Facebook Pixel

Lidiando Con la Endometriosis

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Lidiando Con la Endometriosis

Muchas mujeres sufren de calambres asociados con la menstruación, pero los síntomas crónicos durante todo el ciclo menstrual no deben dejarse sin atender. Puede tener endometriosis, una enfermedad en la que el tejido endometrial - el recubrimiento celular encontrado normalmente en el interior del útero - crece fuera del útero en otras áreas del cuerpo.

Endometriosis es una condición frecuentemente sin diagnosticar, debido a que muchos médicos no diferencian entre dolor menstrual común y las quejas más serias asociadas con esta condición. Otros piensan en la endometriosis como la "enfermedad de mujer profesionista," y tienden a diagnosticarla principalmente en mujeres profesionistas blancas. Aún más de cinco millones de mujeres en los Estados unidos y millones más en el mundo, sufren de los síntomas debilitantes de la endometriosis durante sus años reproductivos. La investigación reciente indica que la afección afecta a mujeres sin importar la edad, descendencia étnica o estado socioeconómico y algunos estudios estiman que del 10 al 15% de todas las mujeres menstruando tienen alguna evidencia de endometriosis.

Obtener Atención Médica

Angel Dupre se quejó primero de dolor abdominal cuando ella iba en segundo de bachillerato, pero su ginecólogo descartó endometriosis porque estaba "muy joven." En su lugar, el doctor hizo un ultrasonido y le realizó una batería de pruebas en sus tractos gastrointestinales superior e inferior. Cuando las pruebas no mostraron nada, recetó pastillas de control natal para Angela, esperando que esto regularía su ciclo.

Afortunadamente para Angela, su madre se rehusó a aceptar el rechazo del doctor de que todo estaba "en su cabeza." Ella buscó ayuda médica adicional de un médico general que estuvo de acuerdo en que Angela podía tener endometriosis. Un diagnóstico correcto, no obstante, necesitaba ser confirmado con una laparoscopia un procedimiento quirúrgico menor realizado bajo anestesia que usa fibras ópticas para revisar los tejidos en el cuerpo.

Apoyado por el diagnóstico provisional del médico general, Angela y su madre regresaron al ginecólogo con una petición para el procedimiento. La laparoscopía indicó que Angela tenía endometriosis Etapa 1 y el doctor pudo usar nuevas técnicas láser para vaporizar el tejido abdominal.

Qué es la Endometriosis

El tejido que recubre el interior del útero se conoce como endometrio. Durante el curso normal de un ciclo menstrual este recubrimiento se acumula. Si la concepción e implantación no han ocurrido, el recubrimiento se derrama como flujo menstrual. En el caso de la endometriosis, el tejido que parece y se comporta como el endometrio se encuentra fuera del útero donde se desarrolla en lesiones y abultamientos. Las localizaciones más comunes son:

  • El abdomen
  • Las trompas de falopio y los ligamentos que soportan el útero
  • Los ovarios
  • El área entre la vagina y el recto
  • El recubrimiento de la cavidad pélvica
  • La superficie exterior del útero

Abultamientos endometriales también pueden ocurrir en:

  • La vagina
  • La vulva
  • La vejiga
  • El cervix
  • El intestino
  • Cicatrices quirúrgicas abdominales

Los sitios menos comunes son:

  • Pulmones
  • Brazos
  • Muslos

Este tejido mal colocado responde a los cambios hormonales del ciclo menstrual en la misma forma que el forro endometrial del útero: Cada mes el tejido se acumula, luego se rompe y se desplaza. A diferencia de la sangre menstrual que fluye hacia fuera del útero y el cuerpo a través de la vagina, la sangre y el tejido de los abultamientos endometriales no tienen salida. Esto puede resultar en ruptura del tejido por lesiones, así como de sangrado interno, e inflamación - la fuente del dolor insoportable sentido por tantas mujeres.

La causa de la endometriosis es desconocida, pero los investigadores médicos han especulado sobre un número de posibilidades. Una teoría sugiere que durante la menstruación un poco del tejido endometrial regresa a través de las trompas de falopio y hacia dentro del abdomen donde se implanta y crece. Otra teoría sugiere que el tejido endometrial puede distribuirse desde el útero hacia otras partes del cuerpo a través del sistema sanguíneo o el sistema linfático. Incluso otros expertos atribuyen la enfermedad a problemas en el sistema inmune o el sistema hormonal, o señalan a factores genéticos que también pueden afectar el crecimiento de tejido endometrial en algunas mujeres. La investigación por la Endometriosis Association ha encontrado un nexo entre la exposición a la dioxina (TCCD) y el desarrollo de la endometriosis. Hay también una fuerte sugerencia de que puede ser genético al menos en algunos casos.

