Definición

La incontinencia fecal es la pérdida de control sobre los intestinos. Algunas personas podrían tener liberación incontrolada sólo de gases y heces líquidas. Otras no tienen control de la liberación de desecho sólido. Muchas personas con esta condición también tienen dificultad para controlar la liberación de orina.

Esta condición puede conllevar a problemas como depresión o aislamiento. Si usted cree que tiene esta condición, consulte a su médico oportunamente.

Causas

Las mujeres son más propensas a padecer esto que los hombres. Muchos casos son el resultado de una lesión en el suelo pélvico. El suelo pélvico es un grupo de músculos que apoyan los órganos pélvicos. Pueden presentarse lesiones durante el embarazo o el parto. Otras causas incluyen:

  • Estreñimiento
  • Rectal prolapse
  • Anormalidad congénita - condición presente al momento de nacer
  • Trauma o lesión en el esfínter anal o sus nervios - el esfínter sano se abre y se cierra para controlar la liberación de material fecal
  • Diarrea
  • Cicatrización del recto debido al síndrome del intestino irritable, radiación o cirugía

Prolapso Rectal

Rectal prolapse
El recto atraviesa la abertura anal.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Factores de riesgo

Estos factores incrementan su probabilidad de tener incontinencia fecal. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Es mujer
  • Tiene historial de episiotomía
  • Edad avanzada
  • Tiene enfermedades del sistema nervioso (p. ej., apoplejía)
  • Otros factores que se cree que contribuyen a la incontinencia fecal incluyen:
    • Diabetes
    • Depresión
    • Ausencia de actividad física
    • Padecer sobrepeso

Síntomas

Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a incontinencia fecal. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Una incapacidad para controlar las evacuaciones intestinales

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Su médico podría enviarlo con un especialista, como un:

  • Gastroenterólogo
  • Cirujano colorrectal
  • Proctólogo

Las pruebas pueden incluir:

  • Manometría anorrectal - examen que usa un catéter para revisar presiones en el canal anal mientras descansa y aprieta
  • Latencia motora terminal del nervio pudendo (PNTML) - examen que usa un electrodo en el canal anal para evaluar qué tan bien están funcionando los nervios
  • Ultrasonido endoanal - examen que usa ondas sonoras para tomar una imagen; usado para detectar cualquier lesión en los músculos del esfínter anal
  • Proctosigmoidoscopía - examen que usa una sonda delgada e iluminada dentro del recto; usado para examinar el recto y la parte inferior del colon para detectar lesiones o enfermedades
  • Defecografía - examen que usa rayos X y un medio de contraste para observar los intestinos y la manera en la que funcionan

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Opciones incluyen las siguientes:

Dieta

Su médico podría sugerir cambios en su dieta. Usted podría ser canalizado con un nutriólogo para obtener ideas sobre las dietas. Ejemplos de cambios dietéticos incluyen:

  • Comer cantidades más pequeñas de alimentos y con mayor frecuencia
  • Evitar alimentos que provoquen diarrea (alimentos condimentados o alimentos con cafeína son culpables comunes)

A usted podrían pedirle que lleve un registro de su dieta y episodios de incontinencia. Esto ayudará a identificar patrones que pueden cambiarse.

Entrenamiento de los Intestinos

Su médico puede sugerir el uso de biorretroalimentación. Este método puede re-entrenar sus respuestas corporales. Un horario de evacuaciones intestinales también puede entrenar sus intestinos.

Cirugía

Podrían usarse procedimientos quirúrgicos para tratar esta condición, como:

  • Una esfinteroplastia superpuesta para reconstruir el esfínter anal
  • Inyectar agentes en grandes cantidades, terapia de radiofrecuencia y/o estimulación nerviosa
  • Insertar un esfínter intestinal artificial que pueda abrir y cerrar conforme lo necesite
  • Una colostomía (se realiza en casos severos) - desconecta el colon y pasa el extremo a través de una abertura en el abdomen

Prevención

Para ayudar a reducir su probabilidad de tener incontinencia fecal, tome las siguientes medidas:

  • Prevenga el estreñimiento con una dieta alta en fibra y líquidos adecuados.
  • Ponga atención en su dieta y evite alimentos que provoquen diarrea.
  • Trate de mantener un horario regular de evacuaciones intestinales.
  • Hable con su médico si usted tiene problemas con la diarrea o el estreñimiento.