Definición

La fístula rectovaginal es una conexión anormal entre el recto y la vagina. Los gases o las heces pueden filtrarse desde el intestino hacia la vagina.

Algunas fístulas rectovaginales se cierran por sí mismas. La mayoría necesita de una cirugía para la reparación. Esta condición puede tratarse. Contacte a su médico si usted cree que puede tener una fístula.

Pared sana entre la vagina y el recto

exh61026d
© 2009 Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La causa más frecuente de fístula rectovaginal es la herida provocada durante el parto. Otras causas incluyen:

  • Enfermedad de Crohn
  • Complicaciones después de una cirugía del perineo (área entre la vagina y el recto), la vagina, el recto o el ano
  • Radioterapia o cáncer en el área pélvica
  • Infección perianal

Síntomas

Si tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se deba a una fístula. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Consulte al médico si tiene:

  • Expulsión de heces o gas por la vagina
  • Incapacidad para controlar las evacuaciones intestinales
  • Secreción vaginal con olor desagradable
  • Infecciones vaginales recurrentes
  • Dolor durante las relaciones sexuales

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Es posible que deba consultar a un cirujano colorrectal.

Las pruebas pueden incluir:

  • Ecografía anorrectal: un instrumento pequeño con forma de vara que obtiene una imagen en video del recto y el ano
  • Enema de metiltioninio: se coloca un tampón en la vagina y se aplica cloruro de metiltioninio en el recto para identificar el movimiento del líquido desde el recto hacia la vagina
  • Estudios de contraste (enema de bario) para visualizar una fístula rectovaginal que no se puede observar en el examen físico
  • Endoscopia: un tubo fino con luz se inserta en el recto para examinar el recto y la parte inferior del colon (para descartar enfermedad del intestino irritable)

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Cirugía de reparación de la fístula rectovaginal

En general se requiere cirugía. Se realiza para cerrar la abertura entre el recto y la vagina. Se puede tomar tejido de otra parte del cuerpo a modo de injerto. Este tejido ayudará a cerrar la fístula.

Medicamentos

Es posible que le administren antibióticos si la zona que rodea la fístula está infectada.

Prevención

No hay medidas para prevenir la fístula rectovaginal.