Facebook Pixel

La Calidad de la Grasa en Su Dieta Podria Ser Mas Importante para Su Corazon Que la Cantidad

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Calidad de la Grasa en Su Dieta Podría Ser Más Importante para Su Corazón Que la Cantidad

Las grasas son una parte esencial de su dieta. Su cuerpo usa las grasas para la energía, absorción de vitamina, aislamiento, y un número de otras funciones necesarias. Pero no todas las grasas se crean igual y comer demasiado del tipo erróneo de grasa puede incrementar su riesgo de enfermedad cardiovascular. Las U.S. Department of Agriculture's 2005 Dietary Guidelines for Americans recomiendan mantener su consumo de grasa entre 20% y 35% de su consumo calórico diario total, limitando los alimentos que sean altos en ácidos grasos saturados y tipo trans, así como consumir en su mayoría grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas como las encontradas en el pescado, frutos secos y aceites vegetales.

Entonces, ¿qué es más importante: Reducir su ingestión de grasa o sustituir las grasas "malas" por las grasas "buenas"? Sorprendentemente, hay pocos estudios aleatorios y prospectivos (el estándar de oro en la investigación) sobre este tema. Hay cierta evidencia experimental que sugiere que las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas podrían reducir la inflamación y la coagulación de los vasos sanguíneos, teóricamente llevando a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Un nuevo estudio en la edición de enero 24 de 2005 de la Archives of Internal Medicine observó las dietas de más de 1,500 hombres de mediana edad y encontró que los que consumieron la mayor parte de ácidos grasos poliinsaturados fueron significativamente menos propensos a morir de enfermedad cardiovascular que los que consumieron lo mínimo. Por otra parte, la ingestión total de grasa no afectó el riesgo de morir de enfermedad cardiovascular.

Acerca del Estudio

Los investigadores usaron datos del Kuopio Ischaemic Heart Disease Risk Factor (KIHD) Study, un estudio prospectivo de 2,682 hombres finlandeses entre 42 - 60 años de edad cuando el estudio empezó en 1984 - 1989. El presente estudio observó a 1,551 participantes que no tenían un historial de enfermedad cardiovascular, diabetes o cáncer cuando el estudio empezó y que tenían registros completos de su ingestión alimenticia.

Los investigadores determinaron la ingestión de grasa de los hombres usando diarios alimenticios de cuatro días. La ingestión de grasa se dividió en colesterol, ácidos grasos saturados (SAFA, por sus siglas en inglés), ácidos grasos monoinsaturados (MUFA, por sus siglas en inglés) y ácidos grasos poliinsaturados (PUFA, por sus siglas en inglés). Los investigadores también midieron las ingestiones de dos tipos específicos de PUFA: ácido linoleico (un ácido graso omega-6) y ácido alfa-linolénico (un ácido graso omega-3). Los ácidos grasos omega-6 y omega-3 son PUFA "esenciales", lo que significa que su cuerpo no puede producirlos por sí mismo - debe obtenerlos de su dieta.

Los investigadores observaron la presencia de ácidos grasos en la sangre de los participantes. Dieron seguimiento a los hombres durante un promedio de 15 años, registrando las muertes por enfermedad cardiovacular y cualquier otra causa.

Los Hallazgos

Durante el período de seguimiento de 15 años, 78 hombres murieron de enfermedad cardiovascular y 225 murieron de otras causas.

La ingestión de grasa total, MUFA y colesterol no afectó el riesgo de los hombres de morir por enfermedad cardiovascular.

Los hombres con ingestión de PUFA en el tercio superior y, más específicamente, aquellos con ingestión de ácido linoleico en el tercio superior, fueron alrededor de 60% menos propensos a morir de enfermedad cardiovacular que los hombres con ingestiones en el tercio inferior. Además, los hombres cuya ingestión de ácido linoleico estaba en el tercio superior eran 33% menos propensos a morir por causas no cardiovasculares que los hombres con ingestiones de ácido linoleico en el tercio inferior.

Los hombres con la razón PUFA/SAFA más alta fueron 54% y 29% menos propensos a morir por enfermedad cardiovascular y por cualquier otra causa, respectivamente.

Los niveles de ácidos grasos detectados en las muestras sanguíneas de los participantes generalmente reflejaban las calculadas de los diarios alimenticios.

¿Cómo Le Afecta Esto?

Estos hallazgos sugieren que, para los hombres de mediana edad, la calidad de la grasa alimenticia podría tener mayor impacto que la cantidad sobre el riesgo cardiovascular. Comparado con la investigación previa sobre el tema, este estudio fue especialmente convincente, ya que incluyó un gran número de participantes por un largo período de tiempo y la evaluación alimentica de grasa fue evaluada tanto con diarios alimenticios como con análisis de muestras sanguíneas.

Este estudio no significa que las personas deben empezar a consumir grandes cantidades de grasas "buenas" y dejar de preocuparse por cuánta grasa total consumen. Comparada con los carbohidratos y proteínas, la grasa tiene más del doble de cantidad de calorías por gramo, lo que significa que una dieta alta en grasa es probable que sea alta en calorías. Las dietas altas en calorías pueden llevar a la obesidad , que es un problema mayor de salud que incrementa los riesgos de diabetes , enfermedad cardíaca , apoplejía , ciertos cánceres y un número de otras enfermedades.

No obstante, estos hallazgos sugieren que sustituir la mayoría de la grasa saturada (p.e., leche entera, mantequilla, queso) en su dieta con PUFA podría ayudar a reducir su riesgo de morir por enfermedad cardiovascular. Estas grasas "buenas" se encuentran en el alazor, girasol, maíz, ajonjolí, semilla de soya y otros aceites vegetales que permanecen líquidos a temperatura ambiente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Dietary Guidelines for Americans 2005
Department of Health and Human Services
http://www.healthierus.gov/dietaryguidelines/

Nutrition.gov
http://www.nutrition.gov/

Fuentes:

Chapter 6: Fats. Dietary Guidelines for Americans 2005. Disponible en: Http://www.health.gov/dietaryguidelines/dga2005/document/pdf/Chapter6.pdf. Accedido el 26 de enero de 2005.

Laaksonen DE, Nyyssonen K, Niskanen L, Rissanen TH, Salonen JT. Prediction of cardiovascular mortality in middle-aged men by dietary and serum linoleic and polyunsaturated fatty acids. Archives of Internal Medicine . 2005; 165:193–199.



Último revisado 28 de enero de 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!