Facebook Pixel

Alimentos y Estado de Ánimo: ?Existe una Conexion?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Alimentos y Estado de Ánimo: ¿Existe una Conexión?

HCA image for foods and moods

Si el comer ciertos alimentos afecta su estado de ánimo o existe una base psicológica para los antojos sigue siendo controversial. Algunos expertos creen que usted escoge alimentos en particular por una razón y que el comer esos alimentos puede cambiar la forma en la que se siente. Otros sostienen que los antojos simplemente son el deseo de sentirse bien y es sólo al llevar un estilo de vida saludable, y no al comer alimentos específicos que, en general, lo pondrán de mejor humor. He aquí lo que muestra la investigación más reciente:

¿Los alimentos que Come Pueden Afectar su Estado de Ánimo?

Está claro que los nutrientes que obtenemos a partir de los alimentos nos permiten . Pero debido a que es difícil cuantificar y medir los sentimientos y conductas de las personas en respuesta a nutrientes específicos, los investigadores no están seguros de los efectos que podrían tener diferentes nutrientes sobre nuestro cerebro.

Se piensa que los carbohidratos (como el pan y la pasta) y las proteínas que contienen el aminoácido triptófano (como la leche y el pavo) tienen un efecto tranquilizante debido a que estimulan la síntesis de serotonina, un neurotransmisor que está implicado en muchas funciones del cuerpo, incluyendo el sueño, el apetito, el aprendizaje, las secreciones hormonales y la actividad inmunológica. Pero, los expertos debaten, el efecto de esos alimentos es pequeño, principalmente en comparación con los potentes medicamentos que aumentan la función de serotonina en el cerebro. Lo que la ciencia sí indica es que una comida de carbohidratos en su forma más simple, tal como una papa hervida o un pedazo de pan, puede tener un efecto sedante leve sobre las personas.

Por otra parte, el aminoácido tirosina, de hecho podría alterar el estado de ánimo al mejorar el conocimiento y el desempeño. La tirosina se encuentra en alimentos ricos en proteína como los huevos, frijoles y nueces, así como en la carne, el pescado y los productos lácteos. Es un precursor de los neurotransmisores dopamina, norepinefrina y epinefrina (adrenalina) que afecta las células cerebrales al haciéndolo estar alerta y mantenerlo funcionando.

Es por eso que se siente somnoliento después de la cena de Día de Gracias o de otras comidas, debido a que consumir muchas calorías (de cualquier tipo) tiene un efecto hipnótico. Llega menos sangre al cerebro (y por lo tanto, menos oxígeno) mientras fluye más sangre hacia su estómago e intestinos (para ayudar con la digestión).

Y, ¿qué hay acerca de la grasa? Algunos expertos piensan que el comer grasa libera químicos parecidos a la morfina llamados endorfinas, que inducen un sentido de euforia. Sin embargo, el grado en que ocurre cualquier diferencia en comportamiento o conocimiento con diferentes tipos de grasa de su dieta sigue siendo un tema de debate.

Antojos: ¿Qué significan?

Los antojos de comida, o el fuerte deseo de comer ciertos alimentos, son normales y comunes. Mientras que varían por cultura y por individuo, generalmente a las mujeres se les antoja el chocolate, las galletas, el helado y otros dulces, mientras que los hombres prefieren delicias saladas o de carne como papas, hamburguesas, papas fritas o pizza.

De acuerdo a algunos estudios, existe una base fisiológica (contra una psicológica) de los antojos. Los científicos no están seguros del porqué, pero el hecho de que las mujeres reportan deseos intensos durante la premenstruación sugiere que las hormonas podrían desempeñar un papel. Los sentimientos negativos, dicen los investigadores, podrían aliviarse con ciertos alimentos. Otros todavía debaten que el tener azúcar baja en la sangre o una deficiencia nutritiva explica los antojos. Además, algunos investigadores sugieren que estamos apegados a buscar alimentos llenos de calorías como un mecanismo de supervivencia (es decir, nuestra afinidad por alimentos que contienen muchas calorías proviene de un instinto heredado de nuestros ancestros, que necesitaban almacenar grasa de modo que cuando hubiera escasez de comida, tuvieran reservas).

Pero, como se mencionó anteriormente no está claro si el comer ciertos alimentos mejorará el estado de ánimo. Además, los pensamientos y actitudes relacionadas con los alimentos están influenciadas no sólo por la urgencia de comer ciertos alimentos sino por muchos otros factores, tales como sentimientos acerca de la relaciones o el trabajo. Y no significa que los antojos provengan de las deficiencias nutricionales. Por ejemplo, mientras que el chocolate puede ser una buena fuente de magnesio (un mineral que muchos estadounidenses no consumen en las cantidades diarias recomendadas), otros alimentos como los aguacates y la espinacas son mejores fuentes y usted no escucha a la gente decir que tiene antojos de esos alimentos. Además, algunos adictos al chocolate no sólo sienten placer, sino culpa después de comerlo. Y por supuesto, ciertas personas no experimentan antojos como las demás.

Para controlar los antojos, no se niegue los alimentos que desea comer. Recuerde, todos los alimentos consumidos con moderación pueden caber dentro de una dieta saludable.

El Resultado Final

Los alimentos pueden afectar la manera en que nos sentimos, pero muchos factores más allá de la nutrición desempeñan un papel en el estado de ánimo. De hecho, no hay necesidad de concentrarse en un tipo de alimento u otro. De hecho, en la mayoría de comidas, probablemente come una combinación de carbohidratos, proteínas y grasa de todas formas. Y, a pesar de cómo un tipo de alimento pueda afectar su estado de ánimo, existe la probabilidad de que llevar una dieta bien equilibrada, descansar lo suficiente y ejercitarse, lo hará sentirse mejor.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Dietetic Association
http://www.eatright.org

Nutrition Navigator
http://navigator.tufts.edu

American Psychological Association
http://www.apa.org

Fuentes:

Carbohydrates’ Calming Effect. American Dietetic Association.
Disponible en: Http://www.eatright.org
Accedido el 18 de agosto de 2003.

Collins K. Food Cravings: What Do They Mean? Nutrition Notes . American Institute for Cancer Research. 2003.

Comfort Foods. American Dietetic Association.
Disponible en: Http://www.eatright.org
Accedido el 18 de agosto de 2003.

Fernstrom JD. Can nutrient supplements modify brain function? Am J Clin Nutrition . 2000;71(6):1669S-1673S.

Food and Mood. European Food Information Council.
Disponible en: Http://www.eufic.org/gb/food
Accedido el 18 de agosto de 2003.

Leonard WR. Food for thought. Dietary change was a driving force in human evolution. Sci Am . 2002;287(6):106-15.

Macdiarmid JI, Hetherington MM. Mood modulation by food: An exploration of affect and cravings in ‘chocolate addicts.’ Br J Clin Psychol . 1995;34:129-38.

What We Eat Affects How We Feel. Cleveland Clinic Health System.
Disponible en: Http://www.cchs.net/health/health-info
Accedido el 18 de agosto de 2003.

Young SN. The fuzzy boundary between nutrition and psychopharmacology. CMAJ . 2002;166:205-209.



Último revisado Septiembre de 2003 por Jean Baker MS, RD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!