Facebook Pixel

!Ayuda... Emily (o Brandon) No Comera!

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¡Ayuda... Emily (o Brandon) No Comerá!

Cualquiera que cuida de niños que están comenzando a caminar le dirá que la hora de la comida puede ser un gran reto. Continúe leyendo para descubrir ideas para mantener la paz a la hora de la comida, así como también algún consuelo de que ¡Emily y Brandon no desperdiciarían voluntariamente nada!

Haga la Cena, No la Guerra

"Si limpias tu plato, puedes ver TV". "No hay postre hasta que hayas comido tus verduras". "Simplemente te sentarás aquí hasta que termines ese brócoli, (o espinaca o hígado)." ¿Le suena familiar?

Sin duda usted escuchó amenazas como estas cuando era un niño, pero la investigación muestra que el chantaje alimenticio y las amenazas se están autodestruyendo. La comida debería ser usada como alimentación, no como sanción. Y la hora de la comida debería ser un tiempo de pacífica conversación, no una batalla en curso acerca de la comida. Junto con una variedad de alimentos saludables, una atmósfera placentera a la hora de la comida contribuye a una buena nutrición y a hábitos saludables de alimentación.

¿Qué Tiene Que Hacer un Padre?

Primero, reconocer que todos los niños exhiben lo que los adultos consideran ser comportamientos alimenticios peculiares. No lo haga personal. Los atracones, huelgas de hambre auto-inducidas y modales ofensivos de los niños todos son parte del desarrollo normal en niños muy jóvenes. Los niños usan la mesa y el refrigerador como una plataforma para ostentar su independencia. Algunas veces, la comida no es toda la cuestión sino quién es el jefe. Usted es el jefe, pero no pierda el poder al meterse en batallas que no puede ganar. Guerras de comida, por ejemplo.

Segundo, dese cuenta de que muchos de los comportamientos alimenticios frustrantes notados en los niños proviene de la desaceleración en su rango de crecimiento. Después de un estirón en el primer año y la mitad de la vida, el crecimiento disminuye y el apetito se reduce. No espere que un niño de 3 años coma vorazmente como un bebé o que consuma las mismas porciones que para un adulto. Si Emily está creciendo normalmente y usted está proporcionando una variedad de alimentos saludables, deje que su apetito gobierne su ingesta. Recuerde también que los apetitos de los niños varían de manera impredecible: Un apetito melindroso esta semana puede convertirse en uno gigante la siguiente.

Usted puede estar preocupado de que Brandon siempre está comiendo tentempiés, pero parece nunca terminar una comida. Los niños tienen estómagos pequeños y lapsos cortos de atención. Proveer tres comidas al día no tiene benefició nutricional real--es simplemente una costumbre social. En lugar de eso, trate de ofrecer a Brandon seis pequeñas comidas al día (pastando). ¡Usted quedará sorprendido de lo bien que él come! El estará menos abrumado por las porciones más manejables y podrá regresar a lo que sea que estaba haciendo.

Juergas alimenticias, Síndrome del Cocinar Rápidamente y Otros Comportamientos Comunes

Emily y Brandon exhibirán patrones de alimentación inusuales y comportamientos en algún momento en la niñez. Lo mismo va para Jessica, Dylan y el resto de los niños de la guardería. Por ejemplo:

Juergas alimenticias. Emily come sólo dos o tres alimentos, platillo tras platillo. Por alguna causa desconocida, la comida de elección es usualmente algo saludable--leche, yogur, pasas o huevos. Sólo permítale comer su "juerga", pero también continúe ofreciendo otros alimentos en cada platillo. Después de algunos días, o tal vez incluso en unas semanas, ella probablemente probará algunos de los otros alimentos disponibles. Si bien, continúe ofreciendo la comida "juerga" tanto como ella la quiera.

Síndrome de cocinar rápidamente Brandon descaradamente rechaza lo que se ha servido. Esto es más frecuentemente un juego por atención. ¿Qué es más reconfortante que el que un adulto se levante de la cena para preparar algo que puede ser que prefiera? ¿Su mejor solución? Siéntese y relájese. Tenga ya preparada la comida que a él le gusta (pan, rollitos, palitos vegetarianos o fruta) disponible en todo momento. Sea compasivo, pero establezca algunos límites. No salte a través de aros para cocinar algo más que a él podría gustarle. Si no come esta vez, lo comerá la próxima. No se morirá de inanición.

Lloriqueos y quejas. "¡Odio el pollo!" lloriquea Dylan, arrojándolo al suelo. Este es comportamiento inapropiado, aun para un niño de tres años, y requiere algo de atención de su parte. Puede empezar por sugerir a Dylan que coma de los otros alimentos de la mesa. Las papas quizás, o tal vez los ejotes. Si no se puede comportar apropiadamente y/o decide no comer, entonces deberá dejar la mesa. No le de comida para llevar o le permita regresar al postre. El tendrá sólo que esperar hasta la próxima hora planeada para el entremés (la cual está probablemente a sólo una hora o menos). Si usted refuerza consistentemente esta estrategia, él eventualmente aprenderá lo que se espera de él.

