Facebook Pixel

La alimentacion ayuda a que los medicamentos con estatinas reduzcan el colesterol

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La alimentación ayuda a que los medicamentos con estatinas reduzcan el colesterol

El objetivo final de las terapias reductoras de colesterol es reducir los riesgos de enfermedades cardíacas - el asesino número uno de adultos en los Estados Unidos. Los medicamentos con estatinas, como la simvastatina (Zocor), han demostrado alta efectividad en la reducción de los niveles de colesterol. Pero la investigación ha demostrado que algunos regímenes alimentarios son tan efectivos como los medicamentos con estatinas para reducir los riesgos de enfermedades cardíacas y que esta alimentación puede incluso funcionar de manera más rápida que los medicamentos.

Un estudio reciente en la Journal of the American Medical Association sugiere que en combinación, la simvastatina y una alimentación mediterránea modificada tiene efectos independientes y mejorados sobre los niveles de colesterol. Además, la alimentación ayuda a contrarrestar los efectos negativos de la simvastatina sobre la resistencia a la insulina - un efecto secundario no deseado que incrementa sus riesgos de padecer diabetes.

Acerca del estudio

Investigadores en Finlandia reclutaron para este estudio a 120 hombres de edades entre los 35 y los 64 años con colesterol elevado sin tratamiento, desde agosto de 1997 a junio de 1998. Todos estos hombres tuvieron niveles de colesterol en ayunas entre 232 mg/dL y 309 mg/dL y niveles de triglicéridos de no más de 266 mg/dL. Los hombres eran excluidos del estudio si tenían diabetes, enfermedades de las arterias coronarias, enfermedades cardiovasculares, claudicación, índice de masa corporal (BMI por sus siglas en inglés) mayor a 32 o presión arterial alta tratada con medicamentos.

Al comienzo del estudio, fueron recolectadas las medidas de referencia de la presión arterial, el peso y los niveles de colesterol en la sangre, los antioxidantes y la insulina. La información sobre los hábitos alimenticios fueron recolectados a través de un registro de 7 días y se utilizó un cuestionario para evaluar la frecuencia del ejercicio físico.

Sesenta hombres fueron asignados para seguir una alimentación mediterránea modificada que era baja en grasas saturadas y alta en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, cereales, frutas, bayas y verduras. Los otros 60 hombres continuaron con su alimentación de costumbre. A lo largo del estudio, los hombres con la alimentación de tipo mediterránea asistieron a un total de 8 sesiones con un nutriólogo que revisó sus hábitos alimenticios y les proporcionó recomendaciones nutricionales.

Dentro del grupo con alimentación mediterránea, 30 hombres fueron asignados a tomar simvastatina y 30 a tomar un placebo (píldora inactiva) durante 12 semanas. Así mismo, dentro del grupo con la alimentación de costumbre, 30 hombres fueron asignados a tomar simvastatina y 30 a tomar un placebo. A las 12 semanas, las medidas de referencia fueron repetidas en ambos grupos. A esta altura, los hombres que estaban tomando el placebo fueron cambiados a la simvastatina y viceversa, durante otro periodo de 12 semanas. Al final de las 24 semanas, las medidas de referencia fueron repetidas. Esto permitió a los investigadores probar los efectos de la simvastatina entre los grupos y en cada participante en individual.

Al final del estudio, los investigadores compararon los efectos de la simvastatina sobre los niveles de colesterol en la sangre, los antioxidantes, la glucosa y la insulina con los efectos especiales de la alimentación sobre estas medidas.

Los resultados

Tanto la alimentación especial como la simvastatina tuvieron efectos independientes sobre los niveles de colesterol, de antioxidantes, de glucosa y de insulina; estos efectos fueron beneficiosos. Por ejemplo, la alimentación especial por sí sola disminuyó los niveles de colesterol malo (LDL por sus siglas en inglés) en un 11%, la simvastatina por sí misma disminuyó los niveles de LDL en un 30% y en combinación disminuyeron los niveles de LDL en un 41%.

La simvastatina también hizo otras cosas buenas que la alimentación no consiguió: Elevó los niveles de colesterol bueno (HDL por sus siglas en inglés) y disminuyó los niveles de triglicéridos. Sin embargo, la simvastatina incrementó el nivel de insulina en la sangre y la resistencia a la insulina (ambos factores de riesgo para la diabetes) y redujo los niveles de ciertos antioxidantes (un factor de riesgo para esta enfermedad). La alimentación sin embargo, redujo los niveles de insulina y la resistencia a ésta, de este modo contrarrestando el incremento causado por la simvastatina. Y la combinación de alimentación con simvastatina no redujo los niveles de antioxidantes.

Sin embargo, existen muchas limitaciones para este estudio. Primero, los participantes fueron todos hombres finlandeses, así que estos resultados podrían no aplicar para hombres y mujeres de otros grupos étnicos y raciales. Además, sólo el medicamento simvastatina fue utilizado en este estudio, así que no queda claro si estos resultados aplican para otro medicamento con estatinas. Segundo, debido a que el periodo de tratamientos fue bastante corto, se necesitan estudios posteriores para probar la efectividad de la alimentación y la simvastatina durante un periodo más largo de tiempo. Los estudios a largo plazo son también necesarios para evaluar si de hecho el tratamiento combinado proporciona protección contra las enfermedades cardíacas. Tercero, aunque el corto periodo del estudio incrementó las posibilidades de que los hombres continuaran con la alimentación especial y tomarán sus medicamentos asignados, no hay manera de saber si realmente lo hicieron, Cuarto, los hombres en este estudio tuvieron sesiones de asesoría en nutrición, lo que pudo haber incrementado su apego a la dieta. Los resultados podrían ser diferentes para las personas que intenten esta alimentación sin tener acceso a tal asesoría.

¿En que manera le afecta?

Estos resultados sugieren que los medicamentos con estatinas por sí solos podrían no ser la respuesta para los problemas de colesterol.

Específicamente, una alimentación baja en grasas saturadas y alta en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, cereales, frutas, bayas y verduras podría desempeñar una función muy importante para reducir sus riesgos de padecer enfermedades cardíacas al contrarrestar la disminución de antioxidantes y la resistencia a la insulina asociada con la simvastatina. La resistencia a la insulina puede incrementar sus riesgos de desarrollar diabetes tipo 2, que en sí misma es un riesgo mayor para una enfermedad cardíaca. Los investigadores no sugieren que los medicamentos como la simvastatina incrementan sus probabilidades de padecer diabetes, pero los resultados muestran que con los efectos buenos podrían venir algunos malos.

Si tiene un alto nivel de colesterol y toma un medicamento con estatina, ¿necesitará llevar una alimentación de tipo mediterránea también? ¿Por qué no? Aunque este estudio simplemente sugiere que la alimentación de tipo mediterránea ayuda a disminuir los niveles de colesterol, también es probable que reduzca sus riesgos de padecer diabetes, enfermedades cardíacas, apoplejías y ciertos tipos de cáncer.

Fuente:

Jula A, et al. Effects of diet and simvastatin on serum lipids, insulin, and antioxidants in hypercholesterolemic men. A randomized controlled trial.
J ournal of the American Medical Association . February 6, 2002;287(5):598-605.



Último revisado Feb 6, 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!