Facebook Pixel

Alcohol y Cancer de Mama

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Alcohol y Cáncer de Mama

image for breast cancer and alcohol Gracias a décadas de investigación médica, los consumidores de hoy en día están armados con más información que nunca sobre cómo llevar vidas sanas en un esfuerzo por prevenir enfermedades. Los factores de estilo de vida, tales como la dieta, el ejercicio y el fumar, con frecuencia son estudiados por sus efectos sobre el riesgo de enfermedad. Otro factor de estilo de vida - el consumo de alcohol - también puede influenciar el riesgo de enfermedad y cuando se trata del riesgo de cáncer de mama, la investigación más reciente está mostrando que el consumir alcohol puede aumentar ese riesgo.

Factores de Riesgo en General

Beber alcohol es uno de los tantos factores de riesgo para el cáncer de mama . Es importante señalar que una mujer que tiene uno o más factores de riesgo para el cáncer de mama no necesariamente contraerá la enfermedad. Si en efecto, la contrae, no significa que esos factores de riesgo particulares realmente provocaran su cáncer.

Algunos de los factores de riesgo para el cáncer de mama incluyen los siguientes:

  • Edad (más de 50 años)
  • Genética
  • Antecedentes de cáncer de mama
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama
  • Edad prematura de menstruación (antes de los 12 años)
  • Edad tardía de menopausia (después de 50 años)
  • Obesidad y dietas altas en grasa
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Alcohol

Resultados de Investigación

Debido a resultados relativamente recientes, la American Cancer Society está recomendando que las mujeres en riesgo de tener cáncer de mama limiten su consumo de alcohol.

Investigadores de Inglaterra, que evaluaron datos de 53 estudios publicados anteriormente sobre el alcohol y el cáncer de mama, llevaron a cabo uno de los estudios más recientes. La reseña incluyó datos de más de 153,000 mujeres y encontró un ligero aumento en el riesgo relativo (6%) de cáncer de mama en mujeres que bebían un trago al día comparadas con mujeres que no bebían. El alto consumo de alcohol se traduce en un aumento de riesgo.

Los resultados de otro estudio, el American Cancer Society Cancer Prevention Study, también encontraron una asociación entre el consumo de alcohol y un aumento de riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas. Los investigadores descubrieron que beber un promedio de una bebida al día o menos estaba asociado con un aumento del 30% en el riesgo de morir por cáncer de mama comparado con la abstención de alcohol. No se encontró un aumento de riesgo en mujeres posmenopáusicas o en mujeres próximas a llegar a la menopausia.

Minimizando los riesgos - y Manteniendo una Perspectiva Sana

No existen pautas firmes y rápidas con respecto al consumo de alcohol con relación al cáncer de mama. Eso se debe parcialmente a que se necesita más investigación. También se debe a que el perfil de riesgo de cáncer de mama es distinto para cada mujer y, por lo tanto, cada mujer debe considerar sus factores de riesgo junto con su doctor y decidir cuáles modificaciones de estilo de vida serían necesarias.

La investigación parece indicar que la bebida esporádica o "social" de menos de un trago al día no parece afectar mucho el riesgo de cáncer de mama. Beber moderadamente, que se define para las mujeres como una bebida al día podría, de acuerdo a cierta investigación, aumentar ligeramente el riesgo. Beber en exceso parece transmitir un mayor riesgo.

Si está preocupada sobre el alcohol y su riesgo de padecer cáncer de mama, consulte a su doctor y discuta cuáles podrían ser sus factores de riesgo individuales. Los investigadores señalan que es importante pesar las ventajas y desventajas del consumo de alcohol con respecto no sólo al cáncer de mama, sino también de otras enfermedades. Por ejemplo, cierta investigación indica que beber moderadamente podría estar asociado con una protección en contra de una enfermedad cardiovascular, mientras que por otra parte, el alcohol podría aumentar el riesgo de una enfermedad hepática y algunos tipos de cáncer bucal y de garganta. La estratificación de riesgos o determinar las prioridades en conductas sociales (tales como beber alcohol) es muy importante al tomar decisiones acerca de la salud. Por ejemplo, es más probable que una mujer posmenopáusica muera a causa de una enfermedad cardíaca que de cáncer de mama. Por lo tanto, si beber alcohol es cardioprotector, entonces tal vez es mejor para aumentar ligeramente el riesgo del proceso menos probable de cáncer de mama. Cada mujer tiene su propia cartera de riesgos y un médico debe ayudar al paciente a tomar las decisiones más adecuadas para mejorar tantos elementos de esa cartera como sean posibles. No es normal que todos los elementos sean mejorados por una sola conducta o un cambio médico.

Recuerde también que el consumo de alcohol es sólo uno de los tantos factores de estilo de vida que podrían influenciar la enfermedad. Llevar una dieta saludable , hacer ejercicio regularmente y no fumar - mientras que no todos están necesariamente relacionados con el riesgo de cáncer de mama - son importantes para la salud total y el bienestar.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
http://www.cancer.org

National Cancer Institute
http://www.nci.nih.gov

Fuentes:

Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer. Alcohol, tobacco and breast cancer: collaborative reanalysis of individual data from 53 epidemiological studies, including 58,515 women with breast cancer and 95.067 women without the disease. Br J Cancer . 2002;87:1234-1245.

American Cancer Society

Singletary KW, Gapstur SM. Alcohol and breast cancer: review of epidemiologic and experimental evidence and potential mechanisms. JAMA . 2001;286:2143-2151.

Smith-Warner SA, Spiegelman D, Yaun S-S, et al. Alcohol and breast cancer in women: a pooled analysis of cohort studies. JAMA . 1998;279:535-540. Marzo 2003



Último revisado Marzo de 2003 por Jondavid Pollock, MD, PhD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!