Facebook Pixel

Los Copagos Altos Pueden Disuadir a las Personas de Tomar sus Medicamentos para el Colesterol

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Copagos Altos Pueden Disuadir a las Personas de Tomar sus Medicamentos para el Colesterol

Enfermedad de las arterias coronarias es la causa principal de muerte en los Estados Unidos. Pero gracias a los medicamentos para reducir el colesterol desarrollados recientemente y conocidos como estatinas, muchas personas pueden reducir significativamente su riesgo de desarrollar o de morir por enfermedad cardíaca.

Aunque algunas personas pueden dejar de tomar estatinas si son capaces de alcanzar niveles de colesterol saludables a través de la dieta y el ejercicio, la mayoría de las personas que empiezan a tomar estatinas deben hacerlo de por vida. De manera adicional, aunque tanto las personas que han tenido antecedentes de enfermedad cardíaca como aquellas que simplemente tienen el colesterol alto son recetadas de manera regular con estatinas, este es el grupo de más alto riesgo - aquellos con antecedentes de enfermedad cardíaca - que están listos para tener un beneficio mayor al tomarlas. ¿Así que la conformidad entre estos dos grupos difiere? ¿O existen otros factores que afectan la adhesión?

Un estudio nuevo publicado en el número de junio del 2004 de la revista Journal of General Internal Medicine se propuso contestar estas preguntas y encontró que las tasas de adhesión no difirieron entre los dos grupos: Casi la mitad de todas las personas de ambos grupos dejó de tomar los medicamentos de manera temporal o completa. Lo que es más, entre más altos eran sus copagos, más probabilidad tenían de dejar de tomar sus medicamentos.

Acerca del Estudio

Este estudio incluyó a 4,802 adultos que fueron reclutados en una organización de manejo de cuidados del medio oeste y que surtieron dos o más recetas de estatinas entre enero de 1998 y noviembre del 2001.

Los investigadores clasificaron a los participantes en dos grupos basados en si ellos estaban tomando estatinas debido a un antecedente documentado de enfermedad cardíaca o un riesgo mayor como la diabetes (prevención secundaria), o para reducir su colesterol a falta de una enfermedad cardíaca conocida o a otros factores de riesgo mayores (prevención primaria). Entonces midieron las tasas de no adhesión y no continuación en la terapia de los dos grupos. Los investigadores también observaron los factores modificables que podrían haber influído en la adhesión médica.

Los Resultados

Los investigadores identificaron a 2,258 (47%) individuos que tomaban estatinas para prevención secundaria, y a 2,544 (53%) que tomaban estatinas para prevención primaria. De manera interesante, los participantes de ambos grupos fueron igualmente propensos a descontinuar su terapia de estatinas (definida como el no tener suficientes pastillas para uno o más días, de cada 10 días), aunque los participantes de la prevención primaria tuvieron más probabilidad de descontinuar por completo la terapia de estatinas.

Quizá no fue sorprendente el impacto de los copagos. Entre más alto era el copago, había más probabilidad de que un participante no tuviera adhesión: 76% de los participantes con un copago mensual de $20 o más no tuvieron adhesión en comparación con el 50% de aquellos que pagaron menos de $10. También, en comparación con los participantes que tuvieron un copago mensual menor a $10, aquellos que pagaban entre $10 y $20 fueron cerca de 1.5 veces más propensos a espaciar sus medicamentos o a suspenderlos del todo. Aunque aquellos que pagaban $20 o más tuvieron 3 veces la probabilidad de espaciar sus medicamentos y 4 veces más probabilidad de descontinuarlos.

¿Cómo le Afecta Esto?

Este estudio sugiere que más personas están descontinuando sus medicamentos de estatinas que lo reportado anteriormente, lo cual es una preocupación debido a los beneficios significativos que las estatinas pueden traer, especialmente para las personas que ya tienen enfermedad cardíaca. Y muestra que haber sido diagnosticado con una enfermedad cardíaca no siempre es suficiente para actuar como incentivo para que las personas se adhieran a su prescripción. También destaca la relación directa entre los copagos mensuales y el uso de estatinas - un resultado que es consistente con otro estudio reciente publicado, que encontró que los copagos dobles reducen el uso de medicamentos esenciales y no esenciales.

Además del gasto por parte del bolsillo de paciente, otra razón del por la que puede ser tentador descontinuar las estatinas es que no causan ningún cambio obviamente notable. Pero aunque usted no sienta ninguna diferencia, un simple análisis de sangre mostrará las mejorías que los medicamentos con estatinas están haciendo en sus niveles de colesterol. Y de hecho, los investigadores de este estudio encontraron que entre más a menudo un participante consultara a su cardiólogo y se hiciera exámenes del nivel de colesterol, sería más probable que se mantuviera con sus medicamentos. Por lo tanto, los médicos deben estimular a sus pacientes para que asistan regularmente a sus consultas de seguimiento - tanto para revisar sus niveles de colesterol como para reforzar la importancia de tomar los medicamentos diariamente.

De todos los medicamentos y complementos alimenticios que han sido promocionados para reducir el riesgo de una enfermedad crónica o muerte, sólo un puñado ha demostrado ser efectivo. Las estatinas pueden caer en este grupo, particularmente para las personas con enfermedad cardíaca conocida y/o diabetes. El comprometerse usted mismo a tomar estos medicamentos, a pesar de su costo y falta de beneficios inmediatos y obvios, realmente vale la pena.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov/

Fuentes:

Ellis JJ, Erickson SR, Stevenson JG, et al. Subopitmal Statin Adherence and Discontinuation in Primary and Secondary Prevention Populations. JGIM . 2004; 19: 638-645.

Goldman DP, Joyce GF, Escarce JJ, et al. Pharmacy benefits and the use of drugs by the chronically ill. Journal of the American Medical Association . 2004;291:2344–2350.



Último revisado Junio 10, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!