Gran Dieta Estadounidense de Comida Blanca. La dieta de Amber consiste únicamente de pan, papas, pasta y leche. ¿Así que? Si ella está creciendo de manera normal usted tiene más que ganar al vivir con esta dieta por un rato que luchar contra ella. Aquella cubre muchos de los principales grupos alimenticios de la Pirámide. Además de ser un poco suave en el plato, no hay nada inherentemente erróneo con esta combinación. Evite presionarla para comer otros alimentos. Poniendo atención a los hábitos alimenticios melindrosos sólo los refuerza. Continúe ofreciendo una variedad de alimentos, en especial los que tienen colores brillantes. Muchos niños son eventualmente atraídos por los matices de los tomates rojos, la sandía o las tiras de zanahoria. Las peculiaridades en sus niños pequeños raramente duran para siempre y un suplemento alimenticio vitamínico recomendado por su doctor puede poner sus preocupaciones de nutrición a descansar.

Temor a Nuevos Alimentos. Eric rechaza firmemente probar algo que nunca ha comido. Esto es muy normal. Tomará muchas exposiciones a la nueva comida antes de que un niño esté listo para probarla, y mucho más antes de que le guste de hecho. No force el asunto. Sólo ofrezca la comida en otra ocasión. Piénselo. Cuántas veces usted rechazó una alimento en particular antes de probarlo finalmente (¡y le gustó!)

Lo que nos trae a un buen punto. Piense que su hijo tiene los mismos deseos y necesidades que usted. ¿Le gusta comer cuando no se siente bien? Tampoco él. ¿Se ha asqueado por porciones que lo abruman por su tamaño? también ella. ¿Ansía alimentos placenteros al final del día? Bien, también ellos. Respete esos deseos y usted tendrá mucha de la frustración bajo control.

¿Cómo Sé Si Están Comiendo Suficiente?

El crecimiento es una buena guía. Si su hijo está consistentemente en o arriba del percentil 50, creciendo constantemente a buen peso y estatura, están bien. Use la Guide to Children's Daily Intake como una medida aproximada de qué tan bien sus hijos están comiendo. (Vea abajo) Recuerde que estas son sólo pautas -- no hay necesidad de pánico si no se consumen todos los grupos al día. Si su hijo odia las verduras, pruebe con fruta. Si ella no bebe leche, tal vez coma queso cottage. Y si él no come o no puede comer carne, no hay nada de malo con la mantequilla de maní o el atún.

Haz Como Yo Hago, No Sólo Como Yo Digo

Es importante recordar que los niños son los mejores jueces sobre cuánto deberían comer. Los padres son los mejores jueces de lo que ellos deberían comer. Los adultos no son responsables de cuánto come un niño, o incluso si come. Sin embargo, ellos son responsables de proveer lo básico de la nutrición, Aquí le presentamos siete pasos para ayudar a los niños a comer mejor y prevenir argumentos acerca de la comida.

1. Prepare a los niños para la comida. Una advertencia de 5 minutos antes de la comida los hace calmarse, lavar sus manos y prepararse para la comida.
2. Compre sólo la comida que quiere que su hijo coma.
3. No se preocupe si su hijo se salta una comida.
4. Permita que su hijo haga sus propias elecciones de las mejores elecciones que usted le provee.
5. Sirva platillos regulares y entremeses.
6. Haga placentera la hora de la comida.
7. Enseñe buenos modales en la mesa.

Los encuentros felices con la comida a cualquier edad ayuda a establece el escenario para hábitos alimenticios sensibles en el futuro. Manejar tranquilamente las situaciones alimenticias y de comida y los y el fomento positivo en las selecciones saludables de comida y fomentar un ambiente cálido, confiable en el hogar.

Guide to Children's Daily Food Intake

2-3 porciones de lácteos
2-3 porciones de carne, pollo, pescado, frijoles, huevos y nueces
2-4 porciones de fruta o jugo sin azúcar
3-5 porciones de verduras
6-11 porciones de pan, cereal, arroz, pasta
Tenga cuidado en la cantidad de grasas, aceites y azúcares (¡recuerde que los jugos de frutas son azúcares y la mantequilla de maní es una grasa!)

Fuentes Adicionales de Información

Children's Nutrition Research Center
http://www.bcm.tmc.edu

International Food Information Council
http://www.ific.org/

Tiny Tummies On-line
http://www.tinytummies.com/



Último revisado Febrero del 2003 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!