Facebook Pixel

Lecturas Inmediatas Asociadas con Menos Ansiedad Para Mujeres Con Mamografias Anormales

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Lecturas Inmediatas Asociadas con Menos Ansiedad Para Mujeres Con Mamografías Anormales

Una mamografía es una examinación por rayos X del seno. Se usa para detectar y diagnosticar el cáncer de seno en mujeres. La American Cancer Society recomienda que a partir de los 40 años, una mujer se someta a una mamografía cada año. Desafortunadamente, para cuando una mujer haya tenido 10 mamografías, tendrá un 50% de posibilidad de que sus resultados sean anormales, un resultado que justificadamente puede ser la razón de considerable ansiedad tanto para la mujer, como para su familia.

Sin embargo, una mamografía anormal no necesariamente significa que una mujer tenga cáncer de seno. De hecho, del 5% al 11% de mamografías producirán lecturas anormales que requieran mayor examinación y, de éstas, el 97% finalmente se encontrarán como falsamente positivas. (Esto significa que el radiólogo que interpretó la mamografía observó un cambio sospechoso en el seno, pero no se encontró cáncer cuando la mujer regresó para realizarse más estudios.)

Teniendo en mente el alto índice de falso positivos asociados con las mamografías, un grupo de investigadores se propuso encontrar una estrategia de intervención que ayudara a tranquilizar la ansiedad de las mujeres cuando se enfrentan con una mamografía anormal. Ellos compararon dos estrategias: Una intervención educativa o una lectura de mamografía por parte de un radiólogo calificado al momento de la prueba. Los resultados de su estudio, publicado en la edición del 7 de abril del 2004 de The Journal of the National Cancer Institute , encontraron que cuando se trató de tranquilizar los temores de la mujer, una lectura inmediata de su mamografía por parte de un radiólogo, fue más efectiva que una intervención educativa.

Acerca del Estudio

Los investigadores matricularon a 8543 mujeres de 39 años o más, que fueron programadas para someterse a una mamografía pero que no tenían antecedente de cáncer de seno. Cada mujer fue asignada en uno de los cuatro grupos de intervención:

  • Sólo intervención de radiología
  • Sólo intervención educativa
  • Ambas intervenciones
  • Ninguna intervención

Para la intervención educativa, las mujeres vieron un video de 9 minutos y se les dió un folleto; ambos artículos fueron diseñados para reducir la ansiedad entre las mujeres que se habían sometido a una mamografía. Para la intervención de radiología, un radiólogo calificado revisó las películas de cada mujer antes de que ésta saliera del consultorio. (Esto es lo contrario al método usual en el que las mamografías son revisadas en lotes por un radiólogo en algún momento después de que la mujer ha salido de la instalación.)

Al final, 2390 mujeres fueron entrevistas vía telefónica a las tres semanas y a los tres meses posteriores a su mamografía.

Los Resultados

Los investigadores encontraron que entre las mujeres entrevistadas, 1439 tuvieron mamografías consideradas como anormales (es decir que sus resultados necesitaron mayor evaluación, por ejemplo mamografías adicionales, ultrasonidos o biopsias). A las tres semanas posteriores a la revisión inicial, 1037 (72.1%) de estas mujeres habían sido informadas que sus mamografías anormales fueron falso positivas. A pesar de esto, el 46.8% reportó síntomas de ansiedad tres semanas después de su mamografía inicial. En tanto que sólo el 28.3% de las mujeres cuyas mamografías habían sido determinadas como normales, reportaron sensaciones persistentes de ansiedad.

A los tres meses, el considerable 80% de las mujeres con mamografías anormales habían sido informadas que estas lecturas fueron falso positivas. Sin embargo,e l 28% aún reportó sensaciones de ansiedad relacionada con los resultados de su mamografía.

De la diferentes intervenciones usadas, el estudio encontró que las mujeres que recibieron una revisión inmediata de sus mamografías, por parte de un radiólogo al momento de su examen, experimentaron menos ansiedad tres semanas después de sus mamografías en comparación con aquellas que no. Sin embargo, a los tres meses, los niveles reportados de ansiedad fueron los mismos, sin importar la intervención usada.

¿En Qué Manera Le Afecta?

Finalmente, los investigadores reportaron que tres semanas después de recibir una lectura de mamografía normal, casi el 50% de las mujeres reportaron sensaciones persistentes de ansiedad con respecto a su prueba, aunque ya estaban conscientes de que la prueba había sido falsa positiva. El estudio siguió hasta mostrar que esta ansiedad persistió durante tres meses en al menos el 28% de las mujeres. Otra investigación en ésta área ha mostrado que esta ansiedad puede persistir hasta por tres años.

Aunque aún hay cierto debate sobre el valor de las mamografías para reducir los índices de mortalidad a causa de cáncer de seno, la investigación sugiere ampliamente que la detección temprana de cáncer de seno a través de una mamografía mejora enormemente las posibilidades de supervivencia del paciente. Esto significa que hasta que algo mejor suceda, la mamografía sigue siendo el único método más efectivo para la detección temprana.

Entonces, el desafío es encontrar un equilibrio entre maximizar los beneficios asociados con la detección temprana del cáncer y, minimizar el daño provocado por la mamografía y los altos índices falso positivos que encierra. Este estudio da un paso importante en esa dirección.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
http://www.cancer.org

National Cancer Institute
http://www.cancer.gov

The Susan G. Komen Breast Cancer Foundation
http://www.komen.org

Fuentes:

Barton MB, Morley DS, Moore S, et al. Decreasing women’s anxieties after abnormal mammograms: A controlled trial. JNCI. 2004; 96(7):529-538.

Breast Cancer Facts and Figures 2003-2004. The American Cancer Society. Disponible en: Http://www.cancer.org/downloads/STT/CAFF2003BrFPWSecured.pdf. Accedido el 7 de abril de 2004.

Study Looks at Reasons for False-Positive Mammograms. The American Cancer Society. Disponible en: Http://www.cancer.org/docroot/NWS/content/NWS_1_1x_Study. Accedido el 7 de abril de 2004.



Último revisado 9 de abril de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!