Facebook Pixel

Cardio Kickboxing

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Cardio Kickboxing

He pasado las pasados horas zigzagueando, golpeando, pegando y pateando. Estoy empapada de sudor, mi cabello cubre mi frente y mis mejillas están rojas. No, no he luchado por el control remoto con mi novio, sólo acabo de terminar una clase de cardio kickboxing.

En el mundo del acondicionamiento físico, el kickboxing es lo más grande que ha impactado los gimnasios desde los shorts de ciclismo acojinados. Pero si usted es como yo, activa pero un poco menos coordinada, puede haber evitado estas clases en su gimnasio y optado, en vez de eso, por todas las clases conocidas (leer: Pasos, pasos y más pasos). Pero como yo descubrí, el cardio kickboxing no sólo es mucho más divertido que secuencias sin fin de vueltas en u y pasos básicos, es un ejercicio de cuerpo completo y altamente aeróbico que hace que le permite obtener una gran forma en menos de lo que usted pueda decir un rumor.

¿De Qué se Trata Todo Esto?

Las clases de cardio kickboxing varían de gimnasio en gimnasio pero el formato básico es generalmente el mismo: Una serie de ejercicios fijados con música incluyendo boxeo de sombra, varios tipos de patadas, flexiones, salto de cuerda, guantes, saltos con palmada, arrastrarse y combinaciones de golpes y patadas. En algunos casos, los instructores usan accesorios como cuerdas para saltar, guantes y bolsas de velocidad pero en otros todo es simulado. A diferencia de las clases típicas de ejercicios aeróbicos, no existe una complicada coreografía que entender o rutinas intrincadas que aprenderse de memoria. Lo que es más, la mayoría de las clases cambian de una semana a otra por lo que siempre supone un reto y ningún aburrimiento.

El kickboxing ha evolucionado lentamente hasta convertirse en el ejercicio popular ejercicio de gimnasio que es hoy en día. De acuerdo a Dave Fox, director fundador del Gorilla Sports, un gimnasio de San Francisco, el boxing fue introducido al principio dentro de las clases de ejercicios aeróbicos. Luego, los movimientos de kicking fueron copiados de la artes marciales para también trabajar la parte posterior del cuerpo. El resultado: Las clases de cardio-kickboxing tal y como las conocemos ahora.

Cómo llegar a ser un Kickboxer

A partir de mi rutina regular de cinco días de caminata, pesas y yoga pude fijar una pequeña combinación y decidí intentar con el kickboxing por seis semanas para ver de qué se trataba todo esta promoción. Fox me dijo que agregara una clase de kickboxing a la semana dentro de mi programa regular por alrededor de un mes y que yo vería resultados, tales como una mayor fuerza y resistencia y mejor aún mejoraría el tono muscular de todo el cuerpo.

Y es por eso que el kickboxing tiene tal creciente legión de seguidores: Esto es algo que proporciona un ejercicio total para el cuerpo. Durante una clase típica, usted trabaja sus pantorrillas, muslos, glúteos, torso, abdomen, hombros, bíceps, tríceps, deltoides, trapezoides y espalda dice Sabrina Bichao, CPT, una instructora de ejercicios aeróbicos que enseña en los varios gimnasio de área de Boston. Virtualmente no hay parte del cuerpo que quede sin trabajar.

Yo puedo avalar personalmente este hecho. Un día después de que fui introducida al kickboxing, mi cuerpo entero, de las pantorrillas a los hombros me dolían; y apesar de ello estaba riendo. El kickboxing también mejoró mi fuerza, coordinación, resistencia y equilibrio. A la cabeza de todo esto, un ejercicio que constantemente está cambiando es la clave de un mejor cuerpo. "Si usted está haciendo siempre la misma rutina, su cuerpo se puede volver plano. Necesita algo que pueda ser un reto, debido a que su cuerpo está condicionado para la actividad," dice Bichau.

Los resultados no están reservados para los novatos del ejercicio. De hecho, aún los más dedicados asistentes de los gimnasios pueden esperar ver resultados del kickboxing. Este fue el caso de Margarita Barrios, de 24 años, una diseñadora gráfica que vive en Allston, Massachusetts. Aunque ella se ejercitaba por casi dos horas, cinco días a la semana haciendo todo lo de un grupo, desde ciclismo a pesas, no podía obtener la definición que quería en su pecho, hombros y músculos del abdomen hasta que intentó una versión de club del kickboxing. Después de sólo cuatro clases, ella ya había notado una gran mejora.

