Facebook Pixel

Leucemia linfocitica cronica

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Leucemia linfocítica crónica

¿Qué es la leucemia linfocítica crónica?

La leucemia linfocítica crónica (CLL por sus siglas en inglés) es una enfermedad en la cual hay demasiados linfocitos en el cuerpo. Los linfocitos son glóbulos blancos que combaten infecciónes. Estos son producidos en la médula ósea y por otros órganos del sistema linfático. La médula ósea es el tejido esponjoso del interior de los huesos grandes del cuerpo. La médula ósea produce:

  • Glóbulos rojos (los cuales acarrean oxígeno y otros materiales a todos los tejidos del cuerpo)
  • Glóbulos blancos (los cuales combaten las infecciones)
  • Plaquetas (las cuáles se encargan de la coagulación de la sangre)

Normalmente, las células de la médula ósea son llamadas blastocistos que se desarrollan (maduran) en varios tipos diferentes de células sanguíneas. Estas células tienen funciones específicas en el cuerpo.

El sistema linfático

El sistema linfático está construido de tubos delgados que se ramifican, como vasos sanguíneos, hacia todas partes del cuerpo. Los vasos linfáticos llevan la linfa, un fluido acuoso sin color, que contiene linfocitos . A lo largo de la red de vasos sanguíneos hay grupos de órganos pequeños con forma de frijol llamados nódulos linfáticos . Los cúmulos de nódulos linfáticos son encontrados bajo el brazo, pelvis, cuello y abdomen. El bazo (un órgano en la parte superior del abdomen que fabrica los linfocitos y filtra células sanguíneas viejas de la sangre), el timo (un órgano pequeño que se encuentra debajo del esternón) y las amígdalas (un órgano en la garganta) también son parte del sistema linfático.

Los linfocitos combaten las infecciones al fabricar substancias llamadas anticuerpos . Los anticuerpos atacan a los gérmenes y a otras sustancias dañinas en el cuerpo. En el CLL, los linfocitos en desarrollo no maduran correctamente y se fabrican demasiados. Los linfocitos pueden parecer normales, pero no pueden combatir la infección tan bien como deberían. Estos linfocitos inmaduros son entonces encontrados en la sangre y en la médula ósea. Estos también se acumulan en los tejidos linfáticos y hacen que se inflamen. Los linfocitos pueden acumularse en otras células en la sangre y en la médula ósea. La anemia podría desarrollarse si la médula ósea no puede producir suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno. Si la médula ósea no puede producir suficientes plaquetas para hacer que la sangre se coagule de manera normal, el sangrado o los moretones pueden presentarse con facilidad.

Síntomas y diagnóstico

La leucemia puede ser aguda (progresando rápidamente con muchas células inmaduras) o crónica (progresando lentamente con células más maduras, de apariencia normal). La leucemia crónica linfocítica progresa lentamente. Esta normalmente se presenta en personas de 60 años o mayores. Con frecuencia, en las primeras etapas de la enfermedad no hay síntomas. A medida que pasa el tiempo, más y más linfocitos son fabricados y los síntomas empiezan a aparecer. Se debe ver un médico si:

  • Los nódulos linfáticos se inflaman
  • El vaso o el hígado llegan a ser más grandes de lo normal
  • Persiste una sensación de fatiga
  • Ocurre sangrado con facilidad

Si hay síntomas, el médico realizará un examen físico. El médico puede ordenar pruebas de sangre para contar el número de cada una de las diferentes clases de células sanguíneas. Más pruebas sanguíneas pueden realizarse si los resultados de los exámenes de sangre no son normales.

El médico también puede hacer una biopsia de médula ósea . Durante esta prueba, una aguja es insertada dentro de un hueso y es extraída una pequeña cantidad de médula del hueso. La médula es observada bajo el microscopio. El médico entonces puede decir qué clase de leucemia tiene el paciente y planear el mejor tratamiento. La probabilidad de recuperación (pronóstico) depende de la etapa de la enfermedad, de la edad del paciente y de su salud en general.

