Facebook Pixel

Lidiando Con La Perdida de un Miembro

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Lidiando Con La Pérdida de un Miembro

Image for loss of limb article Más de un millón de personas en Estados Unidos viven con alguna forma de pérdida de miembro. Algunos nacen con una diferencia en algún miembro, para otros es el resultado de una lesión o enfermedad. Las causas más comunes para la pérdida de miembros son lesiones, diabetes y enfermedad vascular periférica (PVD, por sus siglas en inglés). Sin importar la causa, perder una parte o todo un miembro es un evento que cambia la vida y que puede provocar pena y baja autoestima.

Afligiéndose: Una Parte Normal del Proceso de Sanación

Cuando usted pierde un miembro, pierde parte de su yo físico. Por lo tanto, afligirse, es tanto normal como esperado. Existen cinco etapas de la aflicción por las que las personas comúnmente atraviesan después de una pérdida seria:

  • Negación y aislamiento
  • Ira
  • Negociación
  • Depresión
  • Aceptación y esperanza

El tiempo que le toma a una persona atravesar estas etapas varía. Muchas personas atraviesan cada fase rápidamente; otras se atoran en una fase o en otra.

Según un estudio en el otoño de 1999 en la revista Behavioral Medicine, la edad de una persona, el sitio de la pérdida del miembro y la causa de la amputación afectan la manera en la que una persona sobrelleva la pérdida de un miembro. Por ejemplo, las personas que pierden un miembro de manera inesperada podrían ser más propensas a reaccionar con negación (una etapa difícil en la que la persona se rehusa a aceptar su situación y su impacto en su bienestar) en comparación con las personas cuya amputación fue el resultado de una enfermedad de larga duración. Además, las personas en fase de negación son menos propensas a buscar la ayuda que necesitan para avanzar hacia la etapa final de aceptación y esperanza.

Imagen Corporal

La pérdida de un miembro puede tener un impacto negativo grave en la imagen corporal de una persona. Por ejemplo, los niños podrían sentirse "diferentes" de sus semejantes. Los adultos podrían encontrar que su auto-imagen negativa afecta sus relaciones sexuales. Investigación ha mostrado que cuando se enfrentan con una condición medica desfigurante, las personas que se sienten acomplejadas acerca de su desfiguración responden evitando situaciones sociales. Desafortunadamente, esto puede provocar depresión. Si se está sintiendo acomplejado por su miembro perdido, trate de recordar que su apariencia física no importa para los que se interesan por usted.

Poniéndose en Acción

Aunque afligirse es una parte normal del lidiar con la pérdida de un miembro, atorarse allí no lo es. Aquí le presentamos algunos pasos que puede seguir para ayudarle a atravesar este difícil periodo.

  • Busque ayuda. Deje que su familia y amigos lo ayuden. Esto podría ser difícil porque no saben con exactitud lo que está experimentando, pero deles una oportunidad. Usted podría incluso ayudarlos al comunicar sus necesidades.
  • Haga ejercicio. Los beneficios tradicionales del ejercicio - fuerza, flexibilidad y resistencia cardiovascular - todos aún aplican a la persona que ha perdido un miembro. Mejorar su equilibrio y coordinación, así como incrementar su circulación son de especial ayuda para recuperar el funcionamiento físico. Investigación muestra que el ejercicio puede ayudarlo a aprender a amar y respetar su cuerpo nuevamente. Un estudio en la edición de marzo de 2002 en American Journal of Physical Medicine and Rehabilitation descubrió que las personas con amputaciones de los miembros inferiores eran más propensas a tener una imagen corporal positiva si participaban regularmente en actividades físicas.
  • Hable. Una de las primeras estrategias cuando se lidia con la pérdida de un miembro es hablar con otra persona amputada que haya pasado por una situación similar. Ellos han atravesado por esto y pueden ofrecer un punto de vista diferente que el de sus amigos o familia que no han sido afectados. Siempre que sea posible, también debería realizar esto antes de la amputación de un miembro, para ayudarlo a prepararse mentalmente para lo que le espera. Pregunte a su médico o terapeuta físico si saben de alguien en su situación con quien podría platicar. O diríjase a un grupo de apoyo local o en línea. Para más apoyo, o en el caso de depresión clínica, la cual ocurre en aproximadamente una de cada cuatro personas con pérdida de miembro, existe terapia profesional. Su médico puede canalizarlo con un trabajador social o psicólogo.
  • Si es posible, regrese a trabajar. Regresar a trabajar le ayudará a reconstruir su sentido de individualidad y utilidad. Un estudio de marzo de 2003 en International Journal of Rehabilitation Research entrevistó a 100 personas que habían sufrido la amputación de un miembro inferior en el transcurso del año anterior y descubrió que dos de tres habían regresado a trabajar.

Logrando Un Sentido de Bienestar

Al final, es importante darse cuenta que aunque haya perdido una parte de usted, esto no cambia lo que es. Si no lo ha hecho, pronto se dará cuenta de la verdad del viejo dicho, la belleza viene del interior. Perder un miembro, en realidad podría ayudar a permitir que lo que está en su interior sobresalga. Usted sigue siendo la misma persona, con la misma mente y alma.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Amputee Coalition of America
http://www.amputee-coalition.org

Surviving Limb Loss
http://www.survivinglimbloss.org

Fuentes:

Fisher K, Hanspal RS, Marks L. Return to work after lower limb amputation. Int J Rehabil Res. 2003;26(1):51–56.

Gallagher P, MacLachlan M. Psychological adjustment and coping in adults with prosthetic limbs. Behavioral Medicine . 1999; 25(3):117–124.

Smith DG. Facing Amputation: Questions to ask your surgeon and rehabilitation team. First Step: A Guide for Adapting to Limb Loss . 2003;3:7–11.

Wetterhahn KA, Hanson C, Levy CE. Effect of participation in physical activity on body image of amputees. Am J Phys Med Rehabil . 2002;81(3):194–201.

Williamson GM. Living With Limb Differences: Building Self-Esteem. First Step: A Guide for Adapting to Limb Loss . 2001;2:72–73.



Último revisado Abril 2004 por Seth Scholer, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!