Facebook Pixel

Aparatos ortodonticos: La sonrisa perfecta reemplaza a la amplia sonrisa de estano

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Aparatos ortodónticos: La sonrisa perfecta reemplaza a la amplia sonrisa de estaño

De vuelta al Oral Health Center

Hace años, pocos adolescentes tenían una actitud positiva sobre los frenos. Los dispositivos ortodónticos desencadenaban burlas como "boca de metal" y "sonrisa de estaño." Pero hoy los frenos son casi un símbolo de status entre los adolescentes estadounidenses de clase media. Alrededor de tres millones de adolescentes en los Estados Unidos y Canadá tienen frenos, un incremento de casi 30 por ciento en los últimos 10 años, de acuerdo a la American Association of Orthodontics. Los dientes ya no están torcidos como en el pasado. Esto sólo es que más adolescentes desean las sonrisas perfectas que los frenos les pueden dar y más padres están dispuestos a pagar las cuentas del dentista. Hoy hay más aparatos ortodónticos que nunca antes, permitiendo más opciones sobre cómo se ven los frenos y cuánto tiempo el paciente debe usarlos.

"En general, la gente se pone frenos por razones estéticas," dice D. Gregory Singleton, D.D.S., un odontólogo experimentado del FDA's Center for Devices and Radiological Health y un ortodoncista en una práctica privada. "Pero eso no significa que no obtendrán un beneficio funcional en el proceso," añade. Una mejor mordida y menos problemas mandibulares con frecuencia son las consecuencias de lo que comienza como un procedimiento cosmético.

La sonrisa torcida



Cualquiera que haya pasado un rato en la silla de un ortodoncista ha visto las imágenes y moldes de yeso de la boca "ideal." Los dientes delanteros superiores sobresalen ligeramente por encima de los dientes delanteros inferiores, mientras que los molares están alineados y se juntan en ambos lados de la boca, arriba y abajo. Los dientes están derechos y no encimados, acomodados juntos como un collar de perlas. Pero en la mayoría de las bocas, las variaciones son comunes. Algunos problemas afectan el masticar o el hablar, pero la mayoría son simplemente asuntos cosméticos. La alineación inadecuada de los dientes se llama maloclusión . La maloclusión no es una enfermedad, pero los dientes torcidos pueden picarse más rápido que los que están derechos porque la gente tiene más problemas para conservarlos limpios. Las malas alineaciones severas podrían requerir limpieza con hilo dental y cepillado extra. Pero la maloclusión no siempre causa problemas o dolor mandibulares y muchas personas han vivido mucho tiempo y tenido vidas saludables con dientes mal alineados. No obstante, las maloclusiones pueden ser vergonzosas.

Hay tres tipos de maloclusiones, además de una cantidad de otros problemas al morder. Los tipos de maloclusión son:

Clase I : Los dientes están alineados correctamente de arriba hacia abajo, pero están demasiado separados o están chuecos, encimados o volteados.

Clase II: Los dientes superiores sobresalen y los dientes inferiores están demasiado atrás. Esto también se llama una "sobremordida."

Clase III: Los dientes inferiores están demasiado enfrente y los dientes superiores están muy hacia atrás. Esto se llama una "submordida." Este es el problema más difícil de corregir, dice Singleton y podría requerir cirugía.

Otros problemas ortodónticos incluyen:

Mordida abierta: Los dientes delanteros permanecen abiertos incluso cuando muerde con los molares. Esto puede dificultar o hacer imposible el masticar los alimentos.

Mordida cerrada: Cuando se muerde, los dientes superiores cubren los dientes inferiores completamente. Esto tambień se llama una "mordida profunda."

Mordida cruzada: Cuando se muerde, algunos dientes superiores se cierran dentro o fuera de los dientes inferiores.

