Definición

La fiebre por arañazos de gato es una infección bacteriana que usted puede adquirir a causa de ser arañado o mordido por un gato o la cría de éste, o a veces por un perro. Esta usualmente desaparece sin tratamiento, pero puede volverse una enfermedad potencialmente seria que requiere del cuidado de su médico.

Causas

  • La bacteria que causa la fiebre de un arañazo de gato se encuentra en la pulgas y se transmite a los gatos a través de los piquetes de pulgas, luego a los humanos a través de un arañazo o mordida de un gato.
  • Los niños menores de diez años suelen ser los más afectados porque son víctimas de arañazos o mordeduras de gato con mayor frecuencia.

Factores de riesgo

Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de adquirir la fiebre por arañazo de gato:

  • Una mordida reciente o un arañazo hecho por un gato o una cría de éste.
  • Un sistema inmune debilitado, lo cual incrementa sus probabilidades de adquirir complicaciones serias de la enfermedad. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados incluyen a bebés y adultos mayores, así como a personas con VIH/SIDA, trasplantes de órganos o cáncer.

Síntomas

Nódulos Linfáticos Inflamados

© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.
  • Una úlcera o llaga con costra que se desarrolla en el lugar en donde ocurrió el arañazo o la mordida del gato
  • Nódulos linfáticos adoloridos e inflamados
  • Fiebre baja
  • Síntomas como de gripe como la debilidad, la náusea, los escalofríos, la pérdida de apetito y dolor de cabeza
  • Si no nota mejoría en los días posteriores, es posible que desarrolle complicaciones, como fiebre muy alta o neumonía. Los casos severos han causado infecciones del cerebro (encefalitis), hepatitis e incluso la muerte.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Si usted recuerda haber sido mordido o arañado por un gato, su doctor probablemente será capaz de diagnosticar la enfermedad con base en el hecho de que usted fue mordido o arañado, después tuvo nódulos linfáticos adoloridos e inflamados. Las pruebas pueden incluir:

  • Una prueba de sangre, especialmente si el diagnóstico no está claro después de un examen y del antecedente médico solo.

Tratamiento

Hable con el médico para saber cuál es el mejor plan de tratamiento . Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Reposo y analgésicos de venta sin receta, como el paracetamol.
  • Drenaje linfático: si un nódulo linfático está muy inflamado o causa dolor, el médico puede drenarlo para ayudarlo a sanar y para aliviar el dolor. Para hacer esto, su médico colocará una aguja hipodérmica dentro del nódulo inflamado. El líquido dentro del nódulo se drenará a través de la aguja.
  • Antibióticos: la fiebre por arañazos de gato suele desaparecer sin tratamiento. Si los nódulos linfáticos permanecen adoloridos e inflamados por más de dos o tres semanas, o si usted está muy enfermo, puede necesitar un tratamiento con antibióticos. Los antibióticos también pueden prescribirse para aquellos con una infección por VIH u otra enfermedad inmunocromprometida.

Prevención

Para prevenir la fiebre por arañazo de gato, tome las siguientes medidas:

  • La mejor forma de prevención contra la enfermedad por arañazo de gato es evitar ser arañado o mordido por un gato o por un perro.
  • Si usted fue arañado o mordido, lávese inmediatamente con jabón antiséptico y con agua caliente.
  • Mantenga a sus mascotas libres de pulgas.