Facebook Pixel

Criar a un Nino con Autismo: Los Principios

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Criar a un Niño con Autismo: Los Principios

El cuidado diario de un niño autista frecuentemente puede parecer abrumador. Conocer sus necesidades físicas, responder a sus emociones, crear un ambiente adecuado y ayudarlos a aprender es un desafío constante. Pero el adoptar unas guías básicas - tales como el mantener una rutina y reforzar las conductas positivas - debe facilitar las cosas para usted y su hijo.

Encontrar un Equilibrio

Es muy fácil permitirle a su hijo autista que tome control de cada aspecto de su vida. En el libro Children With Autism , Carolyn Thorwarth Bruey, Psy.D., escribe. "Su objetivo siempre tiene que ser hacer que su hijo sea parte de su vida, no el centro de ella".

"En otras palabras", continua, "no permita que las necesidades especiales de su hijo dominen su vida. Ningún niño se beneficia de la atención exclusiva de sus padres, y el resto de la familia sufre si esto pasa. Más que nada, el niño autista necesita una familia saludable fuerte que proporcione amor incondicional, consistencia y estructura a su mundo confuso".

Aunque cada niño es único y el nivel de tendencias autistas varia ampliamente, existen algunos factores que se ha encontrado que facilitan el cuidado de un niño autista. Enseguida están algunos de las formas más efectivas para ayudarlo a usted y a su familia a vivir con un niño autista.

Establezca una rutina

Todos los niños se benefician de una rutina consistente; sin embargo, una rutina frecuentemente es una necesidad para un niño autista. Involucre a todos los miembros de la familia para decidir cuál debería ser la rutina. Se deben tomar en cuenta las necesidades individuales, los temperamentos, los horarios y los compromisos. La rutina le permite al niño autista predecir los eventos del día, lo que le da seguridad. Janice, una madre de tres niños autistas de edades de 19, 10 y 8 dice, encontré que una rutina ayuda a alejar la confusión de su ya de por si mundo confuso. SI necesita cambiarse la rutina, se los hago saber con anticipación.

Establezca una hora fija para las comidas, el baño, para jugar, las actividades, las compras, la escuela, los amigos, la hora de acostarse, etc, y apéguese a la rutina tanto como le sea posible. Asegúrese de que los miembros de la familia, los amigos, los profesores y los vecinos estén familiarizados con la rutina para que puedan ser de apoyo.

Muchas veces las circunstancias fuera de nuestro control y las exigencias del día interrumpen la rutina. Es común que el niño autista proteste al cambio con una conducta indeseable, tal como gritar, provocarse lesiones, conductas destructivas o ataques verbales. Aunque los padres entienden el motivo de la conducta negativa, es importante que ellos respondan con las mismas consecuencias consistentes. Después, regrese a la rutina tan pronto como le sea posible.

Sea Consistente

Muchos expertos sienten que un ambiente consistente es la mejor herramienta disponible para que aprendan los niños autistas. La consistencia en la rutina diaria, la disciplina, la comunicación, las interacciones sociales y las experiencias contribuyen todas a reforzar su ambiente de aprendizaje. Los niños autistas tienen problemas para transmitir lo que aprenden de una y otra experiencia. Por ejemplo, puede que utilicen adecuadamente la señal de lenguaje cuando quieren una bebida en la escuela, pero tal vez se paren enfrente del refrigerador y griten cuando quieren una bebida en casa.

Reforzar la consistencia requiere una gran cantidad de comunicación entre padres, miembros de la familia, los profesores y otras personas que brindan cuidados. Beth, la madre de dos niños autistas, de 8 y 5 años, dice, "Cuando mi hijo más chico estaba en la escuela de necesidades especiales de preescolar, ellos utilizaron tarjetas de fotos para ayudarlo a comunicarse. Ellos sugirieron que yo hiciera las mismas tarjetas para usarlas en casa. Esto nos ayudó a comunicarnos mejor entre nosotros".

Reforzar la Conducta Positiva

Muchos padres de niños autistas no los disciplinan porque no están preparados para manejar la conducta negativa. Aunque no hay una fórmula mágica para disciplinar a cualquier niño, muchos padres creen que la modificación a la conducta es más efectiva para cambiar la conducta negativa de un niño con autismo. En la mayoría de los casos, si la conducta positiva es seguida por las consecuencias deseadas, el niño repetirá la conducta para ganar una recompensa.

Sea muy específico cuando recompense al niño. Exprese verbalmente que conducta fue la premiada. En lugar de decir "Buen trabajo", diga "Gracias por recoger los juguetes". El niño frecuentemente repetirá el comentario y es más probable que asocie la conducta positiva con el elogio.

Las recompensas tangibles algunas veces son necesarias puesto que la interacción social es a menudo indeseable para un niño autista. Los privilegios, las calcomanías, los juguetes y las fichas pueden usarse como recompensas efectivas. Las recompensas inmediatas normalmente son más efectivas durante los primeros años, mientras que las recompensas atrasadas pueden ser efectivas con niños más grandes. Las recompensas como un dulce normalmente son efectivas pero no recomendadas debido a que pueden provocar otros problemas. Janice, la madre de tres niños autistas, dice que usa un sistema de fichas para la buena conducta. Ella tiene una tabla para cada hijo en el refrigerador. Cuando ella atestigua una buena conducta, les permite poner una calcomanía en la tabla. Cuando ellos acumulan muchas calcomanías, obtienen una recompensa tal como un video, un juguete o una golosina especial.

