Facebook Pixel

Hormona Reductora del Apetito Podria Ayudar a Tratar la Obesidad

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Hormona Reductora del Apetito Podría Ayudar a Tratar la Obesidad

Dos de cada tres adultos en los Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. Esto es alarmante debido a que el sobrepeso y la obesidad contribuyen con una multitud de problemas de salud, incluyendo enfermedad cardiaca , diabetes , apoplejía , artritis , y cáncer. Existe una variedad de medicamentos, complementos y programas para la pérdida de peso, pero su índice de éxito generalmente es muy bajo a largo plazo. De hecho, a la fecha, la cirugía (por ejemplo, bypass gástrico) es el único tratamiento verdaderamente efectivo para la obesidad patológica.

¿Existen tratamiento menos caros y menos invasivos en el horizonte? Investigadores han estado estudiando una variedad de hormonas para controlar el hambre y regular al peso corporal. Entre estas está la leptina, la cual ha mostrado contener el apetito de individuos con peso normal pero no de las personas obesas (las personas obesas muestran una resistencia a la leptina).

Recientemente, investigadores han estado examinando una hormona producida en los intestinos llamada péptido YY3-36 (PYY). Como la leptina, el PYY actúa como mensajero para mandar una señal a su cerebro de que usted está pleno. Estudios han mostrado que las infusiones de PYY reducen la ingesta de alimentos en individuos con peso normal y reducen el aumento del peso en roedores a largo plazo. Además, el PYY puede suprimir la producción de "la hormona del hambre" grelina, la cual se eleva antes de cada alimento (señalando el hambre) y disminuye después de cada alimento (señalando plenitud).

¿Pero el PYY puede ayudar a las personas obesas a perder peso? En un nuevo estudio en el número del 4 de septiembre del 2003 en New England Journal of Medicine , investigadores compararon los efectos de la infusión de PYY en personas obesas y delgadas. Ellos encontraron que al compararlo con el agua salina (agua salada), el PYY redujo significativamente la ingesta de alimentos en una comida de buffet estilo todo lo que pueda comer tanto en personas delgadas como el personas obesas. Además, el PYY redujo dramáticamente el consumo de calorías en un periodo de 24 horas en todos los participantes.

Acerca del Estudio

Los participantes en este estudio eran personas saludablemente delgadas y también personas obesas saludables quienes habían tenido un peso corporal estable por al menos tres meses. El índice de masa corporal (BMI, es una medida de la grasa corporal basada en la altura y el peso) del grupo delgado fue de entre 17 y 23 y el BMI del grupo obeso fue de entre 27 y 40. Hubieron 12 participantes en cada grupo (seis hombres y seis mujeres).

Cada participante entró por dos días, con una semana de diferencia. Ellos consumieron un dieta estandarizada durante las 48 horas antes de cada día de estudio y se abstuvieron del alcohol y del ejercicio extenuante por 24 horas antes de cada día de estudio.

Durante los días de estudio, los participantes recibieron una infusión de 90 minutos ya sea de agua salina o de PYY. Para medir los niveles de PYY y otras hormonas controladoras del apetito (grelina, leptina e insulina), fue tomada una muestra de sangre 30 minutos antes de empezar la infusión y cada 30 minutos hasta que ésta terminó.

Dos horas después que terminara la infusión, ofrecieron los participantes una comida de buffet estilo todo lo que pueda comer. Los investigadores midieron las cantidades de alimento y agua que cada participante consumió. Los participantes clasificaron sus niveles del hambre, náusea y del sabor agradable de la comida y mantuvieron registro de su ingesta de comida por 24 horas.

En el segundo día del estudio (una semana más tarde), se siguió el mismo protocolo, con cada participante recibiendo una infusión salina o de PYY, lo que fuera que ellos todavía no hubieran recibido. Ni los participantes ni los investigadores estaban conscientes si las infusiones contenían agua salina o PYY.

Los Resultados

Comparado con el agua salina, el PYY redujo significativamente la ingesta de calorías durante la comida estilo buffet tanto en los participantes delgados como en los obesos, en 31% y un 30%, respectivamente. Además, en el transcurso de 24 horas, el PYY redujo sustancialmente la ingesta de calorías en todos los participantes (por un 24% en el grupo delgado y un 17% en el grupo obeso). La infusión de PYY redujo los reportes de hambre tanto en los grupos obesos como en los delgados y no afectó los reportes de náusea ni del sabor agradable de los alimentos.

Cuando los sujetos estuvieron recibiendo solución salina, los niveles de PYY en ayuno fueron significativamente más bajos en el grupo obeso que en el grupo delgado. Pese a que los niveles de PYY se incrementaron en ambos grupos después de la comida, la respuesta del PYY del grupo obeso fue significativamente más pequeña que en el grupo delgado, aunque el grupo obeso consumió más calorías.

Con respecto a otras hormonas para el control del apetito, el PYY redujo significativamente los niveles de grelina en ayunas en ambos grupos y redujo los niveles del grelina después de la comida en el grupo delgado. Los niveles de leptina y de insulina no fueron afectados por la infusión de PYY.

¿En Qué Manera le Afecta Esto?

Los resultados de este estudio apoyan resultados previos de que PYY puede ser una terapia benéfica para la pérdida de peso. Este estudio fue el primero que demostró que las personas obesas y las personas delgadas responden de forma semejante al PYY. Además, estos resultados sugieren que las personas obesas tiene bajos niveles de PYY circulando, lo cual apoya la teoría de que una deficiencia de PYY puede ser implicada en obesidad.

Pero no espere que el PYY llegue a estar disponible pronto en cualquier momento. Este estudio sólo probó una infusión sencilla de PYY, lo cual no puede determinar sus efectos a largo plazo. Y el PYY no es la única pieza del rompecabezas. Debido a que las hormonas involucradas en el control del apetito están altamente no relacionadas, es poco probable que el PYY - o cualquier otro medicamento solo - pueda ser la cura milagrosa para la obesidad.

Sin embargo, estos resultados sugieren que el incremento de los niveles de PYY en las personas obesas podría potencialmente controlar su apetito y ayudar a perder peso. Se necesita investigación posterior para determinar la seguridad y la eficacia del PYY para el tratamiento de la obesidad a largo plazo.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disorders
http://www.niddk.nih.gov/

American Obesity Association
http://www.obesity.org/

Fuentes:

National Institutes of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases website
Disponible en: Http://www.niddk.nih.gov/
Accedido el 3 de septiembre del 2003

American Medical Association website
Disponible en: Http://www.ama-assn.org/
Accedido el 3 de septiembre del 2003

Batterham RL, Cohen MA, Ellis SM, et al. Inhibition of food intake in obese subjects by peptide YY3-36. New England Journal of Medicine . 2003;349:941-948.



Último revisado Septiembre 4, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!