El herpes genital es una infección altamente contagiosa que es causada por un virus. El herpes genital causa ampollas o úlceras llenas de líquido en la piel de los genitales (áreas dentro o alrededor de la vagina o del pene). La infección también puede causar úlceras en la abertura anal, en los glúteos o en los muslos, dentro de la vagina del cuello del útero, o en el tracto urinario de las mujeres y de los hombres.

La infección es causada por el virus del herpes simple (HSV). Existen dos tipos diferentes de HSV: el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) y el virus del herpes simple tipo 2 (HSV-2). Generalmente, el HSV-2 es la causa del herpes genital, pero también puede ser causado por el HSV-1. El HSV-1 es el virus que se asocia al herpes oral (úlceras de la boca).

El herpes genital es un virus muy común. En los Estados Unidos, 45 millones de personas o uno de cada cinco adolescentes y adultos, de 12 años de edad o mayores, están infectados con el HSV-2.

Transmisión del Virus

El HSV se transmite por el contacto de piel con piel, especialmente en lugares que son cálidos y húmedos. El virus entra en su cuerpo a través de una cortada o abertura en la piel o a través de las membranas mucosas, el recubrimiento interno húmedo del tracto urinario (en el área vaginal) o del sistema digestivo que incluye la boca, el esófago, el estómago, los intestinos y el ano. Después el virus permanece en las células nerviosas de su cuerpo. El virus está todavía ahí, incluso si usted no tiene ningún síntoma o señal del herpes genital. Ésta es una infección crónica que dura toda la vida con síntomas que irán y vendrán (serán activos o inactivos) a lo largo de su vida.

Riesgos Asociados Con el Herpes Genital

El herpes genital se considera una enfermedad de transmisión sexual. Usted puede contagiar el virus al tocar, besar o tener un contacto sexual, incluyendo sexo vaginal, oral y anal. Varios factores conllevan a la diseminación del virus de HSV:

  • Tener contacto sexual con alguien que tiene un brote del virus.
    • Un brote significa que la pareja sexual tiene úlceras o ampollas visibles en el área genital. Estas úlceras emiten (o desprenden) algo de virus que puede infectar a otra pareja. El virus es más contagioso cuando las úlceras están visibles y abiertas, y produciendo una secreción (fuga).
  • Tener contacto sexual con alguien que tenga herpes genital, incluso si no tiene ninguna úlcera obvia.

Síntomas del Herpes Genital

Una vez que alguien se infecta, los síntomas comienzan a aparecer dentro de un lapso de 2-20 días. El primer brote generalmente es más severo y dura más tiempo.

Los síntomas tempranos pueden durar 2-3 semanas y pueden incluir:

  • Malestar (comezón, ardor y dolor) en el área genital o anal
  • Secreción de la vagina
  • Sensación de presión en el abdomen

¿Cuáles son los factores de riesgo del herpes genital?
¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?
¿Cómo se diagnostica el herpes genital?
¿Cuáles son los tratamientos para el herpes genital?
¿Existen pruebas de revisión para el herpes genital ?
¿Cómo puedo reducir mi riesgo de herpes genital?
¿Cuáles preguntas debo hacerle a mi médico?
¿Dónde puedo obtener mayor información acerca del herpes genital?