Involúcrese en la Escuela del Niño

Investigue los programas en la zona y seleccione el que mejor se adapte a las necesidades de su hijo. Es más común que una comunidad tenga programas disponibles basados en la casa, la escuela y privados. En el libro, Children with Autism: A Parent's Guide , Andrew L. Egel, Ph.D., resalta los criterios específicos que los padres pueden usar para evaluar un programa educativo para sus hijos autistas. Un programa educativo positivo es un factor clave para determinar el futuro de un niño autista. Por lo tanto es importante que los padres saquen provecho de los primeros programas de intervención, que busquen las mejores escuelas y sigan evaluando el programa educativo en el que está su hijo.

Los niños con autismo se benefician ampliamente de los primeros programas de intervención. Hace solo algunos años que las fuentes de información sobre educación especial están disponibles para los niños menores de cinco años. La ley pública 99-457 ha hecho posible que los niños con necesidades especiales reciban servicios antes de entrar al Jardín de niños. Aunque los programas varían mucho, su principal propósito es asistir a los niños para que desarrollen habilidades que los ayudarán a prepararse para el aprendizaje futuro. Muchos programas también ofrecen servicios a los padres pare enseñarles técnicas que ayudarán a sus hijos a dominar habilidades específicas.

Programas Caseros

En un programa casero el profesor y una variedad de terapistas irán a la casa y trabajarán con los niños autistas para desarrollar habilidades en áreas tales como la comunicación, la conducta y la socialización. A menudo ellos trabajan con los padres así como con los niños. Las sesiones con frecuencia duran aproximadamente una o dos horas a la semana y están encaminadas para los niños de 2 años y menores.

Programas Escolares

Los programas escolares normalmente son impartidos por maestros de educación especial certificados y por terapistas y se localizan en escuelas públicas o instalaciones privadas. Algunos programas están restringidos a niños con necesidades especiales mientras que otros integran niños sin necesidades especiales. El número de horas de los programas escolares normalmente es de dos a tres horas al día, cinco días a la semana. Estos programas normalmente ofrecen actividades de aprendizaje más estructurados con un distinto énfasis en la socialización. Cuando evalúe un programa, tome en cuenta lo siguiente:

  • La proporción personal/niño
  • El plan de estudios
  • La disponibilidad del equipo de aprendizaje
  • Los servicios especiales tales como terapia del lenguaje y terapia física
  • La de las áreas de juego
  • La atención individual que se les pone a las necesidades especiales del niño
  • La educación de los padres

Ya que el niño tiene la edad escolar, también existen una variedad de programas disponibles para él. Muchos programas se imparten en las escuelas públicas y proporcionan cierto grado de la corriente principal, donde el niño participa en clases con niños sin necesidades especiales. Algunos programas se imparten en centros sólo para estudiantes con necesidades especiales (posiblemente sólo para estudiantes con autismo). Sin importar la ubicación, la mayoría de programas escolares ofrecen actividades de aprendizaje estructuradas, planes de estudio con objetivos específicos, instrucciones individualizadas, servicios especiales y educación para los padres.

Involúcrese y Sea un Abogado

Incluso si el programa no tiene un programa de educación estructurado para los padres, es importante para los padres ser activos en la educación del niño. Como se mencionó anteriormente, la rutina y la consistencia son necesarias para los niños autistas. Es difícil que esto ocurra a menos que el padre y el maestro trabajen juntos. Brenda, la madre de una niña autista declara, "No hubiera sobrevivido sin ellos (los maestros). Es difícil tener la estructura en casa, pero ellos me enseñaron cosas específicas que hacer con ella que ellos estaban haciendo en la escuela. Esto ha hecho una gran diferencia en su conducta en casa".

Los padres son los mejores abogados que un niño autista puede tener. Estar informado y mantenerse actualizado con las últimas investigaciones les permite a los padres ser aún más efectivos.

"Leo todo lo que me cae en las manos", dice Valerie, la madre de un niño autista de 8 años. "Algunos valen la pena y otros no, pero eso lo decido con mi esposo, el maestro de mi hijo y con otros padres que tienen hijos autistas. Quiero estar informada para que pueda tomar las mejores decisiones para mi hijo".

Fuentes Adicionales de Información

Autism Society of America
http://www.autism-society.org/

Autism Research Institute
http://www.autism.com/ari

CAN (Cure Autism Now)
http://www.canfoundation.org

CDC Autism Information Center
http://www.cdc.gov/ncbddd/dd/ddautism.htm

Center for the Study of Autism
http://www.autism.org

Fuentes:

Autism Society of America
http://www.autism-society.org/

CDC Autism Information Center
http://www.cdc.gov/ncbddd/dd/ddautism.htm



Último revisado Marzo de 2003 por Celeste Krauss, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!