Facebook Pixel

El Uso Publico de Desfibriladores para los Paros Cardiacos Salva Mas Vidas Que la CPR Sola

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El Uso Público de Desfibriladores para los Paros Cardíacos Salva Más Vidas Que la CPR Sola

El paro cardíaco repentino reclama 350,000 - 450,000 vidas anuales sólo en los Estados Unidos y, es el responsable de más de la mitad de todas las muertes a causa de enfermedad cardiovascular. Desafortunadamente, sigue siendo difícil identificar a pacientes que están en alto riesgo - de hecho, un paro cardíaco es el primer "síntoma" de enfermedad cardiovascular en el 50% de pacientes con la enfermedad. Como resultado, el 90% de los paros cardíacos se presentan sin advertencia y fuera de los hospitales; y a falta de cuidado hospitalario, el índice de supervivencia promedia entre el 1% y el 5%.

Un paro cardíaco se refiere al momento en que los impulsos eléctricos en el corazón ya no pueden generar un latido cardíaco efectivo. La alteración eléctrica más común es llamada fibrilación ventricular , que si se deja sin tratar, resultará en muerte cerebral en tan sólo 4 a 6 minutos. Sin embargo, el paro cardíaco puede ser revertido en el 80-90% de los casos, siempre y cuando CPR y terapia de desfibrilación se administren dentro de los primeros minutos. La CPR consiste en respiración de boca a boca y compresiones en el pecho que mantengan al corazón bombeando y a los músculos oxigenando; la desfibrilación consiste en una descarga eléctrica al corazón que básicamente anula las fibrilaciones caóticas, permitiendo que el corazón restablezca su propio ritmo cardíaco normal. Mientras que la CPR sólo es útil para estabilizar durante algún tiempo, es la desfibrilación la que finalmente salva la vida de una víctima de paro cardíaco. Cada minuto que la desfibrilación es retrasada, la posibilidad de recuperación se reduce en al menos un 10%.

Considerando las circunstancias urgentes de un paro cardíaco fuera del hospital, la American Heart Association expone un plan de "cadena se sobrevivencia" de cuatro puntos para guiar la respuesta de la comunidad ante estos eventos. Las cuatro prioridades incluyen el acceso temprano al cuidado, iniciación temprana de la resucitación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés), desfibrilación rápida y apoyo cardiaco avanzado aplicado con prontitud.

Generalmente, el personal médico de emergencia ha brindado "desfibrilación rápida". Pero los nuevos dispositivos portátiles, conocidos como Desfibriladores Automáticos Externos (AED, por sus siglas en inglés) están ahora generalmente disponibles para su uso por miembros del público general. Estos AED están diseñados específicamente para quienes no tienen preparación médica y, son ligeros, relativamente poco costosos, requieren poco mantenimiento y son de uso fácil al diagnosticar automáticamente los ritmos cardíacos para confirmar un paro cardíaco. En pruebas, niños de sexto grado los usaron de forma experta después de una capacitación mínima.

Para determinar cuánto pueden mejorar los índices de supervivencia a un paro cardiaco a partir del acceso por parte del público a la desfibrilación, los investigadores compararon los resultados de los paros atentidos por los voluntarios de la comunidad que fueron entrenados en CPR sola o CPR y desfibrilación. Sus resultados, publicados en la edición del 12 de agosto de 2004 de la New England Journal of Medicine, mostraron que los paros cardíacos tratados por voluntarios capacitados en ambas , CPR y desfibrilación, fueron dos veces más propensos a recuperarse.

Acerca del Estudio

Los voluntarios que se registran como respuestas de emergencia de un paro cardíaco normalmente son capacitados para ponerse en contacto con servicios médicos de emergencia y administrar CPR. Los investigadores detrás de este estudio, Public Access Defibrillation (PAD) Trial, compararon a voluntarios capacitados en éste método con voluntarios capacitados para usar también desfibriladores portátiles (AED).

Más de 19,000 voluntarios fueron capacitados para responder a paros cardíacos en entornos públicos. Las áreas muy concurridas como centros comerciales, hoteles y, complejos de apartamentos (n=993) fueron supervisadas en caso de paros cardíacos desde julio de 2000 hasta septiembre de 2003. Para hacer la comparación, cada área fue asignada a un equipo voluntario capacitado ya fuera en CPR o en CPR más desfibrilación.

Los Resultados

Durante un lapso promedio de tiempo de dos años para cada área, se presentaron 526 supuestos paros cardíacos, de los cuales 235 fueron tratados por un contestador voluntario. De estos, los 107 casos asignados a unidades CPR más AED tuvieron el doble de posibilidades de supervivencia (29 supervivientes), en comparación con los 128 casos asignados a las unidades de respuesta sólo de CPR (15 supervivientes).

¿En Qué Manera Le Afecta?

Dado el deplorable índice de supervivencia a paros cardíacos que ocurren fuera del hospital, cualquier incremento atribuible al acceso público a los desfibriladores es extremadamente alentador. Sin embargo, este estudio encontró una duplicación en el índice de sobrevivencia sólo en los lugares públicos que consideró (centros comerciales, centros recreativos, etc.), no en entornos residenciales. En este estudio, sólo dos víctimas de paro cardíaco sobrevivieron en complejos residenciales, y la mayoría de los paros cardíacos fuera del hospital (79-84%) se presentan dentro de casas privadas. El factor que aquí falta con frecuencia es un testigo que pudiese llamar para pedir ayuda.

No obstante, con base a los resultados de esta y otras investigaciones, parece deseable extender los programas organizados de respuesta pública a la desfibrilación, incluso si no intervienen de manera exitosa con un paro cardíaco en el hogar.

Con respecto a la "cadena de supervivencia" de la American Heart Association, otro estudio publicado en la misma edición del New England Journal of Medicine , concluyó que el "apoyo cardíaco avanzado y oportuno" en realidad no ayuda a las víctimas de un paro cardíaco. Los pacientes tratados con apoyo avanzado, incluyendo intubación endotraqueal (para ayudar a que el oxígeno fluya) y medicamentos intravenosos, no fueron más propensos a sobrevivir que aquellos pacientes que no recibieron tales servicios. El mismo estudio confirmó índices de supervivencia mejorados gracias tanto al CPR como a la desfibrilación rápida. Este segundo estudio sólo refuerza los beneficios potenciales y rentables de los voluntarios públicos mínimamente capacitados en el uso de AED, quienes pueden atender rápidamente a una víctima de paro cardíaco.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

Heart Rhythm Institute
http://www.hrspatients.org

Fuentes:

American Heart Association. Cardiac Arrest. Disponible en: Http://www.americanheart.org. Accedido el 8/12/04.

American Red Cross. Automated External Defibrillator: A Machine That Can Save Lives. Disponible en http://www.arcbcc.org/AED.htm . Accedido el 8/12/04.

Hallstrom A and Ornato P. Public-Access Defibrillation and Survival after Out-of-Hospital Cardiac Arrest. N Engl J Med. 2004; 351:637-46.

Stiell G, Wells G, Field B, Spaite D, Nesbitt L, De Maio V, et al. Advanced Cardiac Life Support in Out-of-Hospital Cardiac Arrest. N Engl J Med. 2004; 351:647-56.



Último revisado 13 de agosto de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!