Debido a que el síndrome premenstrual (PMS) incluye una amplia variedad de síntomas, podría ser difícil hacer un diagnóstico específico. Por lo tanto, es una buena idea llevar un registro de sus síntomas físicos y emocionales mensualmente. Es muy probable que los síntomas ocurran una o dos semanas antes de menstruar. Cuando los síntomas ocurren aproximadamente en el mismo momento cada mes, el PMS es el diagnóstico probable.

Valoración Inicial - Su profesional en el cuidado de la salud le preguntará acerca de sus síntomas e historial médico. El ritmo de sus síntomas y su impacto en las actividades diarias son muy importantes por considerar. Usted podría recibir un cuestionario o una tabla para llevar el registro de malestares mensuales.

Examinación y Pruebas Físicas - Un examen físico completo proporcionará importante información. Aunque no hay un solo resultado que confirme el diagnóstico de PMS, su médico querrá buscar señales que pudieran indicar un problema médico como trastornos tiroidales , diabetes , síndrome de fatiga crónica , endometriosis , perimenopausia (si usted tiene más de 40 años), o efectos secundarios de algunos medicamentos.

Valoración Psiquiátrica - Algunas veces podría estar presente un trastorno psiquiátrico subyacente, con síntomas que empeoran durante la fase premenstrual de su ciclo. También se podría recomendar la revisión para trastornos de depresión , ansiedad , u otras condiciones de salud mental.