Los Síntomas

Los síntomas más comunes de la endometriosis es dolor excesivo durante el período menstrual que se experimenta en el abdomen o espalda baja, o dolor después de la actividad sexual. La cantidad de dolor no siempre es indicadora de la gravedad de la enfermedad, algunas mujeres tienen endometriosis grave y experimentan poco dolor, mientras otras con casos más leves están completamente incapacitadas. Otros síntomas incluyen fatiga, orina y defecaciones dolorosas durante los períodos y otros malestares gastrointestinales. Esterilidad y sus temas afectan aproximadamente del 30 al 40% de las mujeres con endometriosis.

Toma unos cuantos años para que la endometriosis se desarrolle y la mayoría de las mujeres no experimentan síntomas hasta años después de que sus períodos menstruales empiezan. Los síntomas pueden incrementarse al crecer las áreas de la endometriosis; con el inicio de la menopausia, no obstante, los abultamientos anormales se encogen y los síntomas disminuyen.

La endometriosis se diagnostica frecuentemente en etapas:

  • Leve - caracterizada por la existencia de áreas pequeñas de implantes endometriales que no son generalizados ampliamente
  • Moderada - describe la afección de los implantes más grandes con el tejido cicatrizado más extenso
  • Grave - diagnosticado cuando hay grandes implantes y tejido cicatrizante extenso

Tratamiento para la Endometriosis

La endometriosis puede ser diagnosticada definitivamente con la laparoscopia , pero no hay cura para la enfermedad. Dependiendo de sus objetivos, las diversas opciones de tratamiento disponibles deben discutirse con su médico.

Medicamentos:

El dolor puede ser controlado con analgésicos sin receta (p.e. Tylenol) y medicamentos antiinflamatorios sin esteroides (p.e. ibuprofeno); en el caso de dolor más grave, los medicamentos recetados son usados con frecuencia.

Los tratamientos hormonales se dirigen a detener la ovulación y por ende el ciclo menstrual completo que produce el recubrimiento endometrial. Los anticonceptivos orales, danazol (un derivado de la testosterona) y medicamentos liberadores del agonista de la gonadotropina (p.e. Lupron) son recetados algunas veces, pero los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser problemáticos para algunas mujeres. No obstante, todos estos medicamentos cambian su equilibrio hormonal, y necesitan ser revisados cuidadosamente por usted y su doctor.

La inmunoterapia para tratar la endometriosis está ganando popularidad en los Estados Unidos y se usa más ampliamente en otros países. Este tratamiento se basa en la premisa de que la condición es causada por una deficiencia del sistema inmune.

Cirugía:

La cirugía es usada para eliminar los abultamientos, aliviar el dolor y, en el caso de esterilidad, puede permitir que ocurra el embarazo. Una laparoscopía involucra 2 - 3 incisiones abdominales pequeñas a través de las cuales se pasan un escopio operativo y otros nutrientes para permitir al cirujano cauterizar (quemar) el bulto, cortar el tejido cicatrizante y los posibles tejidos libres que se hayan pegado como resultado de la endometriosis. Estos procedimientos pueden realizarse con electricidad, energía láser o pequeños bisturíes.

La laparotomía involucra una incisión abdominal más grande, la que más comúnmente está en la línea del bikini y en forma de una curva ascendente o como una "sonrisa." Esta cirugía se considera más extensa y requiere un tiempo de recuperación mayor. Puede ser recomendada en casos donde la endometriosis y cicatrización son más severas.

Una vez se pensó que el embarazo mantenía la enfermedad acorralada, a esto se debe la idea errónea de que la endometriosis prevalecía más en las mujeres profesionistas que posponían el tener hijos mientras sus carreras estuvieran en progreso. Pero el embarazo no es considerado como "una cura" para la endometriosis, no obstante los cambios hormonales asociados con el embarazo tienden a minimizar los síntomas y el progreso de ella.

En casos graves donde el embarazo ya no es un problema, la consideración puede ser extirpar el útero, las trompas y los ovarios, que se conoce como una histerectomía con salpingooforectomía bilateral . Este procedimiento puede no ser capaz de eliminar completamente todos los implantes endométricos, particularmente si involucran a otros órganos abdominales tales como los intestinos, pero en la mayoría de los casos se eliminarán la mayoría de los tejidos involucrados y se minimizará el dolor posterior.

La endometriosis es una afección de rompecabezas que puede afectar cada área de su vida. Los enfoques simples tal como hacer ejercicio y comer nutritivamente pueden reducir en gran parte la incomodidad de la enfermedad. Todavía mientras muchas mujeres experimentan síntomas similares, cada caso de endometriosis es diferente. Si sufre de esta afección muy dolorosa, revise los siguientes fuentes de información y consulte con un médico que le ayudará a controlar su situación individual con mayor efectividad.

Fuentes Adicionales de Información

American College of Obstetrics and Gynecology
http://www.acog.org/

Endometriosis Research Center
http://www.endocenter.org/



Último revisado Julio 2003 por Joan Lingen, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!