Facebook Pixel

El dolor privado de la vulvodinia

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El dolor privado de la vulvodinia

Nadie sabe con seguridad cuántas mujeres sufren esta misteriosa y traumática afección, pero el tratamiento y apoyo están disponibles.

"Yo pensé que me estaba volviendo loca," dice Jane (no es su nombre real). "En un momento, traté de elegir un método de suicidio."

La pesadilla de Jane empezó con una sensación de ardor que ella asumió como una infección por cándida. Los medicamentos sin receta parecían ayudar... por un rato. Pero la agonía cauterizante regresó, sólo para aparecer y volver a fluir en un período de seis años..

"Era una madre felizmente divorciada, con un buen empleo y un nuevo romance," dice Jane. "Mi futuro parecía tan prometedor. Pero entonces ... el dolor se convirtió en mi vida." Ella era incapaz de tener sexo. Su relación fracasó. Su energía disminuyó hasta que tanto su trabajo como su vida en casa sufrieron. Desesperada, Jane consultó seis diferentes doctores. Los tratamientos incluían cirugía láser, terapia de inyecciones e histerectomía. Nada ayudó.

¿Qué es la vulvodinia?

La "vulvodinia" se refiere al dolor crónico en la vulva (área genital femenina externa). Jeffrey Jensen, M.D., M.P.H., profesor asociado, del Department of Obstetrics and Gynecology at Oregon Health Sciences University, dice que es una afección muy complicada con un cierto número de causas.

"Las causas son detectables en algunos casos," dice Jensen. "Pero en otros pacientes, el problema preciso no puede ser determinado."

En casos que no pueden ser categorizados, una afección nerviosa anormal podría ser la culpable. En teoría, el umbral de dolor se altera al intensificarse la incomodidad, hasta que la más ligera presión puede causar dolor insoportable. Otras posibles causas incluyen trastornos dermatológicos, disfunción inmune, respuestas alérgicas a químicos, alta concentración de cristales de oxalato de calcio en la orina, traumas genitales y espasmos musculares pélvicos.

La vulvodinia usualmente no está asociada con cáncer. No es contagiosa ni el resultado de higiene pobre.

¿Quién tiene vulvodinia?

La Vulvar Pain Foundation estima que 100,000-150,000 mujeres en los Estados Unidos sufren de vulvodinia, mientras que la International Pelvic Pain Society dice que cerca del 15% de todas las mujeres estadounidenses de 18-50 años sufren de dolor pélvico crónico. "No tenemos un control de la prevalencia," dice Jensen, Nota que debido a la naturaleza privada del problema, las mujeres puede sentirse incómodas al discutirlo con los médicos.

El atiende a mujeres con la afección de 12 a 92 años. Sin una encuesta basada en la población, el "perfil típico de la paciente" es sólo especulación. La verdadera vulvodinia puede variar desde dolor leve hasta tal tormento que usar ropa interior se vuelve una tortura. En el peor de los escenarios, una mujer puede ser incapaz de sentarse, hacer ejercicio, tener sexo y puede quedarse sujeta a la cama.

¿Realmente es vulvodinia?

Viven Hanson, M.D., investigadora y coordinadora de control de calidad en la University of Washington School of Medicine NCI Research Study dice que el dolor de la vulvodinia, típicamente ardor o picazón, se localiza en los genitales externos. "El dolor debe estar presente por al menos seis meses," dice, "antes de que el diagnóstico de la vulvodinia sea confirmado."

Jensen alerta a las mujeres de no estar demasiado preocupadas del dolor ocasional, citando otras causas de incomodidad sexual tal como inexperiencia, falta de excitación y ansiedad. "Hay una diferencia entre incomodidad ocasional y dolor crónico."

Problemas de diagnóstico

Howard Glazer, PhD., profesor asociado clínico de Psicología en Obstetricia y Ginecología en la Cornell University Medical College en New York, dice que reconocer la afección es complicado por las presiones sociales que causan que las mujeres sean demasiado discretas sobre sus genitales.

"Cuando les pregunto a mis pacientes si sus genitales están enrojecidos," dice "frecuentemente responden que no han visto." Hanson está de acuerdo. "Desde el nacimiento, las mujeres obtienen mensajes horribles sobre su vulva."

Ensuciando la imagen del diagnóstico todavía más es la naturaleza variante de la afección - los genitales pueden o no estar inflamados, los síntomas vienen y van, y los resultados de laboratorio pueden ser negativos. Se les dice a las pacientes algunas veces que todo está en sus cabezas. Pero dice Hanson, "Esto no es una enfermedad psiconeurótica, mas puede afectar su psique, ¿Quién no estaría deprimida por estos síntomas?"