Etapas de la leucemia linfocítica crónica

Una vez que la leucemia linfocítica crónica ha sido detectada (diagnosticada), pueden realizarse más exámenes. Estos exámenes son usados para averiguar si las células de la leucemia se han diseminado a otras partes del cuerpo. Esto es llamado clasificación por etapas. Un médico necesita saber acerca de la etapa de la enfermedad para planear el tratamiento. Las siguiente etapas son usadas para la leucemia linfocítica crónica:

  • Etapa 0
    Hay demasiados linfocitos en la sangre, pero normalmente no hay otros síntomas de leucemia. Los nódulos linfáticos, el bazo y el hígado no están inflamados. El número de glóbulos rojos y plaquetas es normal.
  • Etapa I
    Hay demasiados linfocitos en la sangre y los nódulos linfáticos están inflamados. El bazo y el hígado no están inflamados y el número de células sanguíneas y plaquetas es normal.
  • Etapa II
    Hay demasiado linfocitos en la sangre. Los nódulos linfáticos, el hígado y el bazo están inflamados.
  • Etapa III
    Hay demasiados linfocitos en la sangre y hay muy pocos glóbulos rojos (anemia). Los nódulos linfáticos y el hígado o el bazo podrían estar inflamados.
  • Etapa IV
    Hay demasiados linfocitos en la sangre y muy pocas plaquetas. Esto dificulta que la sangre se coagule. Los nódulos linfáticos, el hígado o el bazo pueden estar inflamados y puede haber muy pocos glóbulos rojos (anemia).
  • Refractaria
    Refractaria significa que la leucemia no responde al tratamiento.

Tratamiento de la leucemia linfocítica crónica

Existen tratamientos para todos los pacientes con leucemia linfocítica crónica. Se usan tres tipos de tratamiento:

  • Quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas)
  • Radioterapia (uso de altas dosis de rayos X u otros rayos de alta energía para eliminar las células cancerosas)
  • Tratamiento para complicaciones de la leucemia, tales como infección

El uso de la terapia biológica (utilizando el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer) está siendo probada en ensayos clínicos. La cirugía podría ser usada en ciertos casos.

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos para eliminar el cáncer. La quimioterapia puede administrarse con píldoras o puede aplicarse en el cuerpo con una aguja en la vena o en el músculo. La quimioterapia se denomina tratamiento sistémico debido a que el medicamento entra en el torrente sanguíneo. Del torrente sanguíneo el medicamento viaja a través del cuerpo y puede eliminar las células cancerosas a lo largo de éste.

Radiación

La radioterapia usa rayos X u otros rayos de alta energía para combatir las células cancerosas y encoger los tumores. La radiación para la CLL normalmente proviene de una máquina en el exterior del cuerpo (radioterapia externa). Si el bazo está inflamado el médico puede extraerlo en una operación llamada esplenectomía . Esto sólo se realiza en casos raros.

Terapia biológica

La terapia biológica intenta conseguir que el cuerpo combata el cáncer. Ésta usa materiales producidos por el cuerpo o en un laboratorio. La terapia biológica es usada para estimular, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. La terapia biológica algunas veces es llamada terapia modificadora de respuesta biológica (BRM por sus siglas en inglés) o inmunoterapia.

Con frecuencia, la infección se presenta en pacientes con CLL. Una substancia especial llamada inmunoglobulina puede ser administrada para evitar las infecciones. Algunas veces es usada una máquina especial para filtrar la sangre y sacar los linfocitos extras. Esto es llamado leucoféresis .

Trasplante de médula ósea

El trasplante de médula ósea es usado para reemplazar la médula del hueso con una médula ósea sana. Primero, toda la médula del hueso en el cuerpo es destruida con altas dosis de quimioterapia con o sin radioterapia. Después, se toma la médula ósea de otra persona (un donante) cuyo tejido es el mismo o casi el mismo que el del paciente. El donante puede ser un gemelo (el más adecuado), un hermano, una hermana u otra persona no relacionada. La médula sana del donante es dada al paciente a través de una aguja en la vena. La médula ósea reemplaza a la que fue destruida. Un trasplante de médula ósea usando la médula de un familiar o una persona no relacionada es llamado un trasplante alogénico de médula ósea .

Otro tipo de trasplante de médula ósea, llamado trasplante autólogo de médula ósea , está siendo estudiado en ensayos clínicos. Para hacer este tipo de trasplante, se toma la médula ósea del paciente y se trata con medicamentos para combatir las células cancerosas. La médula se congela para su conservación. Después, el paciente recibe una dosis alta de quimioterapia con o sin radioterapia. Esto destruye toda la médula restante. La médula congelada que fue conservada es entonces descongelada y puesta de vuelta en el paciente a través de una inyección en la vena. Esto reemplaza la médula que fue destruida.

