Facebook Pixel

El vino y los habitos de estilo de vida saludable van de la mano

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

El vino y los hábitos de estilo de vida saludable van de la mano

Mientras que hay mucho debate sobre los efectos del alcohol en la salud, la mayoría de los investigadores están de acuerdo en que los bebedores de vino parecen obtener la mayoría de los beneficios. Los estudios han mostrado que los bebedores de vino tienen menos índices de enfermedad cardíaca, cáncer y otros problemas cardíacos. Se ha sugerido que hay algo en el vino - posiblemente los polifenoles antioxidantes - que no están en la cerveza o licores, lo que le da a los bebedores de vino un poco de protección adicional. Otra teoría es que no es del todo el vino, sino que más bien ciertas características y hábitos de los bebedores de vino lo que mejora su salud. Por ejemplo, los bebedores de vino tienden a ser de clases socioeconómicas más altas (SES, por sus siglas en inglés) y tener más estudios - dos factores que están asociados con el mejor acceso al cuidado de la salud y mejor salud - que los bebedores de licor o cerveza.

Un estudio nuevo, publicado en la expedición de julio del American Journal of Clinical Nutrition destaca varios hábitos de estilo de vida saludable más comunes a quienes toman vino en comparación con quienes toman otro tipo de bebidas alcohólicas. Estos incluyen comer más frutas y verduras y, menos carnes rojas o fritas, así como fumar menos y ejercitarse más.

Acerca del estudio

Los investigadores del Duke University Medical Center y Copenhagen University Hospital estudiaron a 4,435 personas que participaron en un estudio más grande - el University of North Carolina Alumni Heart Study (UNCAHS), que fue diseñado para examinar los factores de riesgo para enfermedad cardiovascular. Estos voluntarios fueron ya sea estudiantes o esposas de personas que eran estudiantes de la University of North Carolina entre 1964 y 1966. El presente grupo de estudio consistió de 1,571 mujeres y 2.864 hombres que estaban bien educados y tenían un promedio de ingresos familiares alto.

Los investigadores reunieron información de cuestionarios llenados en 1994, sobre los cuales los voluntarios respondieron preguntas sobre su salud y bienestar en general. Además, los voluntarios completaron un cuestionario de la frecuencia de 153 alimentos (FFQ, por sus siglas en inglés), el cual incluyó el consumo de alcohol - específicamente el número de vasos de cerveza, vino tinto y licor o bebidas combinadas, consumidas en el último mes. Los voluntarios se dividieron en cinco grupos:

  • No bebedores
  • Bebedores que prefirieron vino
  • Bebedores que prefirieron cerveza
  • Bebedores que prefirieron licor
  • Bebedores sin preferencia

Para determinar la salud de la dieta de los voluntarios, los investigadores se enfocaron sobre tres grupos de alimentos: Frutas, verduras y carnes rojas o fritas. Ellos generaron índices de grupos de alimentos basados en el número total de porciones consumidas diariamente de alimentos en estos grupos. Ellos también estimaron el consumo de grasas saturadas, colesterol y fibra.

Otras conductas de salud medidas incluyeron el uso de suplementos alimenticios (si o no), el fumar actualmente (si o no), ejercicio (sin actividad, participación regular en actividad ligera o participación regular en actividad aeróbica) e índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés; calculada de la estatura y peso reportados).

Los investigadores compararon los hábitos de estilo de vida de los bebedores de vino con los otros grupos de bebedores y no bebedores.

Los resultados

Los bebedores de vino comieron más frutas, más verduras y menos carne roja y frita que quienes preferían otros tipos de alcohol. Las dietas de los bebedores de vino fueron más altas en fibra y más bajas en grasas saturadas, colesterol y alcohol. Además, quieren eligieron vino fueron menos propensos a fumar y más propensos a ejercitarse.

Los investigadores hicieron un segundo análisis de su información que fue controlada para los efectos de salud asociados con los estudios y el ingreso. Este ajuste cambió sólo un indicador - los hábitos de ejercicio de bebedores de vino ya no fueron significativamente diferentes que los hábitos de quienes preferían otros tipos de alcohol.

Aunque estos resultados son interesantes, hay limitaciones a este estudio. Primero, el cuestionario de frecuencia de alimentos requirió que las personas recordaran alimentos y bebidas específicas y el tamaño de su porción consumida mensualmente. Esto puede ser muy difícil de hacer de manera precisa. Además, el medir los hábitos alimenticios y de estilo de vida en una determinada época podría no proporcionar una valoración precisa de hábitos a largo plazo. En los cuestionarios de este tipo, las personas también tendían a describir sus hábitos de comer y de estilo de vida como más saludables de lo que realmente son. Y, finalmente, mientras que el estudio sugiere una asociación entre una tendencia a tomar vino y estilos de vida saludables, el estudio no señala si en realidad los bebedores de vino son o no más saludables.

¿En que manera le afecta?

¿Así que usted debe omitir la cerveza y en su lugar ordenar un Merlot? No necesariamente. Este estudio sugiere que no es el vino, sino el bebedor de vino, lo que cuenta. No hay elixir mágico u otros factores aislados que mejoren su salud. Procure un estilo de vida equilibrado y saludable. Esto incluye una dieta rica en frutas, verduras, legumbres y granos y, baja en grasas saturadas y colesterol. También ejercítese regularmente y no fume. Nuevamente, la moderación es la clave. Uno de los resultados fue que quienes tomaron vino tuvieron un menor consumo de alcohol que otros bebedores. Moderación es una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres.

Fuente:

Barefoot JC, et al. Alcoholic beverage preference, diet, and health habits in the UNC Alumni Heart Study. American Journal of Clinical Nutrition . July 2002;76:466-472.



Último revisado 26 de julio de 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!