terapia coadyuvante). Dependiendo del tipo de células en el tumor y de la salud general de la persona, las hormonas, radiación o la quimioterapia pueden ser usadas. En los fases avanzadas, el cáncer de seno puede ser tratado con terapias coadyuvantes múltiples. Si el cáncer de seno se ha diseminado a otros órganos, un régimen de hormonas o quimioterapia es adaptado para cada paciente. Una vez que la terapia hormonal o la quimioterapia ya no son efectivas, todavía hay opciones así como la inmunoterapia y otros tratamientos que alivian los síntomas.

Las posibles complicaciones luego de la cirugía o la radiación incluyen una reducción en la función del hombro, retención de líquidos en el brazo y dolor y rigidez en el área operada o irradiada. La ACS enfatiza que además de concentrarse en las consecuencias físicas de la terapia de cáncer de seno, "la atención debe ser enfocada a los efectos psicológicos posteriores."

Los pacientes también necesitan seguir con un monitoreo - incluyendo exámenes regulares, química sanguínea, estudios de imagen (tales como la imagen de resonancia magnética) y exploración de huesos - para descubrir rápidamente algún tumor recurrente.

Desórdenes Alimenticios

Aunque muchas personas asocian los trastornos alimenticios con las mujeres, estas enfermedades también se pueden presentar en los hombres. En un desorden, la anorexia nerviosa, la persona limita su consumo de alimentos al punto de la desnutrición. En otra, la bulimia nerviosa, los que la padecen alternan entre comer grandes cantidades de comida y obligar al cuerpo a deshacerse de ella ya sea vomitando o usando laxantes. Alrededor de la mitad de las personas que padecen anorexia también presentan síntomas de bulimia.

De acuerdo con el National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders (ANAD por sus siglas en inglés), los hombres forman cerca de 1 millón de los 8 millones de estadounidenses con desórdenes alimenticios.

Los profesionales médicos dicen que la mayoría de los desórdenes con frecuencia aparecen en los años de la adolescencia, pero en casos raros, los hombres tan grandes como de 60 años y los niños tan jóvenes como de 8 años pueden ser afectados. En ambos sexos, la enfermedad puede llevar a complicaciones médicas y psicológicas de por vida. Un estimado del 6% de los casos conducen a la muerte. A la mayoría de las personas les resulta difícil detener el comportamiento sin ayuda profesional. Aunque muchos hombres a fin de cuentas buscan ayuda, muchos continúan sin tratarse el desorden, con frecuencia por años y algunas veces una década o más.

El diagnóstico es complicado debido a la resistencia de algunos hombres a ayuda médica para desórdenes que todavía son principalmente de las mujeres. A muchos hombres les avergüenza tener una enfermedad de este tipo y es por eso que sufren en silencio.

Otro problema es que un gran número de médicos no está entrenado para identificar o tratar los desórdenes alimenticios masculinos, especialmente la anorexia. Con frecuencia, las familias también fallan al ver los síntomas de la enfermedad. Entonces, la enfermedad progresa a fases más avanzadas y puede ser más difícil de tratar.

A diferencia de muchas mujeres que adquieren desórdenes alimenticios debido a que se "sienten" gordas, con frecuencia los hombres son médicamente obesos en algún punto de la enfermedad y se sienten presionados para ser delgados. Algunas actividades atléticas que inducen su lucha por ser delgados impulsan no sólo su desorden alimenticio sino también el ejercicio compulsivo. Los hombres también pueden adoptar comportamientos de la enfermedad en donde sienten que se burlan de ellos o son criticados acerca de ser gordos en fases de desarrollo criticas, tales como la pubertad.

El tratamiento puede ser muy efectivo, de acuerdo con el doctor Arnold Andersen, un experto en desórdenes alimenticios en hombres. Andersen escribió un libro con el tema de los desórdenes alimenticios en el cual describe un régimen de tratamiento hospitalario para pacientes internos y pacientes externos, dependiendo de la severidad de la enfermedad. En su libro, él proporciona información acerca de cómo tratar condiciones como la anemia y la depresión, aconseja sobre hábitos alimenticios apropiados y algo de psicoterapia, lo cual ayuda a los hombres a entender por qué tienen la enfermedad.

La opción de los hombres durante su recuperación son los grupos de apoyo, pero los hombres algunas veces no están dispuestos a participar en las sesiones de los grupos de apoyo debido a que estos grupos son en su mayoría de mujeres. Otra opción son los antidepresivos. Uno de tales medicamentos, el Prozac (hidroclorido fluoxetine), es un medicamento aprobado por la FDA para el tratamiento de la bulimia. Otros antidepresivos también están siendo estudiados. Uno, el Wellbutrin (bupropion), ha mostrado inducir a ataques tanto en los pacientes con bulimia como con los de anorexia y es por eso que debe ser evitado en estas personas. Los médicos algunas veces prescriben los medicamentos tricíclicos - una clase que incluye el Elavil (amitriptiline), Tofranil (imipramine) y el Norpramin (desipramine). La FDA ha aprobado los tricíclicos para otros usos pero no específicamente para los desórdenes alimenticios. Sin embargo, los médicos pueden prescribir medicamentos aprobados para usos "fuera de etiqueta" si, a su juicio, el paciente puede ser beneficiado.

Los pacientes también pueden pasar por lo que Andersen llama "rehabilitación nutricional," la cual permite volver a tener el deseado peso corporal. El tratamiento es seguido de un monitoreo de semanas, meses e incluso años para asegurar una recuperación completa.

Los hombres en grupos de apoyo para los desórdenes alimenticios, así como los de cáncer de seno y osteoporosis dicen que el público gradualmente está más advertido que estos desórdenes pueden presentarse también en los hombres. Ellos también dicen que hay un largo trecho que andar. Algunos piensan que lo médicos deben estar ilustrados sobre esto. Otros lamentan la falta de investigación. Pero la mayoría parece estar de acuerdo que los hombres deben ser educados acerca de los desórdenes y de cómo detectarlos.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders
http://www.altrue.net/site/anadweb/

National Osteoporosis Foundation
http://www.nof.org/

The Cancer Information Service, National Cancer Institute
http://cis.nci.nih.gov /

FDA Consumer. Food and Drug Administration (FDA). July-August 1995, v.29, no. 6.



Último revisado Febrero del 2003 por Rhonda Kaufman, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!