Cayendo Atrapado en los Golpes, Ganchos y Patadas

Mientras que el kickboxing es mucho más simple de aprender que, por ejemplo, una clase de ejercicios aeróbicos, planee pasar unas pocas clases aprendiendo los movimientos. A diferencia de las clases de acondicionamiento físico, el kickboxing no requiere de habilidades especiales, tampoco de ritmo y, lo mejor de todo, no es necesaria una habilidad nata para bailar (aunque sí requiere de una habilidad para apartar lo que mira mientras intenta esos primeros pocos golpes y patadas).

"Cualquiera lo puede hacer. Hay nuevas personas en cada clase al lado de las personas que llevan dos años en eso," dice Fox.

"Usted no tiene que ser súper coordinado," concuerda Bichao.

"La primera vez que tomé una clase fue difícil , sólo trate de mantenerla. Pero para la segunda clase note la diferencia. Estaba más preparada y capaz de concentrarme más en mi condición física," dice Barrios.

Para mí, me tomó alrededor de tres clases sentir que sabía lo que estaba haciendo.

Pero sólo toma una clase para ser atrapado. He aquí el por qué: Además de prometer una mejor formar del cuerpo más rápidamente, el kickboxing es divertido. Y esto no significa que se obtiene toda la diversión que es posible tener en un gimnasio, digo que es una forma de diversión como cuando eras niño y jugabas a patear el bote. Aún en las primeras clases, cuando apenas trataba de mantenerla. No podía evitar se capturada por el regocijo que daba la clase. Y no soy la única.

"Mientras que el spinning es un reto personal (literalmente cierras los ojos y lo demás depende de ti) el kickboxing es una clase de mafia de la mentalidad. Todos se están divirtiendo, es como estar en una cancha," dice Barrios.

"Hay mucha energía en el salón. Todos están tratando de ayudarse los unos a los otros, esto no es competitivo," dice Barbara Schmitt de 27 años, una vendedora farmacéutica de San Francisco, California.

Conseguí estar tan entusiasmado en una clase que de hecho desaté mi primer "¡Whoop! definitivamente el primero en todos mis años de ir al gimnasio.

El hecho de que las clases estén cambiando constantemente (léase: Nunca son aburridas) también contribuye con el factor diversión. Aún después de tomar kwando (la versión club del kickboxing) dos veces a la semana el año pasado, Schmitt todavía lo encuentra divertido y desafiante.

Kickboxing, ¿Qué Has Hecho de Mí Ultimamente?

Por supuesto, el principal encanto del kickboxing es lo que puede hacer por su cuerpo. "Hay una increíble diferencia en mis hombros y en los músculos de mi espalda," dice Susanne H. de 28 años, una contadora de Waltham, Massachusetts, quien ha tomado kickboxing por un año.

Joan O'Connor de 47 años, una gerente de bienes y raíces en Gloucerster, Mass, perdió seis libras después de seis meses de clases semanales. "También gané fuerza y resistencia y realmente conseguí tono muscular en la parte superior de mi cuerpo." dice.

Para Gene Lyras, de 27 años, analista financiero de Boston, el kickboxing mejoró su equilibrio y coordinación. "Y estoy aprendiendo a lanzar golpes," afirma.

Schmitt encontró que las clases le han dado una mejor coordinación y han mejorado su resistencia. También notó cambios en la parte superior de sus cuerpo, así como también en sus piernas y glúteos.

En mi caso, luego de seis semanas, no sólo me sentía más fuerte y daba golpes y patadas más fuertes, sino que noté una diferencia definitiva en mis músculos abdominales y más definición en los tendones problemáticos de los glúteos. Lo más importante, sin embargo, es la forma en cómo me sentía antes y después de cada clase. El kickboxing me ha hecho ser más energética, tener más confianza en mí misma y me ha dado más fuerza. Seguro, mi cuerpo está más cansado después, pero mi mente está más alerta nunca; regreso a trabajar y saco toneladas de pendientes. Lo que es más, me encuentro a mi misma espontáneamente tirando golpes y patadas en mi habitación o dirigiendo patadas simuladas a mi dormido (y confiado) novio. No puedo esperar a mi siguiente clase. Estoy tratando de convencer a mi gimnasio que haya clase dos veces a la semana en vez de una.

Así que, mientras mi experimento termina, mi relación con el kickboxing definitivamente no. Si seis clases trajeron resultados como estos, no puedo esperar ver lo que puedo hacer en unos meses.

Si usted disfruta del cardio kickboxing, puede intentar con Tae-Bo.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

Guide to Physical Activity
National Heart, Blood, and Lung Institute
National Institutes of Health
http://www.nhlbi.nih.gov/

Kick Your Way to Fitness
American Council on Exercise
http://www.acefitness.org



Último revisado Abril 2004 por Robert Leach, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!