Facebook Pixel

Los Eventos Adversos por Medicamentos en Pacientes Ancianos Externos Son Comunes y Con Frecuencia Prevenibles

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Eventos Adversos por Medicamentos en Pacientes Ancianos Externos Son Comunes y Con Frecuencia Prevenibles

La gran mayoría de adultos mayores en los Estados Unidos usa medicamentos con regularidad. Una encuesta reciente descubrió que de los adultos estadounidenses de 65 años de edad en adelante que no se encontraban hospitalizados o viviendo en asilos de ancianos, más del 90% usaba por lo menos un medicamento a la semana, más del 40% usaba cinco o más medicamentos diferentes a la semana y el 12% usaba diez o más medicamentos diferentes a la semana.

A pesar de este uso generalizado de medicamentos, existen pocas evidencias que detallen la incidencia y la posible prevención de los eventos adversos por medicamentos en los pacientes geriátricos externos. Recientemente un grupo de investigadores con sede en Massachusetts se propuso llenar este espacio en blanco de conocimiento.

En un estudio publicado el 5 de marzo del 2003 en el Journal of the American Medical Association (JAMA), los investigadores reportaron que los eventos adversos por medicamentos entre los pacientes geriátricos externos son comunes y que más de una cuarta parte de estos eventos se pueden prevenir.

Información sobre el Estudio

Los investigadores analizaron la naturaleza e incidencia de los eventos relacionados con los medicamentos entre 27,617 enrolados a Medicare, de 65 años de edad y mayores, quienes estaban bajo el cuidado de un grupo de multiespecialistas en una organización para el mantenimiento de la salud entre el 1 de julio de 1999 y el 30 de junio de 2000. Esta información se seleccionó a partir de reportes de profesionales del cuidado de la salud, resúmenes de alta de hospitales, apuntes del departamento de emergencias, apuntes clínicos electrónicos y reportes administrativos de incidencia.

Un evento adverso se definió como una lesión resultante del uso de un medicamento.

Los Resultados

Los investigadores identificaron 1523 eventos adversos por medicamentos, de los cuales 27.6% se consideraron prevenibles. El índice general de efectos adversos por medicamentos fue de 50.1 por 1000 personas-años, con un índice de 13.8 eventos adversos por medicamentos que podían prevenirse por 1000 personas al año.

Los investigadores categorizaron los eventos adversos de la siguiente forma:

  • Significativos: Por ejemplo, caídas sin fracturas asociadas; hemorragia que no requiere transfusión u hospitalización
  • Serios: Por ejemplo, caídas con una fractura asociada; hemorragia que requiere transfusión u hospitalización
  • De amenaza para la vida: Por ejemplo, insuficiencia renal que requiere hospitalización; lesión cerebral debido a una baja prolongada de azúcar en la sangre
  • Fatal

De los eventos adversos, 578 (38.0%) se consideraron serios, que amanazan la vida o fatales. De estos, 42.2% se consideró que podían prevenirse, en comparación con 18.7% de los efectos adversos significativos. Más efectos adversos severos tenían más probabilidades de considerarse evitables de manera significativa.

Con mayor frecuencia los efectos adversos que podían prevenirse se debían a errores en la supervisión (60.8%) y la prescripción (58.4%), incluyendo supervisión inadecuada en el laboratorio de las terapias de medicamentos o prescripción del medicamento equivocado. Los errores de adhesión del paciente, tales consumir la dosis equivocada o negarse a consumir un medicamento necesario, justificaron el 21.1% de los efectos adversos que podían prevenirse.

Las clases de medicina asociadas con más frecuencia con los eventos adversos por medicamentos fueron medicamentos cardiovasculares (26.0%), antibióticos/antiinfecciosos (14.7%) y diuréticos (13.3%). Las clases de medicina asociadas con más efectos adversos también se encontraron entre aquellas recetadas con más frecuencia para los pacientes externos geriátricos.

¿De Qué Manera Esto Le Afecta?

Aunque los resultados de este estudio muestran una frecuencia preocupante de efectos adversos por medicamentos en poblaciones de pacientes ancianos externos, en realidad sugieren que un gran porcentaje de esos eventos puede prevenirse. El estudio también resalta varias áreas a las cuales dirigirse para prevenir dichos eventos.

Por ejemplo, una manera para reducir potencialmente el índice de efectos adversos es por medio de sistemas computarizados de prescripción que adviertan de manera automática a los pacientes y médicos de interacciones dañinas con otros medicamentos. Los investigadores proponen una mejor colaboración entre aquellos que recetan medicamentos y los farmaceutas clínicos, quienes saben más acerca de ellos.

Otra oportunidad para reducir el riesgo de eventos adversos por medicamentos se encuentra en cambiar el comportamiento del paciente. Este estudio encontró que más del 20% de eventos adversos se debe a errores de adhesión del paciente. Sin embargo, parece que los métodos actuales de educación del paciente - con base en gran parte en interacciones deficientemente coordinadas entre médicos, farmaceutas y pacientes - no están funcionando de manera adecuada. Nuevas estrategias que permitan a los pacientes mayores y a sus médicos tomar un mejor control de las terapias con medicamentos podrían ser más seguras y más eficaces para los adultos mayores.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Agency for Healthcare Research and Quality
http://www.ahcpr.gov

National Institute on Aging
National Institutes of Health
http://www.nia.nih.gov

Fuentes:

Classen D. Medication safety: moving from illusion to reality. JAMA . 2003;289:1154-1156.

Gurwitz JH et al. Incidence and preventability of adverse drug events among older persons in the ambulatory setting. JAMA . 2003;289:1107-1116.



Último revisado 6 de marzo de 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!