Facebook Pixel

?Las apolipoproteinas son la clave para el riesgo del ataque al corazon?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Las apolipoproteínas son la clave para el riesgo del ataque al corazón?

Cuando se trata de su riesgo de un ataque al corazón, el colesterol es uno de los factores principales para preocuparse. Las pautas críticas actuales confían en las pruebas de sangre del colesterol total, colesterol LDL, HDL y triglicéridos para determinar su riesgo de una enfermedad del corazón. Sin embargo, un estudio publicado en The Lancet sugiere que las moléculas que transportan el colesterol, llamadas apolipoproteínas, también pueden desempeñar una función importante para la predicción de la enfermedad del corazón.

Acerca del estudio

Los investigadores en Suecia y Noruega inscribieron a 175, 553 hombres y mujeres suecos en un estudio para medir sus niveles de colesterol en la sangre, triglicéridos y apolipoproteínas B y A 1. Todos los participantes fueron inscritos y se probó su sangre entre 1985 y 1989 o entre 1990 y 1996. La población del estudio incluyó a 98,722 hombres con una edad promedio de 47 años y a 76,831 mujeres con una edad promedio de 49 años.

Después de aproximadamente cinco años de seguimiento para cada paciente, los investigadores usaron los certificados de defunción para determinar cuáles pacientes murieron a causa de ataques al corazón y luego, analizaron sus niveles de colesterol, triglicéridos y apolipoproteínas. Trataron de determinar si los niveles de apolipoproteínas B (apoB) y apolipoproteínas A 1 (apoA 1) son mejores pronosticadores de ataques al corazón fatales que los niveles altos de colesterol LDL, triglicéridos y niveles bajos de colesterol HDL.

Los resultados

Los análisis de los datos sugieren que los niveles altos de apoB indican un riesgo elevado de ataque al corazón, sin importar si una persona tiene niveles altos de colesterol LDL. De acuerdo con pautas clínicas actuales, el LDL alto es un vaticinador del riesgo de ataque al corazón pero en este estudio, hasta las personas con niveles bajos o normales de LDL tuvieron un incremento en el riesgo de ataque cardíaco si sus niveles de apoB eran altos. Estos resultados sugieren que los niveles altos de apoB pueden ser el indicador más fuerte del riesgo de ataque al corazón.

Los datos también mostraron que los niveles más altos de apoA 1 eran protectores contra el ataque al corazón, similar a la manera que son protectores los niveles más altos de HDL. Una vez más, una pauta clínica actual acerca de las anomalías del colesterol se basa en los niveles bajos de HDL y no en los niveles bajos de apoA 1.

Los investigadores también encontraron que la proporció de apoB a apoA 1 está relacionado fuertemente con el riesgo de un ataque fatal al corazón. El Dr. Goran Walldius, el autor que dirige al estudio, llama a esta relación entre apoB y apoA-1 estadísticamente más fuerte como un vaticinador del riesgo de un ataque fatal al corazón que la relación colesterol LDL y HDL.

A diferencia de muchos estudios de este tipo, este estudio no intentó encontrar los posibles factores de riesgo de la enfermedad del corazón, como la presión arterial alta, diabetes, fumar, etc. No se recolectó información con respecto a dichos factores de riesgo o que hayan podido recibir los participantes del tratamiento. En lugar de eso, a cada persona candidata se le permitió participar en el estudio y no se hicieron exclusiones basadas en los factores de riesgo o en las terapias. Aunque esto puede ser considerado como una limitación porque no sabemos que función, si es que la hay, que desempeñan estos factores en la salud del corazón de los participantes, la población del estudio era bastante grande y sin las exclusiones normales, probablemente muy representativa de una gran población de las personas aparentemente sanas.

¿De qué forma esto le afecta?

Los resultados de este estudio no pueden cambiar inmediatamente las prácticas de prueba de colesterol de su médico. No hay consenso dentro de la comunidad médica para saber si la medida de apoB y apoA 1 es una herramienta valiosa para predecir el riesgo de un ataque al corazón. Este estudio es uno de los más grandes en estudiar estos factores.

Las pautas internacionales actuales recomiendan el tratamiento para el colesterol, basado en las medidas de colesterol LDL y HDL. Los autores de este estudio sugieren que nuestra capacidad de predecir quién tiene riesgo de un ataque fatal al corazón podía ser mejorada al incluir mediciones de apoB y apoA 1 y la proporción de los mismos. En su editorial acompañante, los investigadores independientes Sathanur Srinivasan y Gerald Berenson advierten que antes de que dichas medidas se vuelvan parte de la práctica clínica, los métodos de medida se deben estandarizar y se deben establecer valores de umbral y objetivo.

Aunque es posible que su próxima prueba de colesterol sea diferente de la última, llegará el día en el que estará siguiendo sus niveles de apolipoproteínas de la manera en la que sigue sus niveles de HDL y LDL.

Fuentes:

Walldius G, et al. High apolipoprotein B, low apolipoprotein A-1, and improvement in the prediction of fatal myocardial infarction (AMORIS study): a prospective study.
The Lancet . December 15, 2001.358: 2026-2033.

Srinivasan SR and Berenson GS. Apolipoproteins B and A-1 as predictors of risk of coronary artery disease.
The Lancet . December 15, 2001.358: 2012-2013.



Último revisado Diciembre 31, 2001 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!