Facebook Pixel

Suplementos antioxidantes: ?valen la pena?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Suplementos antioxidantes: ¿valen la pena?

Lo que está pasando en el mercado no parece estar reflejando lo que está pasando en el laboratorio.

En el mercado, los estadounidenses están gastando ahora cerca de $2 billones al año en suplementos de vitaminas C, E y betacarotenos, comúnmente referidos como nutrientes antioxidantes. La vitamina E se ha convertido en el tercer suplemento más popular después de los multivitamínicos y el calcio, de acuerdo a Laurie Demeritt, una vocera del The Hartman Group, una compañía de investigación del mercado del consumidor en Bellevue, Washington en productos de bienestar. Los consumidores están gastando $1 billón al año en vitamina E sola, dice.

Pero en el laboratorio, los resultados de los estudios científicos sobre la capacidad de los nutrientes antioxidantes para rechazar la enfermedad están siendo menos que impresionantes. Al inicio este año, el estudio más controlado en la vitamina E hasta la fecha no mostró reducción alguna en los ataques al corazón, apoplejías o muertes por enfermedad de corazón entre la gente que tomó 400 Unidades Internacionales por un promedio de casi cinco años. Los hallazgos corroboraron los resultados de un estudio italiano publicado sólo meses antes, en el que miles de personas que tomaron E por un promedio de tres a cuatro años tampoco ganaron alejarse de la enfermedad del corazón.

Al final del año anterior, los investigadores trabajando en Harvard's Women's Health Study reportaron que casi 20,000 mujeres que tomaron 50 miligramos de betacarotenos cada día no estaban más protegidas de contraer cáncer o enfermedad de corazón que las mujeres que tomaron un placebo o pastilla ficticia. Los resultados fueron similares a los del Harvard's Physicians'Health Study, en el que el betacaroteno fracasó al no otorgar beneficio en los 22,000 hombres que habían tomado la sustancia por 12 años.

La investigación temprana produjo expectativas incrementadas

¿Qué está ocurriendo aquí? Los resultados de los estudios recientes son "no están cumpliendo con las expectativas" que los consumidores tienen de estos nutrientes, dice Paul Thomas, EdP, editor del The Daily Supplement , un boletín en Maryland promocionó principalmente a los médicos que guiaran en su consejo a los pacientes sobre el uso del suplemento. Las cosas "parecen menos prometedoras que lo que hacían hace una década," comenta. "La gran burbuja de la esperanza de los antioxidantes, si no ha reventado, al menos ha sido pinchada."

Hace una década, los estudios observaban lo que gente comía encontrando que aquellos que cuyas dietas contenían alimentos altos en antioxidantes estaban menos propensos a terminar con enfermedades crónicas, incluyendo enfermedad del corazón y cáncer. La investigación básica de probeta también reforzó el caso para los antioxidantes. Pero, comenta Regina Zieger, PhD, una epidemióloga nutricional en el National Cancer Institute, hay la idea de que debido a algo "ocurre en la probeta, por lo tanto debe ser cierto en los humanos. No es de esa forma."

"Una de las razones de que estos [antioxidantes] fueran vendidos con exageración," añade, fue que la teoría que debido a que algo reduce la oxidación, disminuye el riesgo de cáncer. "Siempre he pensado que era un argumento demasiado simplista," dice. "No está del todo claro que todos los cánceres sean causados por daño de oxidación."

Suplementos betacarotenos: Probablemente no valen la pena

Ciertamente, el betacaroteno no ha golpeado cuando se trata sobre prevención de cáncer. No sólo algunos estudios han mostrado que es inútil en las altas dosis dadas en los suplementos, sino algunas investigaciones han mostrado aun que es dañino en ciertos grupos de personas. Un estudio en Finlandia encontró que los fumadores masculinos que tomaron betacaroteno por al menos cinco años fueron 18% más propensos que otros a tener cáncer pulmonar. En los Estados Unidos, un estudio indicó que los fumadores, antiguos fumadores y trabajadores expuestos a asbestos que tomaron suplementos betacarotenos fueron casi 30% más propensos que otros a terminar con cáncer pulmonar.

Hay "un poco de evidencia para tirar a los betacarotenos," dice Eric Rimm, ScD, un investigador de nutrición de Harvard. Añade Jeffrey Blumberg, PhD, un experto en antioxidantes en el Jean Mayer USDA Human Nutrition Research Center on Aging en la Universidad Tufts, ""ahora hay 40 estudios" sobre betacaroteno que no muestran "ningún efecto o efecto adverso," dependiendo del grupo de bajo estudio y de la enfermedad observada. "Le diría a la gente, 'No tome altas dosis de betacaroteno,'" que significa que no tome más "de lo que pueda obtener en la comida."

