Facebook Pixel

El Ejercicio Mental Podria Proteger en Contra de la Demencia

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El Ejercicio Mental Podría Proteger en Contra de la Demencia

Todos tenemos momentos en que se nos olvida dónde pusimos las llaves o nos toma unos cuantos minutos de más recordar el nombre de alguien. Aunque estas inevitables fallas de la memoria podrían aumentar con la edad, éstas no son una señal de demencia , la cual es una enfermedad más grave caracterizada por pérdida de memoria progresiva y confusión que no son una parte normal del envejecimiento. La demencia afecta aproximadamente a 1 de cada 10 estadounidenses de 65 años de edad y mayores.

Algunas causas de la demencia pueden ser tratadas e incluso revertidas, pero las formas más comunes que son la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular , no tienen cura. Sin embargo, la clave para combatir la demencia es investigar para determinar las maneras de prevenirla, o al menos, para retrasar su aparición. Varios estudios han mostrado que entre más participe una persona de edad avanzada en actividades de esparcimiento, menor será su riesgo de demencia. Un nuevo estudio publicado en la edición del 19 de junio de 2003 en The New England Journal of Medicine le da más apoyo a esta observación.

Acerca del Estudio

Investigadores en Albert Einstein College of Medicine y Syracuse University realizaron un estudio de cohorte prospectivo (el cual da seguimiento a un gran número de personas durante un periodo de tiempo) para examinar si la participación de las personas de edad avanzada en actividades de esparcimiento podría reducir su riesgo de demencia. De 1980 a 1983, los investigadores incluyeron a 469 personas angloparlantes con edades entre los 75 y los 85 años que residían en la comunidad y no padecían demencia.

Las personas se sometieron a evaluaciones de base tanto clínicas como psicológicas y a visitas de seguimiento cada 12 a 18 meses, hasta el 2001 (durante 21 años). La demencia fue diagnosticada de acuerdo al Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Trastornos Mentales, Tercera Edición (DSM-III-R por sus siglas en inglés). A estas personas también se les cuestionó sobre la frecuencia con que participaron en 6 actividades cognoscitivas (leer libros o periódicos, escribir por placer, resolver crucigramas, jugar cartas o juegos de mesa, participar en discusiones organizadas de grupo y tocar instrumentos musicales) y 11 actividades físicas (jugar tenis o golf, nadar, andar en bicicleta, ejercicios en grupo, juegos en equipo como boliche, caminar por ejercicio, hacer las labores domésticas y cuidar niños).

Los Resultados

La demencia se desarrolló en 124 personas (enfermedad de Alzheimer en 61 personas, demencia vascular en 30, demencia combinada en 25 y otros tipos de demencia en 8). Entre las actividades cognoscitivas, los juegos de mesa, leer, tocar un instrumento musical y hacer crucigramas estuvieron asociados con una reducción significativa de demencia (incluso después de que los investigadores tomaron en cuenta diferencias como la edad, el sexo, el nivel de educación y la presencia o ausencia de enfermedades crónicas). Bailar fue la única actividad física asociada con una reducción significativa del riesgo de demencia.

Los investigadores también encontraron que entre más participaba una persona en actividades cognoscitivas, menor era su riesgo de demencia. En comparación con las personas menos activas, las personas más activas tuvieron un riesgo 63% menor de desarrollar la enfermedad.

A pesar de estos resultados convincentes, los estudios de cohorte prospectivos como éste no son capaces de probar una asociación de causa y efecto. Podría ser que algún otro factor no reconocido, además de las actividades mentales, en realidad haya provocado un mejor rendimiento cognoscitivo. Además, los resultados podrían no aplicar para todas las personas de edad avanzada ya que los participantes del estudio tenían entre 75 y 85 años de edad, eran de clase media, en su mayoría de raza blanca (91%) y en su mayoría mujeres (64%).

¿En Qué Manera Le Afecta Esto?

Este estudio más reciente añade fuerza a la perspectiva de que la participación en actividades de esparcimiento está asociada con un menor riesgo de demencia. Aunque las personas de edad avanzada que están en las primeras etapas de demencia tienden a participar menos en actividades de esparcimiento, estudios como éste sugieren que lo contrario podría ser cierto: Entre más participe una persona de edad avanzada en actividades de esparcimiento, menor será la probabilidad de que padezca demencia en primer lugar.

Con respecto al tipo de actividades en que participaron las personas, el estudio descubrió que las actividades cognoscitivas en particular podrían hacer una diferencia significativa. Pero eso no descarta la posibilidad de que las actividades físicas también pudieran tener un impacto. De hecho, entre las actividades físicas incluidas en este estudio, se observaron tendencias positivas (pero no estadísticamente significantes) al realizar labores domésticas, nadar, caminar y cuidar niños. Además, cualquier cantidad de otras actividades no consideradas aquí también podría ser benéfica.

Incluso si su efecto protector es pequeño, este tipo de actividades están esencialmente libres de riesgo e incrementan ampliamente la calidad de vida. Así que elija crucigrama, lea un libro, juegue con sus nietos o vaya a caminar - todo esto es bueno para el cuerpo, alma, y mente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

MEDLINEplus: Dementia
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/dementia.html

The American Geriatrics Society
http://www.americangeriatrics.org/

Alzheimer’s Association
http://www.alz.org/

Fuentes:

Verghese J, Lipton RB, Katz MJ, et al. Leisure Activities and the Risk of Dementia in the Elderly. NEJM . 2003;348(25):2508-16.

Coyle JT. Use it or Lose it(Do Effortful Mental Activities Protect Against Dementia? [Editorial]. NEJM . 2003;348(25):2489-90.

Forgetfulness: It's Not Always What You Think. NIH. Available at: http://www.nia.nih.gov/health/agepages/forgetfulness.htm
Accedido el 17 de junio, 2003.

Screening for Dementia in Primary Care Settings. Annals of Internal Medicine. Disponible en:
http://www.annals.org/issues/v138n11/fpdf/200306030-00006.pdf
Accedido el 17 de junio, 2003.



Último revisado Junio 19, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!