Causas



Los problemas para morder provienen de una cantidad de causas. La mayoría son heredadas, pero otras son del comportamiento . Los hábitos como un trago inverso, apretamiento de la lengua o chuparse el pulgar, los dedos o el labio inferior puede aplicar presión a los dientes. Con el tiempo, los dientes se dispersan. Si estos hábitos no se corrigen antes del tratamiento, los dientes podrían dispersarse incluso después de que los frenos se han removido. Los bebés que se chupan los pulgares o chupones generalmente no están en riesgo, dice Singleton. Mientras rompan con ese hábito a los cinco o seis años, usualmente no causan maloclusión en sus dientes permanentes. Los dientes de leche pueden afectar enormemente la apariencia y salud de los dientes permanentes. Si un diente de leche se cae demasiado pronto o se pica, los otros dientes pueden moverse para cubrir el espacio, bloquear el brote de los dientes permanentes cuando estén listos. Similarmente, si un diente de lecho no se cae lo suficientemente a tiempo, el diente más grande detrás de él puede salir chueco. Y si un diente permanente se pierde debido a las caries o a un trauma y no se remplaza, los otros dientes se moveran para cubrir el espacio, saliéndose de la alineación. El tamaños de los dientes también puede afectar su alineación. Los dientes que son demasiado pequeños pueden salirse de su lugar y los dientes que son demasiado grandes se encimarán. El tamaño de la boca también puede causar desplazamiento o sobreposición.

Bandas y brackets



Los frenos y otros dispositivos ortodónticos pueden solucionar la mayoría de problemas del morder. Los frenos aplican una presión gentil en los dientes, moviéndolos lentamente por un período de 12 a 36 meses. Conforme los dientes se mueven, los huesos de la mandíbula a su alrededor crecen para llenar los espacios dejados por las raíces de los dientes. El principal avance para los frenos en los últimos 15 años ha sido la eliminación de las bandas metálicas alrededor de los dientes frontales. Actualmente, en su lugar se adhieren pequeños frenos a los dientes frontales, reduciendo enormemente la apariencia de la "boca de metal". Los brackets son diminutos dispositivos que pegan cada diente a un arco de alambre. El alambre actua como un camino que el diente sigue. Las bandas de metal ahora se usan sólo alrededor de los molares, que son más fuertes y más difíciles de mover.

Los frenos de hoy también pueden hacerse de materiales estéticamente más agradables. Se pueden usar materiales claros o de color de los dientes para crear frenos casi invisibles, aunque tienden a ser muy caros y difíciles de trabajar con ellos. Algunos frenos incluso pueden estar ocultos en los interiores de los dientes, aunque estos son mucho más difíciles de colocar y ajustar para el ortodoncista. También pueden irritar la lengua del paciente, la cual podría golpearlos repetidamente. La mayoría de los adolescentes y niños obtienen frenos de acero inoxidable ya que son durables y menos costosos que los de otros tipos. Otro desarrollo han sido alambres de "tiempo espaciado." Estos alambres, hechos de aleaciones de titanio de níquel desarrollados a través del programa espacial de la NASA, conservan su forma mejor que los alambres de acero inoxidable. Como resultado, requieren menores reemplazos y viajes al ortodoncista, con frecuencia acortando el tiempo de tratamiento. Otros dispositivos incluyen elásticos , pequeñas ligas que aplican presión extra entre las mandíbulas.

Engranaje dental principal , el cual se ajusta alrededor de la cabeza o cuello, ayuda a mover las mandíbulas en una nueva posición y los dispositivos funcionales , usados como una clase de protección bucal de jugador de fútbol, ayudan a alinear las mandíbulas y los músculos para masticar. Retenedores ayudan a conservar los dientes derechos después del tratamiento. Los dispositivos de propósito especial pueden corregir problemas específicos como el paladar de la boca que es demasiado pequeño. La mayoría de pacientes usan una combinación de dos o más dispositivos en el curso del tratamiento. Algunos pacientes pueden incluso hacer una exposición de moda con sus frenos, consiguiendo ligas multicolores - los pequeños alambres o elásticos que sostienen los alambres arqueados hacia los brackets. Los elásticos y los retenedores también vienen en una variedad de colores. Incluso es posible poner un logotipo o una mascota en un retenedor.

