Definición

La enfermedad del legionario es una infección pulmonar. Es una forma de neumonía que recibió su nombre después de que azotara a la Convención de Legionarios Estadounidenses de 1976.

Causas

Es provocada por la bacteria Legionella pneumophilia. Las bacterias se encuentran con más frecuencia en fuentes de agua estancada. Se pueden encontrar en torres de enfriamiento, sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. También puede encontrarse en el suelo.

La enfermedad del legionario puede ser contraída por:

  • Respirar vapor de una fuente de agua estancada contaminada con la bacteria Legionella
  • Respirar polvo de un suelo que contenga la bacteria Legionella

Los Pulmones

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

La infección no se contagia de una persona a otra.

Factores de riesgo

Los factores que incrementan su probabilidad de padecer la enfermedad del legionario son:

  • Edad avanzada
  • Sexo masculino
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Sistema inmunológico debilitado (p. ej., SIDA)
  • Personas con insuficiencia renal
  • Diabetes
  • Consumir cortisona u otros fármacos inmunosupresores
  • Pacientes con transplante de órganos
  • Trabajar con suelos, especialmente con suelos recién cultivados o de encapsulamiento

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Fatiga
  • Fiebre (con frecuencia alta)
  • Escalofríos y dolores musculares
  • Tos seca
  • Dolor de pecho con tos o dificultad al respirar
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de cabeza

Los síntomas que pueden desarrollarse si la infección se agrava incluyen:

  • Falta de aire
  • Dolor abdominal
  • Náuseas, vómitos o diarrea.
  • Trastornos mentales, confusión o pérdida de la memoria

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • exámenes sanguíneos: para buscar concentraciones elevadas, o en elevación, de los anticuerpos contra la bacteria Legionella
  • Análisis de esputo: se examina mucosidad del interior de los pulmones para identificar la causa de la infección
  • Pruebas de la función renal: cuando hay infección por Legionella suele observarse un funcionamiento incorrecto de los riñones
  • Exámenes de orina: para detectar las proteínas de la Legionella en la orina
  • Radiografía de tórax: para diagnosticar neumonía o infección pulmonar

Tratamiento

Esta enfermedad usualmente se trata con antibióticos, por ejemplo:

Para los casos graves, se puede administrar un fármaco llamado rifampicina. El tratamiento inicial se puede administrar por vía intravenosa.

Si se le diagnostica la enfermedad del legionario, siga las indicaciones de su médico.

Prevención

El diseño, el mantenimiento y la limpieza adecuados de las áreas de alto riesgo pueden reducir el riesgo de difusión de la enfermedad. Esto incluye cualquier área donde haya agua estancada.

Usted puede reducir el riesgo de contraer la enfermedad del legionario al:

  • No fumar
  • Limitar la cantidad de bebidas alcohólicas que ingiera
  • Si usted trabaja con suelos recién cultivados o de encapsulamiento:
    • Usar guantes y máscara.
    • No inhalar polvo de los suelos.
    • Humedecer los suelos para disminuir la cantidad de polvo.