Image for a raw diet

"En la naturaleza, todos los animales comen alimentos vivos, como resultado de la propia naturaleza. Sólo los seres humanos cuecen sus alimentos y, sólo los seres humanos sufren enfermedades y molestias generalizadas. Los seres humanos que comen principalmente alimentos vivos, están más alertas; piensan con más claridad, más agudeza y de manera más lógica; a la vez que se vuelven más activos. Lo mejor de todo, es que quienes comen alimentos vivos están, virtualmente, libres de enfermedades! La cocción es un proceso de destrucción del alimento desde el momento en que el calor se aplica a la comida. Mucho antes de que se hagan cenizas, los valores de los alimentos quedan totalmente destruidos." - T.C. Fry

Estas palabras de T.C. Fry, un defensor apasionado de la dieta de alimentos crudos, destaca las creencias principales de este estilo de alimentación (támbién conocido como la dieta del alimento vivo). Posteriormente, Fry se despojó de sus restricciones alimenticias para incluir alimentos cocidos, un cambio al que muchos partidarios de los alimentos crudos culpan de su muerte.

¿En Qué Consiste una Dieta de Alimentos Crudos?

Esencialmente, una dieta de alimentos crudos es lo que su nombre implica - una dieta que consiste de frutas crudas, verduras crudas y granos crudos. Aunque se permite calentar un poco, ningún alimento se puede calentar a más de 116 grados Fahrenheit. Por encima de esta temperatura, las enzimas naturales en los alimentos quedan destruidas. Los partidarios de los alimentos crudos sostienen que estas enzimas mejoran la digestión y combaten muchas enfermedades crónicas.

Este énfasis sobre frutas, verduras y granos, sigue la línea de las recomendaciones de los expertos en nutrición. Estos alimentos están llenos de vitaminas, fibra y fitoquímicos, a la vez que son bajos en calorías, grasa y sodio. Sin embargo, las limitaciones severas que acompañan esta dieta la hacen difícil de seguir y, crea un riesgo para la desnutrición. La proteína es una preocupación. Las nueces y semillas proporcionan proteína y, por tanto, deben comerse en grandes cantidades para cubrir las necesidades proteicas. La vitamina B12 , que solo se encuentra en productos de origen animal, debe tomarse en forma de suplemento. El bajo contenido calórico de los alimentos en la dieta de alimentos crudos, hace necesario comer una gran cantidad diaria de alimento, para cubrir las necesidades calóricas básicas.

Además, las preocupaciones sobre las enzimas están infundadas. El cuerpo humano produce y usa una variedad de enzimas y no depende de las que se encuentran en los alimentos. Durante la digestión normal, los ácidos estomacales descomponen las enzimas alimenticias, haciéndolas inútiles. Por lo tanto, es necesario evitar la cocción, con la esperanza de conservar las enzimas.

¿La Cocción Destruye el Alimento?

Los partidarios de los alimentos crudos creen que la cocción no sólo destruye las enzimas, sino que también vuelve tóxico el alimento. Para respaldar esta creencia, algunos defensores de los alimentos crudos citan el reporte del año 1982 de la National Academies of Science. Dieta, Nutrición y Cáncer , que nombran a la acrilamida y aminas heterocíclicas (HCA, por sus siglas en inglés) como posibles cancerígenos. Estas sustancias químicas se forman en los alimentos durante la cocción. Sin embargo, ni la American Cancer Society (ACS), ni el National Cancer Institute (NCI) llegan al grado de recomendar una dieta de alimentos crudos para reducir el riesgo de cáncer a causa de estas sustancias químicas. En su lugar, ellos enfatizan que el seguir una dieta saludable - una que sea rica en frutas, verduras y granos enteros, tanto crudos como cocidos - aún es la mejor forma conocida para reducir el riesgo de cáncer.

La acrilamida ha provocado cáncer en ratas de laboratorio, pero hasta ahora no ha mostrado lo mismo en seres humanos. Los alimentos con los niveles más altos de acrilamida son los que deben limitarse de cualquier forma en una dieta saludable, tales como papas fritas y papas a la francesa. Los expertos no ven la necesidad de evitar por completo las papas cocidas. Así mismo, las HCA, que se forman cuando la carne se cuece a más de 480 grados Fahrenheit, podría incrementar el riesgo de cáncer. Sin embargo, las HCA pueden reducirse mediante cambios mínimos en los métodos de cocción, en lugar de cambios alimenticios significativos. Por ejemplo, variar los métodos de cocción, aplicar microondas a la carne antes de freirla, asarla o asarla a la parrilla; y no hacer salsas del jugo de la carne.

Las Ventajas de la Cocción

Si bien la cocción disminuye los niveles de ciertas vitaminas (a saber, B y C ), también incrementa la absorción del cuerpo de carotenoides como betacaroteno y licopeno , ambos con propiedades benéficas. Debido a esta "casualidad" nutricional, los expertos recomiendan una dieta que sea variada - tantos en alimentos como en formas de preparación.

Otro beneficio de la cocción es que mata las bacterias. La seguridad alimenticia es un asunto para todos los alimentos, no solo para la carne y el huevo. Las personas que siguen una dieta de alimentos crudos deben tomar cuidado adicional al lavar sus alimentos antes de comerlos, ya que muchos alimentos básicos de la dieta de alimentos crudos han estado vinculados con enfermedades de origen alimenticio. Estos incluyen melón, coles, frambuesas, jugos frescos (no pasteurizados), cebolletas y lechuga.

¿Sólo Tiene que Ver con el Alimento?

Más que un simple hábito alimenticio, el estilo para comer, con base en alimentos crudos, es parte de la filosofía de una vida mucho mejor. Muchas de las personas que eligen seguir esta dieta altamente restrictiva, procuran estar más cerca de la naturaleza. De hecho, se ha determinado que la dieta se originó a principios del siglo XIX en Europa, cuando se desarrolló como una reacción a la aparición de fábricas. Los trabajadores que alguna vez pasaron sus días en las labores físicas en granjas, fueron transferidos a empleos más sedentarios dentro de fábricas grandes y mal alumbradas. La apariencia de los alimentos enlatados también provocó que muchos buscaran una forma de entrar en contacto nuevamente con la naturaleza.

La dieta de alimentos crudos ha persistido y sigue estando asociada con una variedad de ideologías sociales, espirituales, ambientales y psicológicas. Incluso algunas personas dan esta dieta a sus mascotas.

¿La Dieta de Alimentos Crudos Puede Promover una Buena Salud?

Desde luego que los alimentos crudos son muy saludables, no hay duda al respecto. Sin embargo, no hay evidencia de que sólo consumir alimentos crudos - lo contrario a una dieta de alimentos tanto crudos como cocidos - prevenga enfermedades y mejore la agudeza mental.

El consejo de nutrición mejor respaldado aún viene de las pautas alimenticias del United States Department of Agriculture (USDA) para la Americans and Food Guide Pyramid: "Alimentos diferentes contienen nutrientes diferentes y otras sustancias saludables. Ningún alimento por sí solo puede proporcionar todos los nutrientes en las cantidades que los necesita. Para asegurarse que obtiene todos los nutrientes y otras sustancias necesarias para la salud, elabore una base saludable, usando como punto de partida la Food Guide Pyramid. Elija el número recomendado de porciones diarias de cada uno de los cinco grupos alimenticios principales. Si usted evita todos los alimentos de cualquiera de los cinco grupos alimenticios, busque asesoría para ayudarle a asegurar que obtiene todos los nutrientes que necesita."