Facebook Pixel

Cuando el "Tiempo Fuera" Funciona y No Funciona

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Cuando el "Tiempo Fuera" Funciona y No Funciona

Ben (5 años) y Megan (3 años) están jugando juntos en su habitación. Megan decide alimentar a su pez dorado. Cuidadosamente, empuja una silla enfrente de la pecera y está a punto de espolvorear la comida dentro, cuando Ben descubre su misión. Arroja su libro, corre hacia Megan y la empuja de la silla, gritando, "¡No! ¡yo quiero alimentar al pez!" La mamá, cuya atención es capturada por el grito de Ben, ve que Megan es empujada de la silla. Su respuesta inmediata es, "¡Tiempo Fuera!"

Pero ¿qué sucede cuando el tiempo fuera no funciona?

El propósito de la disciplina es guiar a los niños hacia un comportamiento apropiado y aceptable, para que puedan aprender a controlar sus propias acciones para ser independientes y autocontrolados. La falta de disciplina en la vida del niño durante los primeros años, con frecuencia aumenta la inseguridad, dependencia y comportamiento descontrolado. Los padres tienen la responsabilidad de ayudar gradualmente a los niños a tener el control de sus propios cuerpos y acciones. Usar tiempo fuera es una manera en la que podemos ayudar a los niños en este proceso.

Los Beneficios del Tiempo Fuera

¿Por qué el tiempo fuera es algo bueno? Por una razón, ayuda a que el niño tenga control. Los niños pequeños están aprendiendo a expresar sus emociones con palabras en lugar de hacerlo con sus cuerpos. Por lo tanto, cuando el cuerpo se emociona, está ansioso, enojado, temeroso, etc, es difícil para ellos controlarse a sí mismos.

Además, el tiempo fuera subraya la relación entre el comportamiento y las consecuencias. La disciplina se refiera a guiar a los niños a un comportamiento deseable y aceptable. Por lo tanto, los tiempos fuera les dan la oportunidad de hacer la conexión entre el comportamiento y la consecuencia negativa.

Finalmente, el tiempo fuera no es sólo para niños; también puede ser una gracia para los padres. El tiempo fuera permite que los padres se relajen, se calmen y piensen racionalmente. Es ideal que el padre no discipline cuando esté frustrado o enojado. Pero tanto como niños, los adultos con frecuencia batallan para controlar sus emociones. Un descanso en la interacción les da a los padres la oportunidad de tener control y manejar inteligentemente la situación.

¿Cómo se Puede Usar Efectivamente el Tiempo Fuera?

Estos son algunos consejos para la mejor manera de usar el tiempo fuera:

  1. Empezar a temprana edad (2 ó 3 años). La consistencia es un elemento importante para guiar al niño hacia un comportamiento deseable y aceptable. Un niño es capaz de hacer conexiones entre acción y reacción a los 4-5 meses de edad pero las limitaciones en otras áreas de su desarrollo no les permiten controlar sus acciones. Sin embargo, un niño de 2-3 años está empezando a controlar más sus comportamientos. Comenzar temprano ayuda a prevenir que el niño tenga que aprender del mal comportamiento.
  2. De manera calmada, lleve a su hijo al área de tiempo fuera. Llevar directamente a su hijo al área de tiempo fuera tomándolo de la mano o decirle claramente quién está en control. Este es el momento ideal para explicar de una manera relajada y amorosa por qué es inaceptable el comportamiento. Por ejemplo, puede decir, "Ben, tienes que sentar porque lastimaste a tu hermana al empujarla de la silla."
  3. Asegúrese de que el área de tiempo fuera esté libre de distracciones y que esté visible a usted. El niño necesita enfocarse en el comportamiento que resultó en el tiempo fuera y no en la actividad a su alrededor. Puede evaluar mejor la efectividad si puede observar la reacción y el comportamiento de su hijo. Por lo general, la habitación del niño no es un área efectiva de tiempo fuera.
  4. Discuta las razones de "tiempo fuera." Pregunte al niño si sabe por qué se le ha llevado a tiempo fuera. Si no le puede decir, explique por qué es inaceptable el comportamiento. Pedir al niño que explique le asegura que han hecho la conexión.
  5. Deje solo al niño para que piense. El marco del tiempo debe reflejar el comportamiento y la eficacia visible. Muchas investigaciones sugieren fórmulas basadas en la edad y la cantidad de minutos. Con este fundamento, jugar con cerillos y pegarse la lengua, los llevaría a la misma consecuencia. Algunos niños se arrepienten de sus acciones en el camino al área de tiempo fuera, mientras que otros necesitan tiempo para pensar en sus acciones, antes de entender por qué los llevó a tal consecuencia.
  6. Dar consuelo. Antes de que permita que el niño retome sus actividades, asegúrele que el comportamiento no cambia sus sentimientos hacia él. Los niños necesitan escuchar que los ama a pesar de su comportamiento. Una sonrisa, abrazo, beso, atención personal, etc, son sólo unas formas en las que esto se puede cumplir.