El desarrollo más reciente, aunque no ampliamente usado, es los imanes sujetos a lo largo del alambre arqueado en los molares superiores e inferiores. Encajonados en acero inoxidable y colocados con fuerzas opuestas o que se atraen, los imanes pueden ayudar a crear o a cerrar los espacios entre los dientes. En algunos casos, pueden reemplazar un equipo de cabeza, uno de los dispositivos ortodónticos más visibles. La Food and Drug Administration revisa todos los materiales y aparatos ortodónticos nuevos antes de que entren al mercado. Los fabricantes tienen que presentar una notificación precomercial, mostrando a través de pruebas de laboratorio o clínicas que su aparato es sustancialmente equivalente a otros que ya estén en uso. Los aparatos ortodónticos más viejos ya estaban en el mercado en 1976, el año en que entraron en vigor las regulaciones para los aparatos. A menos que al FDA reciba evidencia de lo contrario, se asume que esos aparatos son seguros y efectivos.

Conservando los frenos limpios



Quizás el desafío más grande de vivir con frenos es mantenerlos limpios. Los rincones y rendijas formadas por los frenos crean lugares ideales de escondite para las bacterias que llevan a problemas de cavidades y de encías. Los pacientes que no cuidan de sus dientes tienen más riesgo de caries dental de lo que lo harían sin frenos. "Esto es un problema especialmente para los pacientes alrededor de los 11 y 12 años de edad," dice Singleton. El uso del hilo dental y el cepillado con frecuencia no es una prioridad para ellos, explica. Los pacientes ortodónticos deben cepillarse minuciosamente después de cada comida y antes de ir a la cama. La limpieza con hilo dental es más un reto ya que los alambres dificultan la maniobra. Un carrete de hilo dental, provisto por un ortodoncista o en una farmacia, ayuda a que el hilo dental se deslice detrás del alambre arqueado y llegue a las encías.

Ciertas comidas pueden dañar los frenos. La pegajosa , dura , crujiente y los dulces son los cuatro causadores de problemas para quienes usan frenos. Las comidas pegajosas, como el chicle, los chiclosos y caramelos pueden aflojar el pegamento y dañar los brackets. La comida dura como las manzanas y las zanahorias deben cortarse en piezas del tamaño del bocado para que no rompan los aparatos. Las comidas crujientes como los totopos de maíz, las palomitas de maíz y las nueces deben evitarse por la misma razón. Y los dulces, debido a que alimentan a las bacterias cuando se quedan atrapados entre los frenos, deben evitarse tanto como sea posible. Los dientes deben cepillarse poco después de comer dulces para prevenir la caries. De hecho, muchos ortodoncistas dicen que la mayor parte del éxito de los frenos depende de la voluntad del paciente para permanecer lejos de las comidas dañinas, mantener los dientes limpios y usar los aparatos con exactitud.

¿Cuánto cuesta la belleza?



El costo de los frenos varía con el paciente, pero típicamente el tratamiento va desde $1,800 a $4,500. Algunos planes de seguro cubren una porción del costo. Además del costo, los frenos pueden ser físicamente incómodos. Un día o dos de dolor no es anormal después de cada visita al ortodoncista debido a los ajustes al alambre arqueado. También, a algunos pacientes se les tienen que extraer dientes para hacer espacio para otros. Además del dolor y del costo, los pacientes ortodónticos deben seguir la pista del equipo extra diariamente. Elásticos, retenedores, engranaje dental principal -los casilleros escolares están llenos de aparatos ortodónticos. Más que unos cuantos adolescentes cometen el error de envolver sus retenedores en servilletas de papel mientras comen y luego accidentalmente los tiran.

Sólo porque los frenos no estuvieron de moda o no fueron asequibles cuando usted era niño no significa que tenga que atravesar la vida con una malocusión mayor. En 1979, 17 por ciento de los pacientes ortodónticos fueron adultos. Para 1992, ese número se había elevado a 23 por ciento. De esos, 70 por ciento son mujeres. Los frenos son crecientemente populares entre los adultos. Incluso han conseguido buena publicidad de pacientes famosos: Cher, Diana Ross y Phyllis Diller todos han ostentado "sonrisas de estaño" y sonrisas hermosas más tarde.

Fuente:

Adaptado de la Food and Drug Administration, Rebecca D. Williams

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!