Facebook Pixel

La Obesidad en Ninos y Adolescentes Impacta Tanto a la Salud en General como a la Calidad de Vida

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Obesidad en Niños y Adolescentes Impacta Tanto a la Salud en General como a la Calidad de Vida

Esta es una de las tres Notas de Periodísticas de esta semana que cubrirán los estudios de la edición especial de Journal of the American Medical Association acerca de la obesidad.

La obesidad en los Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en un problema público de salud a nivel nacional. En niños y adolescentes, la obesidad puede causar las mismas complicaciones médicas que se presentan en los adultos, incluyendo hipertensión , diabetes tipo 2 , trastornos hepáticos y trastornos del sueño. También los predispone a complicaciones únicas de la niñez y la adolescencia, como ciertos problemas ortopédicos y a las consecuencias psicológicas duraderas de exclusión social a una edad temprana.

A medida que el número de niños y adolescentes con obesidad severa aumenta, los padres y médicos están buscando tratamientos más intensivos, como la farmacoterapia y la cirugía. Desafortunadamente, pocos estudios bien diseñados han sido conducidos para valorar la efectividad de estos enfoques en niños y adolescentes. En uno de estos primeros estudios, los investigadores encontraron que la sibutramina, un medicamento usado comúnmente para promover la pérdida de peso en adultos, combinado con terapia del comportamiento dio como resultado una pérdida de peso significativamente mayor que sólo con la terapia del comportamiento en adolescentes obesos.

Acerca del estudio

El estudio incluyó 82 adolescentes con edades de entre 13 y 17 años, que tenían un índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) de 32 a 44. La fase I del estudio fue un ensayo aleatorio doble ciego controlado por placebo en el cual los participantes recibieron ya sea terapia del comportamiento y sibutramina o terapia del comportamiento y placebo durante 6 meses. La fase II fue una extensión de etiqueta abierta en el cual todos los participantes recibieron tanto terapia de la conducta como sibutramina durante seis meses adicionales.

La terapia conductual consistió en un programa de pérdida de peso basado en el comportamiento de la familia en el cual se instruyó a todos los participantes para que siguieran una dieta de 1200 a 1500 calorías por día, se comprometieran con algún tipo de actividad aeróbica por 120 minutos a las semana o más, y mantuvieran un registro de la comida y la actividad diaria. Los investigadores midieron el cambio en el porcentaje en el BMI, revisaron la presión sanguínea y el pulso, y registraron qué tan hambrientos estaban los participantes.

Los resultados

Durante la Fase I, los participantes que recibieron tanto terapia del comportamiento como sibutramina perdieron un promedio de 7.8 kg (17.2 libras) y redujeron su BMI en un 8.5%. Esta pérdida de peso fue significativamente más grande que los 3.2 kg (7.0 libras) y reducción del 4.0% observada en los participantes que recibieron el placebo y la terapia del comportamiento. Los participantes en el grupo de sibutramina también reportaron una reducción significativa en el nivel de hambre que aquellos del grupo del placebo. En la Fase II del estudio, los participantes que habían sido tratados con sibutramina en la Fase I subieron 0.8 kg (1.8 libras) con el uso continuo del medicamento, sin embargo, aquellos que cambiaron el placebo por la sibutramina perdieron 1.3 kg (2.9 libras).

¿Cómo le afecta esto?

El estudio concluyó que añadir sibutramina a un programa intenso de conducta induce a una mayor pérdida de peso que cualquier terapia comportamiento por sí sola. Estos resultados sugieren que los medicamentos para perder peso de los adultos pueden ser benéficos para los adolescentes. Sin embargo, los investigadores recomendaron que se realicen más estudios para valorar los beneficios y los costos del tratamiento farmacológico en los adolescentes. Hasta que esta información esté disponible, los investigadores concluyeron que los medicamentos para bajar el peso en adolescentes y en niños deben ser considerados experimentales.

Los investigadores también deben tener en mente que la obesidad es una de las enfermedades más estigmatizantes y menos aceptables socialmente en la niñez y puede impactar mucho más que la salud física del niño. Un segundo estudio publicado en este número, encontró que los niños y adolescentes extremadamente obesos tienen una calidad de vida menor relacionada con la salud (física, emocional, social y de desempeño escolar) que los niños sanos. De hecho este estudio encontró que el riesgo de una salud deficiente en relación con la calidad de vida de los niños obesos era igual a la de los niños que reciben quimioterapia para el cáncer.

Por lo tanto, los investigadores que condujeron este segundo estudio concluyeron que los médicos, padres y maestros deben estar conscientes del riesgo de una calidad de vida dañada en los niños y adolescentes obesos y proponer que los estudios futuros de intervención dirigida, como el estudio de la sibutramina, incluyan una evaluación de la calidad de vida antes, durante y después del tratamiento.

En una nota editorial, los investigadores advirtieron que continúa siendo excesivamente difícil para los niños con sobrepeso y adolescentes perder peso, e incluso más difícil para ellos mantener esa pérdida de peso durante mucho tiempo. La meta a seguir debe ser la de prevenir la obesidad infantil en primer lugar.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Health
http://www.nih.gov

U.S. Department of Health and Human Services
http://www.hhs.gov

Fuentes:

Berkowitz RI, Wadden TA, Tershakovec Am, Cronquist JL. Behavior therapy and sibutramine for the treatment of adolescent obesity. JAMA . 2003;289(14):1805-1812.

Schwimmer JB, Burwinkle TM, Varni JW. Health-related quality of life of severely obese children and adolescents. JAMA . 2003;289(14):1813-1819.

Yanovski JA, Yanovski SZ. Treatment of pediatric and adolescent obesity. JAMA . 2003;289(14):1851-1853.



Último revisado Abril 11, 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!