Facebook Pixel

La Succion a Bebes en el Parto para Evitar Enfermedad Respiratoria Podria ser Ineficaz

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

La Succión a Bebés en el Parto para Evitar Enfermedad Respiratoria Podría ser Ineficaz

Tanto como el 10% de bebés es dado a luz después de haber desechado su primera materia fecal, conocida como "meconio", que posteriormente entra al líquido amniótico en el que habitan. Dicho evento los pone en riesgo de inhalar líquido amniótico manchado con meconio (MSAF, por sus siglas en inglés), que en su momento puede conllevar a la enfermedad respiratoria potencialmente mortal llamada MAS (síndrome de aspiración de meconio).

En la década de 1970, los doctores tuvieron la idea de utilizar succión después del parto si se sabía que un bebé estaba en riesgo de inhalar MSAF. Al succionar la boca y la nariz lo más pronto posible esperaban eliminar cualquier MSAF y revertir cualquier efecto dañino que pudiera llevar al MAS. Con un poco de evidencia en conflicto respecto a su utilidad, desde entonces el procedimiento se ha vuelto estándar y generalizado.

Puesto que el succionar MSAF al momento del nacimiento no está exento de riesgos, algunos investigadores se han cuestionado la prudencia de este procedimiento. Como la mayoría de procedimientos implicados en el embarazo y el parto, los ensayos clínicos sobre la eficacia de esta intervención son escasos y lejanos entre sí. Un principio clave de la investigación moderna es aquel del "consentimiento informado," asegurando que los sujetos de investigación están completamente informados antes de elegir participar activamente. En el caso de la obstetricia, el consentimiento informado debe ser por parte de los padres, que comprensivamente tienen dudas de los experimentos que involucran a sus hijos recién nacidos.

A pesar de esta limitación ética, los investigadores de un estudio reciente pudieron encabezar el primer ensayo aleatorio controlado de succión para recién nacidos para la prevención de MAS, argumentando que el estudio presentaba riesgos mínimos de acuerdo a la investigación publicada anteriormente acerca de la succión. Sus resultados, publicados en la edición del 14 de agosto de 2004 en The Lancet , muestran que la succión no brindó beneficios sobre la no succión.

Acerca del Estudio

El estudio se llevó a cabo entre marzo de 2000 y octubre de 2001 en 11 hospitales en Argentina y uno en los Estados Unidos. Durante este período, aproximadamente el 9% (n=3249) de todos los bebés se expusieron al líquido amniótico manchado con meconio (MCAS) antes del parto. De esos, 2514 bebés fueron enlistados en el acto y recibieron tanto succión oral como nasal antes del parto de hombros (n=1263), o sin succión antes del parto (n=1251).

Los Resultados

No se observó diferencia entre los grupos de tratamiento. Cincuenta y dos bebés que recibieron succión (4%) y 47 bebés que no la recibieron (4%) contrajeron MAS.

¿En Qué Manera le Afecta?

Los resultados de este estudio indican que la práctica común de succionar a los bebés para prevenir enfermedades respiratorias serias tal vez sea innecesario. Sin embargo, lo que el estudio no trató es cómo prevenir MAS en el 4% de los niños que la adquirieron. Se necesitará más investigación en cuanto a los mecanismos por los cuales los bebés desarrollan enfermedades respiratorias - en particular MAS - para contestar esta pregunta.

Los doctores realizan muchos procedimientos - todos con algún grado de riesgo - simplemente porque parecen tener sentido; no porque la investigación respalde su eficacia. El succionar líquido amniótico manchado con meconio del tracto respiratorio de los recién nacidos es un ejemplo clásico. A pesar del estudio actual, la mayoría de nosotros concordaría que los altos estándares éticos que protegen a los sujetos de investigación siempre deben reforzarse. Sin embargo, dicha vigilancia tiene un precio, puesto que tal vez nunca sepamos si las prácticas médicas comunes realmente funcionan. Esto es especialmente cierto cuando aquellos que miden el beneficio no pueden dar su consentimiento informado.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Academy of Pediatrics
http://www.aap.org

Fuentes:

Vain N, Szyld E, Prudent L, Wiswell T, Aguilar A, and Vivas N. Oorpharyngeal and nasopharyngeal suctioning of meconium-stained neonates before delivery of their shoulders: multicentre, randomized controlled trial. The Lancet. 2004; 364: 597-602.



Último revisado Agosto 20 de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!