Los niveles de energía corren alto y el entusiasmo es contagioso entre más de 250,000 atletas, todos de al menos 50 años, compitiendo para calificar a las Olimpiadas Seniles.

Algunos, como Anoka, de 80 años, de Florida, y Lynne Lund, de 60 años, de California, nunca han competido nacionalmente antes. Otros, incluyendo a Richard Davies, de 64 años, de Tennessee, son medallistas anteriores en la arena internacional.

"Cuando se participa en los Juegos Seniles, se tiene un sentido de que año con año no se está envejeciendo en realidad," dice Davis, quien trajo a casa el oro de las Olimpiadas en Tokyo en 1964. "Los Juegos Seniles me dan la oportunidad de competir otra vez en un nivel nacional y quizás uno de estos días a nivel internacional."

La idea de los eventos seniles empezó en Palm Springs, California, durante los últimos años de 1960. Así se fue adoptando en otros estados, los organizadores reconocieron la necesidad de un evento nacional y formaron la Asociación Nacional de Juegos Seniles.

Nunca es demasiado tarde

Anoka está seguro de que calificará para representar a Florida en las Olimpiadas Seniles en julio de 2001 en Baton Rouge, Louisiana. Empezó su carrera atlética en 1992, después de observar a los ancianos compitiendo cerca de Orlando, Florida.

"Dije, 'puedo correr tan bien como esos tipos y probablemente ganarles." Anoka recuerda. Y él ha ganado mas de 140 medallas, incluyendo 125 de oro. "Trabajo duro en esto, y estoy dedicado a las carreras . Siento que soy un atleta anciano en oposición a un participante de los juegos seniles."

Anoka alterna su entrenamiento: Correr y esprint un día; levantamiento de pesas , remar y hacer flexiones, sentadillas, estirar las piernas, y brincos largos y cortos después. Participa en seis de 10 encuentros de pista cada año y siente que su recién estado físico ha mejorado su salud cardiovascular.

Rebotando de nuevo mejor que antes

Después de dejar el atletismo amateur y lanzarse a una carrera exitosa en Goodyear Tire & Rubber Co., Davies permaneció en forma y jugaba tenis. Cuando se retiro y se mudó a las montañas, se enteró de los Juegos Seniles. Una pelea con el cáncer de próstata lo motivo a empezar a competir otra vez hace cuatro años.

"Si pudiera mantener una distancia o a veces mejorarla, eso significaría que no voy colina abajo sino progresando," dice Davies. El ha superado sus expectativas, lanzando la jabalina este año más lejos de lo que lo ha hecho desde el colegio.

Al igual que muchos otros atletas, Davies compite en varios eventos: Basquetbol, tenis, badminton y pista y campo. Aunque la competencia es intensa y ganar medallas es importante, para la mayoría de los atletas, los juegos ofrecen más que una oportunidad de demostrar que son los mejores.

"Hay una camaradería interesante que nunca había experimentado en las competencias del colegio o internacionales, " dice Davies.

De aficionado a atleta dedicado

Si no fuera por gente como Davies, Lund nunca se hubiera convertido en campeona internacional.

"Una de las razones por las que fui capaz de regresar a la alberca después de mi primer encuentro de nado y del segundo un año después que todos fue muy positivo," explica Lund. Eso fue hace 10 años. Desde entonces ella ha competido en las Olimpiadas Seniles y en Natación de Expertos.

El esposo de Lund, Harry, impulsó a la familia el interés en los juegos cuando empezó a jugar basquetbol.

"Nunca había estado en una alberca durante dos años y medio," ella explica. "Empecé a ejercitarme y a nadar media milla dos veces a la semana y conseguí que un par de mis amigos lo hicieran"

Ahora ella pasa cuatro o más horas al día, de domingo a viernes, en el gimnasio y la alberca en la Universidad de Loma Linda, El trabajo difícil ha valido la pena, en medallas y satisfacción personal. Su tiempo actual supera el que tenía en la preparatoria. Ella mantiene una medalla de oro de un evento de Expertos mundial.

"Estoy complacida con lo que le ha pasado a mi cuerpo," dice. "Hay una cosa llamada endorfinas y están funcionando. Es una sustancia que se obtiene del ejercicio y se pega a ti"

Sólo pura diversión

Lund dice que competir en los juegos Seniles ha enriquecido su vida de otras formas. Ella y Harry consideran ir de mini vacaciones fuera de la ciudad, donde han encontrado varios amigos nuevos que comparten su amor al ejercicio y el deporte.

Cuando la cirugía del hombro temporalmente la forzó alejarse de la alberca el año pasado, la gente que ella había conocido mediante la natación le dio el estímulo necesitado.

"Estaba sorprendida de cuántas llamadas y mensajes tuve de la gente que había conocido alrededor del país y del mundo," dice Lund. "El reconocimiento y la aceptación es probablemente lo más fuerte que he tenido en mi vida."