Facebook Pixel

Dormir Menos de Ocho Horas por Noche Podria Estimular Su Apetito

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Dormir Menos de Ocho Horas por Noche Podría Estimular Su Apetito

En los últimos 40 años, la duración promedio de sueño entre las personas en los Estados Unidos ha disminuido de 1 a 2 horas. Al mismo tiempo, la permanencia de la obesidad ha aumentado a más del doble y casi dos tercios de la población estadounidense tiene sobrepeso. ¿Podría existir una conexión?

Es bastante probable, según varios estudios clínicos que han encontrado una relación dosis-respuesta entre la duración más corta de sueño y el índice de masa corporal más alto (BMI, por sus siglas en inglés, una medida para determinar el sobrepeso). En otras palabras, mientras el sueño disminuye, el BMI aumenta. Pero, hasta ahora, los investigadores sólo podrían especular con respecto a la razón por la cual la pérdida de sueño está asociada con el BMI alto.

Un estudio reciente en el ejemplar de diciembre de 2004 de PLoS (Public Library of Science) Medicine investigó la conexión entre la duración del sueño y dos hormonas reguladoras del apetito - leptina y grelina. Los niveles de leptina aumentan cuando experimenta un excedente calórico, haciendo que se sienta lleno. Por otro lado, los niveles de grelina aumentan en respuesta a la escasez calórica, estimulando su apetito. Este estudio reciente descubrió que la corta duración de sueño no sólo está asociada con el aumento del BMI, sino también con la reducción de los niveles de leptina y niveles elevados de grelina, lo cual podría - en teoría - llevar al aumento de peso.

Información sobre el Estudio

Para este estudio, los investigadores usaron datos y muestras sanguíneas del Wisconsin Sleep Cohort Study, un estudio en proceso de los hábitos y los trastornos del sueño en la población general.

Para una parte del estudio, una muestra de 1,024 participantes llegaban para estancias nocturnas en recámaras de laboratorio, donde se evaluaban sus hábitos de sueño con polisomnografía, la cual usa una máquina para supervisar los cambios en la actividades de las ondas cerebrales, respiratoria y cardíaca durante las diferentes etapas del sueño. Los investigadores aplicaron cuestionarios sobre el estilo de vida y los antecedentes de salud de los participantes (incluyendo el número de horas de "sueño habitual" que obtenían por noche), midieron su estatura y peso y recopilaron muestras de sangre poco después de que los participantes despertaron. Los participantes también llevaron un diario de seis días para registrar las horas a las que iban a la cama y se levantaban todos los días.

Los investigadores calcularon el BMI de los participantes a partir de las mediciones de su estatura y peso y registraron los niveles de leptina y grelina en las muestras sanguíneas de los participantes para observar si había una conexión entre la duración del sueño y los niveles de estas hormonas.

Los Hallazgos

Los investigadores encontraron una relación significativa entre el sueño promedio nocturno (calculado a partir del diario del sueño) y el BMI. Específicamente, para las personas que obtenían menos de 7.7 horas de sueño (74% de la población de estudio), el aumento del BMI era proporcional a la disminución del sueño.

Como es lógico, los niveles bajos de leptina y los niveles altos de grelina también estaban asociados significativamente con el aumento del BMI. Además, parecía que la duración del sueño estaba relacionada con los niveles hormonales. Incluso después de controlar la edad, el sexo, el BMI y el tiempo de almacenamiento de la muestra de sangre, los investigadores encontraron que cuando aumentaba la duración del sueño nocturno, también lo hacían los niveles de leptina. Y cuando el tiempo total de sueño aumentaba (como se calculó con la polisomnografía), la grelina disminuía. De hecho, se asoció una disminución de ocho a cinco horas en el sueño nocturno promedio y el tiempo total de sueño con un aumento de 15.5% en los niveles de leptina y un aumento de 14.9% en los niveles de grelina, respectivamente.

¿De Qué Manera Le Afecta?

Estos hallazgos sugieren que muy poco sueño está asociado con cambios hormonales que potencialmente podrían conducir al aumento de peso. Otro estudio reciente en el ejemplar de diciembre de 2004 de los Annals of Internal Medicine apoya estos hallazgos. En este estudio, 12 hombres durmieron en un ambiente de laboratorio por 10 horas dos noches consecutivas y por cuatro horas dos noches consecutivas, con un período intermedio de compensación de seis semanas. Los participantes completaron cuestionarios para evaluar su hambre y apetito y los investigadores midieron los niveles sanguíneos de leptina y grelina en los participantes. Encontraron que la restricción del sueño estuvo asociada con una reducción del 18% en la leptina, un aumento de 28% en la grelina, un aumento del 24% en el hambre y un aumento de 23% en el apetito - especialmente de alimentos ricos en calorías y altos en carbohidratos.

¿Significa esto que los médicos pronto recomendarán más sueño para las personas que necesitan bajar de peso? Quizás. Aunque la pérdida del sueño sola no puede explicar el permanente aumento del sobrepeso y de la obesidad, parece ser un factor significativo, ahora apoyado por evidencias fisiológicas. Y, desde luego, la pérdida de peso no es el único beneficio potencial de dormir lo suficiente; la pérdida del sueño ha sido relacionada con la disminución de la concentración, el tiempo de reacción e incluso la depresión .

Para ayudarle a dormir mejor, la American Academy of Family Physicians presenta las siguientes sugerencias:

  • Ir a dormir y despertar a la misma hora todos los días - incluso los fines de semana
  • Desarrollar una rutina para la hora de dormir, como tomar un baño tibio o leer por 10 minutos
  • Usar su recámara sólo para dormir y para tener relaciones sexuales - no para hacer el balance de su chequera o para ver televisión
  • Asegurarse de que su recámara esté en silencio y oscura

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
Weight-Control Information Network
http://win.niddk.nih.gov/

National Sleep Foundation
http://www.sleepfoundation.org/

Fuentes:

Insomnia: How to get a good night’s sleep. American Academy of Family Physicians website. Disponible en: Http://familydoctor.org/110.xml. Accedido el 7 de diciembre de 2004.

Spiegel K, Tasali E, Penev P, Van Cauter E. Sleep curtailment in healthy young men is associated with decreased leptin levels, elevated ghrelin levels, and increased hunger and appetite. Annals of Internal Medicine . 2004;141:846–850.

Statistics related to overweight and obesity. Weight-Control Information Network website. Disponible en: Http://win.niddk.nih.gov/statistics/index.htm. Accedido el 7 de diciembre de 2004.

Taheri S, Lin L, Austin D, Young T, Mignot E. Short sleep duration is associated with reduced leptin, elevated ghrelin, and increased body mass index. PlosS Medicine . 2004;1(3).



Último revisado 9 de diciembre de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!