Tratamiento por etapas

El tratamiento de la leucemia linfocítica crónica depende de la etapa de la enfermedad, de la edad del paciente y del estado de salud general. La mayoría de los pacientes con leucemia linfocítica crónica no son curados con la terapia estándar. Algunos tratamientos estándar pueden tener más efectos secundarios de los deseados. Por estas razones, los ensayos clínicos están siendo diseñados para encontrar mejores medios de tratar a los pacientes con cáncer. Esos están basados en la información más actualizada. Hay ensayos clínicos en curso en muchas partes del país para la mayoría de las etapas de la leucemia linfocítica crónica. Para saber más acerca de ensayos clínicos, llame al Cancer Information Service al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237); TTY al 1-800-332-8615.

Etapa 0

Si el paciente tiene la etapa 0 de la CLL, el tratamiento o la quimioterapia puede no ser requerido. Un médico vigilará al paciente de cerca a fin de que el tratamiento pueda ser iniciado si la leucemia empeora.

Etapa I

El tratamiento puede ser alguno de los siguientes:

  1. Si no hay síntomas, puede no requerirse de un tratamiento. Un médico vigilará al paciente de cerca para que el tratamiento pueda ser iniciado si la leucemia empeora.
  2. Quimioterapia con o sin esteroides
  3. Otros medicamentos para la quimioterapia
  4. Radioterapia externa para los nódulos linfáticos inflamados
  5. Combinación de quimioterapia
  6. Una prueba clínica evalúa los anticuerpos monoclonales
  7. Una prueba clínica evalúa el trasplante de células de la médula ósea o del tallo periférico

Etapa II

El tratamiento puede ser alguno de los siguientes:

  1. Si hay pocos o ningún síntoma, el tratamiento puede no ser necesitado. Un médico observará al paciente de cerca para que el tratamiento pueda ser iniciado si la leucemia empeora.
  2. Quimioterapia con o sin esteroides
  3. Otros medicamentos para la quimioterapia
  4. Combinación de quimioterapia
  5. Terapia de radiación externa para los nódulos linfáticos inflamados
  6. Terapia de radiación externa al bazo para reducir los síntomas causados por el agrandamiento del mismo
  7. Una prueba clínica evalúa los anticuerpos monoclonales
  8. Una prueba clínica evalúa el trasplante de células de la médula ósea o del tallo periferal

Etapa III

El tratamiento puede ser alguno de los siguientes:

  1. Si hay pocos o ningún síntoma, el tratamiento puede no ser necesitado. Un médico seguirá al paciente de cerca para que el tratamiento pueda ser iniciado si la leucemia empeora.
  2. Quimioterapia con o sin esteroides
  3. Otros medicamentos para quimioterapia
  4. Combinación de quimioterapia
  5. Cirugía para extraer el bazo o radioterapia externa al bazo para reducir los síntomas causados por el agrandamiento del mismo
  6. Una prueba clínica evalúa los anticuerpos monoclonales
  7. Una prueba clínica evalúa el trasplante de células de la médula ósea o del tallo periferal

Etapa IV

El tratamiento puede ser alguno de los siguientes:

  1. Si hay pocos o ningún síntoma, el tratamiento puede no ser necesitado. Un médico observará al paciente de cerca para que el tratamiento pueda ser iniciado si la leucemia empeora.
  2. Quimioterapia con o sin esteroides
  3. Otros medicamentos para quimioterapia
  4. Combinación de quimioterapia
  5. Cirugía para extraer el bazo o radioterapia externa al bazo para reducir los síntomas causados por agrandamiento del mismo.
  6. Una prueba clínica evalúa los anticuerpos monoclonales
  7. Una prueba clínica evalúa el trasplante de células de la médula ósea o del tallo periferal

Refractario

El tratamiento depende de muchos factores. Los pacientes podrían desear considerar una prueba clínica. Las pruebas clínicas usan medicamentos de quimioterapia y trasplante de células madre de médula ósea o periféricas.

Fuente:

The National Cancer Institute, Mayo 2001



Último revisado Mayo 2001 por EBSCO Publishing Editorial Staff

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!