¿Cuándo es Inefectivo el Tiempo Fuera?

Como con cualquier método, el tiempo fuera pierde su efectividad cuando se usa demasiado. Uselo cuidadosa y minuciosamente.

Otros casos que debilitan el impacto del tiempo fuera incluyen:

  1. Cuando el niño no entiende por qué está en tiempo fuera. Si el niño no sabe cuál comportamiento lo llevó al área de tiempo fuera, es probable que repita el comportamiento. Tarda tiempo, pero es importante pedir al niño que explique lo que hizo mal y por qué no es aceptable. Si el niño no entiende cuál comportamiento lo llevó al tiempo fuera, es muy probable que lo repitan.
  2. Cuando no se ve como una consecuencia negativa. Algunos niños no ven al tiempo fuera como una consecuencia negativa. Por lo tanto, no será efectivo para detener el comportamiento. Puede tratar de alterar la ubicación, la cantidad de tiempo y el número de veces que se usa el tiempo fuera. De lo contrario, puede elegir algo que sepa que el niño ve definitivamente como una consecuencia negativa.
  3. Cuándo es la única manera de captar la atención. A veces, los niños optan por la atención negativa antes de conformarse con la falta de atención. En algunos casos, simplemente pasar más tiempo con sus hijos puede eliminar el comportamiento inapropiado.

Situaciones que Pueden Plantear Más Dificultad

Por ahora, con un poco de suerte tenga una muy buena idea de cómo y cuándo usar el tiempo fuera como una manera efectiva para cambiar el comportamiento. Pero, a veces, se presentan situaciones que no son fáciles de manejar.

Por ejemplo, ¿qué pasa si el niño se niega a ir al área de tiempo fuera? Llévelo físicamente. Esto lo puede hacer de una manera controlada pero firme. Explique con calma al niño a dónde va y por qué. Si se presenta como una opción, probablemente el niño continuará con su comportamiento y se dará cuenta rápidamente que tiene el control sobre el padre.

Una vez que el niño es llevado al área de tiempo fuera, es posible que no se quede allí. En esos casos, el área que ha elegido puede ser demasiado amplia. (Ejemplo: Una silla es mejor que un sofá, una esquina es mejor que una habitación.) Quédese atrás, pero cerca del niño para ayudar a desanimar la libertad de moverse. También puede dominar al niño al sostenerlo.

Otra dificultad que puede surgir, particularmente en los niños sensibles, es la necesidad de afecto extra y contacto físico. Un niño sensible no quiere decepcionar a sus padres, así que puede esperar inmediatamente del padre perdón y consuelo. Explique a su hijo que no puede dejar que se lastime ni lastime a los demás, porque lo ama demasiado. Continúe con la rutina efectiva de tiempo fuera y siga con mucho cariño.

Incluso si el niño se disculpa y le ruega que no lo lleve a tiempo fuera, es mejor no cambiar de opinión. Acepte y agradezca al niño por la disculpa, luego hágalo pasar la consecuencia. Cambiar la consecuencia anima a la manipulación.

¿El niño está tratando de tener su atención en el área de tiempo fuera? Aléjese para que esté menos distraído. Cuando se acabe el período de tiempo fuera, dele toda la atención a su hijo.

¿Qué Pasa Si Continúa el Comportamiento?

Algunos niños pueden repetir el mismo comportamiento poco tiempo después de la experiencia de tiempo fuera, pregunte al niño si recuerda lo que sucedió la última vez que se comportó de esa manera. Si no lo recuerda, haga que lo recuerde con la rutina de tiempo fuera. Una vez más, evalúe por qué la técnica no puede ser efectiva y modifíquela adecuadamente. Si el comportamiento continúa, vea más de cerca lo que puede estar causando el comportamiento.

Es importante recordar que los comportamientos que observamos en los niños son manifestaciones explícitas de sus pensamientos internos. Por lo tanto, debe preocuparse por lo que se puede observar, así como por lo que no lo puede hacer. ¿Qué provocó el comportamiento que resultó en tiempo fuera? Algunas veces, algo tan simple como cambiar de ambiente, estar seguro de que están cubiertas las necesidades del niño o comunicar las expectativas apropiadas, pueden prevenir que vuelva a suceder el mismo comportamiento.

En última instancia, incorporar tiempo fuera, así como otras técnicas positivas de disciplina, ayuda a los niños a tener comportamientos positivos que los ayuden a ser independientes y autodisciplinados.



Último revisado Abril 2005 por Kimberly Rask, MD, PhD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!