Vitamina C: Fácil de obtener de los alimentos

Para la vitamina C, Blumberg dice, "No creo que la última palabra esté dicha todavía." Pero, añade, no necesita un suplemento "si está obteniendo de 200 a 250 miligramos en su dieta." Es fácil de hacer, señala, mientras consuma al menos cinco porciones diarias de frutas y vegetales.

Su posición sobre la vitamina C viene, en parte, de la investigación dirigida por Mark Levine, MD, Jefe del Molecular and Clinical Nutrition Section of the National Institutes' of Health Digestive Diseases Branch. Lo que Levine encontró, al menos en hombres jóvenes saludables, es que con 200 miligramos de C al día, la sangre se vuelve cerca del 80% saturada con el nutriente y los tejidos se vuelven 100% saturados. Tomando mucho más de 200 miligramos diarios, dice Levine, es "como verter agua en una esponja ya remojada."

"Pienso que la vitamina C debe venir de la comida," añade llanamente. "Sabemos que hay un beneficio definido para la prevención de cáncer para la gente que come frutas y verduras," dice. "No tenemos buena evidencia.. de que haya beneficio de la vitamina C por sí misma."

Vitamina E: El jurado no está decidido

Para la vitamina E, la escena se ve más complicada -y los investigadores más divididos. Mientras los resultados de estudios recientes han sido prometedores, "no hay suficiente evidencia para desechar la hipótesis" de que podría alejar la enfermedad de corazón, dice Rimm de Harvard, quien fue el autor líder hace un par de años de la investigación epidemiológica que sugiere que los hombres que toman al menos 100 unidades de E diariamente por al menos dos años gana protección de ataques de corazón. La razón para sostener esta esperanza, él y otros creen, es que los estudios más recientes publicados sobre la vitamina E fueron en gente que ya tenía enfermedad de corazón. Comenta Rimm, "E previene la producción de pequeños grasos -el inicio de la enfermedad de corazón. Quizás tiene que tomarlo" mucho antes en la vida.

Blumberg de Tufts está de acuerdo. La gente en la última prueba sobre E "estaban ya realmente enfermos." Muchos habían tenido ya ataques y estaban tomando medicamentos fuertes. "Se está preguntando mucho de que una vitamina tenga beneficio significativo en gente realmente enferma cuando ya están recibiendo las terapias máximas que están disponibles," nota.

Señala, también que, "no sólo es enfermedad de corazón" para lo cual E podría mantener una promesa. "Aún tenemos este gran cuerpo de otros beneficios potenciales de salud [de E] que necesitan considerarse: Función inmune, prevención de cataratas, degeneración macular, Alzheimer." De hecho, la ingestión de antioxidantes en general, opina Blumberg, "Pienso que es aún una cosa razonable que la gente consciente de su salud debe hacer," mientras "vayan por niveles alimenticios de betacaroteno" -cinco a seis miligramos al día, o aproximadamente de 8,000 a 10,000 unidades Internacionales.

JoAnn Manson, MD, un investigador de Harvard sirviendo como investigador principal del Women's Antioxidant Cardiovascular Study, que está analizando que las vitaminas C, E y betacaroteno, no son tan optimistas. "Aunque la vitamina E permanece la más prometedora," dice, "los resultados recientes de la prueba han sido decepcionantes," y "creo que es prematuro hacer recomendaciones públicas de salud sobre el uso de los suplementos antioxidantes."

Para la vitamina E, ella cree que "el jurado no ha decidido" y que aún necesitamos los resultados de pruebas sobre gente saludable, que "debe completarse en los siguientes dos o tres años." Señala también que los investigadores necesitan observar las combinaciones de antioxidantes así como cada una aisladas, un paso que ella está tomando en su propio estudio. Pero, añade, el agrupamiento de antioxidantes "probablemente no terminará en su mayor importancia como un medicamento milagro. Algo de lo que ha sido dicho sobre las vitaminas antioxidantes probablemente no será apoyado."

Estilo de vida aún importante

Pero sin importar los hallazgos de estudios futuros, alerta, "es importante que los suplementos no sean inferidos como por tomar el lugar en las modificaciones de estilo de vida. Hay un daño que la gente pensará que tan sólo tomar una pastilla puede reemplazar los más difíciles [cambios de hábitos], y que pueden ser perjudiciales. Los antioxidantes nunca serán un sustituto para la vida básica y saludable," dice. "Siempre va a ser enormemente importante dejar de fumar y comer una dieta saludable y controlar la presión arterial y el colesterol y apegarse al ejercicio regular." Esos cambios, dice, "están probados y ciertos y han sido documentados como benéficos."



Último revisado Marzo 2000 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!