Facebook Pixel

Los Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroideos No Benefician a Personas con Enfermedad de Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroideos No Benefician a Personas con Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer (AD por sus siglas en inglés) es una enfermedad neurológica devastadora que afecta a más de 4 millones de estadounidenses - principalmente a quienes tienen más de 65 años de edad. En el AD, las células nerviosas del cerebro son destruidas de manera progresiva. Esta destrucción provoca demencia, la cual inicia como un deterioro en la memoria y finalmente lleva a la desintegración de las habilidades intelectuales, personalidad y la capacidad de funcionar en la vida diaria.

Hasta ahora, no se ha determinado la causa exacta del Alzheimer. Sin embargo, la inflamación ha sido el sujeto de la mayoría de los estudios. Muchos estudio epidemiológicos y de laboratorio fuertemente sugieren que la inflamación daña a las neuronas, provocando el desarrollo del Alzheimer. Y, por tanto, los medicamentos que reducen la inflamación también reducirían la incidencia y/o severidad del Alzheimer. Desde hace mucho tiempo, los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) han sido usados para tratar la inflamación. Estos funcionan bloqueando la acción de dos tipos de enzimas: COX-1 y COX-2. Las formas más nuevas de NSAID como el rofecoxib, sólo inhiben las enzimas COX-2 y normalmente provocan menos efectos secundarios que las formas anteriores de NSAID como el naproxeno (el cual inhibe a las dos enzimas, COX-1 y COX-2).

Un estudio publicado en la edición del 4 de junio de 2003 del Journal of the American Medical Association encontró que el tratamiento con NSAID, en comparación con el placebo, no disminuyó el índice de deterioro cognoscitivo en personas con formas de ligeras a moderadas de Alzheimer.

Acerca del Estudio

Este estudio es parte del Disease Cooperative Study del Alzheimer (ACDS); los participantes fueron reclutados de 40 centros de tratamiento afiliados con el ACDS. El grupo de estudio incluyó a 351 personas mayores de 50 años de edad con Alzheimer de ligero a moderado, el cual fue definido con una puntuación entre 13 y 26 del Mini-Mental State Examination (MMSE). La MMSE es una herramienta de revisión comúnmente usada para evaluar la función cognoscitiva.

Los 351 voluntarios fueron separados de manera aleatoria en tres grupos: Placebo, rofecoxib (25 miligramos [mg] diarios) y naproxeno sódico (220 mg diarios). Las pruebas para medir la función mental y conductual se realizaron al inicio del estudio y en los meses 1, 3, 6, 9, 12 y 14.

Los resultados de una prueba particular - The Alzheimer Disease Assessment Scale-Cognitive subscale (ADAS-Cog) - fueron los principales medios de comparación en este ensayo. La ADAS-Cog mide las capacidades cognoscitivas como la memoria, atención, razonamiento y lenguaje. Esta prueba fue aplicada a todos los participantes al inicio del estudio y después de un año. Después de un año, se comparó el cambio en la puntuación entre los tres grupos.

Los voluntarios también recibieron varias otras pruebas para evaluar la calidad de vida, actividades de la vida diaria y otros factores que podrían verse afectados por el Alzheimer.

Los Resultados

Entre las personas con Alzheimer de ligero a moderado, tomar NSAID durante más de un año no proporcionó beneficio alguno con respecto a tomar placebo. El cambio después de un año en las puntuaciones del ADAS-Cog no difirió significativamente entre los tres grupos, mostrando que ni el refecoxib, ni el naproxeno, disminuían el deterioro en la función cognoscitiva, una característica del Alzheimer. La calidad de vida, actividades de la vida diaria y otras medidas de salud y bienestar tampoco fueron afectadas por el tratamiento con NSAID.

Aunque estos resultados parecen descartar a los NSAID como una terapia posible para el Alzheimer, hay pocas limitaciones de este estudio. Por ejemplo, podrían ser necesarias dosis más altas de NSAID que las proporcionadas aquí, para alcanzar cierto beneficio o, podría ser necesario que los medicamentos se tomen durante más de un año. También, en este ensayo sólo se estudiaron dos NSAID; otros NSAID podrían ejercer efectos diferentes sobre el curso del Alzheimer. Otra consideración importante es que los participantes del estudio ya tenían Alzheimer de ligero a moderado; todavía es posible que las personas sin Alzheimer y que toman NSAID de manera regular pudieran estar protegidas del desarrollo posterior de la enfermedad.

¿En Qué Manera Esto Le Afecta a Usted?

La clara falta de beneficio observado aquí, aunado a la posibilidad de efectos secundarios (como mareo, fatiga, boca seca, presión arterial alta y sangrado gastrointestinal) indican que el NSAID refecoxib y naproxeno no deben tomarse con la intención de disminuir el deterior del Alzheimer de ligero a moderado. Sin embargo, en este ensayo no se examinó el papel de los NSAID en la prevención del Alzheimer, el cual aún está siendo estudiado.

Los resultados de este ensayo son frustrante para muchas personas, así como las actuales opciones disponibles de tratamiento para controlar la AD con frecuencia son decepcionantes. Los medicamentos llamados inhibidores de colinesterasa pueden retrasar temporalmente el empeoramiento de los síntomas que afectan la memoria, Otros medicamentos que pueden prescribirse para tratar con los síntomas del comportamiento, como insomnio , depresión y agresión. Si usted o alguien a quien usted cuida está lidiando con el Alzheimer, hable con su médico con respecto a sus opciones.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov/index.htm

National Institute on Aging
http://www.nia.nih.gov/

Fuentes:

Aisen PS, Schaefer KA, Grundman M, et al. Effects of rofecoxib or naproxen vs placebo on Alzheimer disease progression. A randomized controlled trial. JAMA . 2003; 289:2819-2826.

Launer LJ. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs and Alzheimer disease. What’s next? [Editorial]. JAMA . 2003; 289:2865-2867.



Último revisado 5 de junio de 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!