Tratamientos

El compromiso a largo plazo para un diagnóstico largo y proceso de tratamiento es imperativo. La mejoría frecuentemente toma semanas o meses. Dice Jensesn, "Las quejas crónicas de vulva no se desarrollan de la noche a la mañana y rara vez son curadas en una visita."

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • crema de estrógenos
  • una dieta baja en oxalatos
  • tratamientos dermatológicos
  • antidepresivos
  • terapia física
  • analgésicos tópicos
  • terapia de inyecciones
  • cirugía para eliminar el tejido inflamado (considerada sólo como el último recurso)

Las medidas drásticas pueden ser contraproducentes, alerta Hanson. Ella cree que algunos tratamientos, tal como la cirugía láser, las inyecciones de interferón y la terapia para el virus verruga realmente pueden causar vulvodinia en algunos casos.

Jensen nota que la mayoría de individuos se mejoran con el tiempo, pero "cualquiera con esta afección crónica podría beneficiarse del apoyo tal como un terapeuta sexual con experiencia en el tratamiento del dolor de vulva para ayudar con los temas de la relación."

Biorretroalimentación

La biorretroalimentación se receta con frecuencia. "La mayoría de las pacientes con vulvodinia tienen problemas de la superficie pélvica," dice Glazer, un experto en músculos d de la superficie pélvica. En respuesta al dolor, los músculos se espasman. Los músculos disfuncionales previenen que los tejidos sanen debido al flujo sanguíneo disminuido. Usando un sensor vaginal ajustado a un instrumento de biorretroalimentación, Glazer evalúa y reestrena los músculos a través de una técnica llamada el Glazer Protocol.

El régimen de biorretroalimentación de Glazer no tiene efectos secundarios y presume un éxito documentado a través de revisiones hechas por publicaciones: "Cerca del 50% de mis pacientes se vuelven asintomáticos después del tratamiento, mientras la reducción promedio en el dolor autoestimado es del 83%." Los pacientes requieren usar las máquinas en casa por veinte minutos dos veces al día por un promedio de nueve meses.

Una alerta: "¡Tenga cuidado! Muchas personas ofrecen biorretroalimentación," dice Glazer. "No se requiere licencia. Se puede usar equipo antiguo o técnicas que no han sido demostradas como efectivas." Glazer expone una lista de especialistas en vulvodinia conocedores del Glazer Protocol en su sitio web (vea Fuentes Adicionales abajo).

No deje que la vulvodinia se apodere de su vida

Encuentre un doctor experimentado en vulvodinia que escuchará seriamente sus preocupaciones. Un grupo de apoyo puede calmar las sensaciones de aislamiento (vea Fuentes Adicionales abajo).

Jensen nota que la mayoría de individuos mejoran con el tiempo y apoyo. "No destroce su vida sexual o su capacidad de tener hijos. Con la atención adecuada puede, por lo menos, controlar los síntomas a un nivel manejable para poder vivir su vida plenamente."

Después de consultar seis doctores durante seis dolorosos y frustrantes años, Jane encontró un especialista en vulvodinia que diagnosticó y trató la vulvo vaginitis cíclica. Eventualmente, ella pudo disminuir los medicamentos. No ha tenido más síntomas por más de quince meses.

Medidas de comodidad

Recomendaciones para calmar el dolor de la vulvodinia:

"Trate a su vulva como lo haría con su cara," dice Hanson.

  • No la lave con tanta frecuencia.
  • Use un jabón muy suave, o ninguno.
  • Seque con una toalla suave o use un conjunto de secador de cabello en fresco.
  • Los baños de asiento de avena y té pueden tranquilizar.

Evite los irritantes químicos.

  • Use almohadillas menstruales 100% de algodón no desechables
  • Evite el papel de baño perfumado
  • Nunca use aerosol de higiene femenina.
  • No use jabones con desodorante o baños de burbujas.
  • Los detergentes de lavandería, suavizadores de tela y sábanas pueden causar problemas. La sosa caliente podría ser sustituida por detergente.
  • Después de lavar la ropa interior, ponga la ropa limpia en otro ciclo de enjuague.
  • Enjuague la vulva frecuentemente con agua limpia aguas frescas

Evite la fricción y procure refrescarla.

  • No la frote.
  • El ciclismo puede empeorar la irritación.
  • Use lubricantes recomendados por un médico para la relación sexual.
  • Use ropa interior blanca 100% de algodón y evite las pantimedias, mallas y los pantalones ajustados.
  • No use ropa interior o fondos de piyama en la noche.

Fuentes Adicionales de Información

National Vulvodynia Association
http://www.nva.org

Dr. Glazer's Vulvodynia.com
http://www.vulvodynia.com



Último revisado Febrero 2000 por EBSCO Publishing's Medical Review Board

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!