Facebook Pixel

Los Medicamentos de Prescripcion y el Sexo no Siempre son una Buena Combinacion

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Medicamentos de Prescripción y el Sexo no Siempre son una Buena Combinación

Joe S., un contador de 50 años de edad, toma una prescripción médica para su presión arterial alta . Jane L., una programadora de computadoras de 35 años de edad, alivia su depresión con otro medicamento. Ellos dos se sienten bien todo el día, pero ciertos problemas se presentan en la noche. Joe no puede mantener una erección y a Jane le toma demasiado tiempo alcanzar un orgasmo. Después de varios meses de estos problemas, Joe y Jane empezaron a evitar a sus parejas en la cama. El sexo llegó a ser un sacrificio en vez de un placer.

Las experiencias de Joe y de Jane son típicas en los millones de estadounidenses que toman medicamentos con prescripción médica. "Yo raramente veo parejas con disfunciones sexuales cuando uno o ambos no están en la misma clase de medicamentos de largo plazo," dice Judy Seifer, PhD, un terapeuta sexual y profesora clínica en la Wright State University en Dayton, Ohio.

Efectos Sexuales Secundarios

Para muchas personas, las disfunciones sexuales como efecto secundario de los medicamentos vienen como una sorpresa desagradable. "Desafortunadamente, algunos médicos solamente no les informan a sus pacientes acerca de los efectos secundarios más comunes del medicamento. Otros médicos creen que si les dicen a sus pacientes que tendrán un problema sexual, usted puede estar crear el problema u ocasionar que ellos lo busquen," dice el Dr. Adam Keller Ashton, un profesor clínico asistente de Psiquiatría en la State University of New York at Buffalo y miembro de la Society of Sex Therapy and Research.

Tomar un medicamento que disminuya la función sexual no significa que éste es el fin de su vida sexual. Hay muchos tratamientos que pueden aliviar los efectos sexuales secundarios. Si sospecha que el medicamento que está tomando afecta su sexualidad, el primer paso es consultar a su médico y a su farmaceuta

La mayoría de las personas se siente enormemente aliviada cuando descubre que el medicamento es el problema y no ellas mismas, reporta la Dra. Jay Dudley Chapman, una ginecóloga de Cleveland, Ohio y decano académico del Institute for Advanced Study of Human Sexuality en San Francisco. Si su médico no está abierto a discutir el problema con usted, Chapman recomienda encontrar uno que sí lo haga.

Medicamentos para la Presión Sanguínea Alta

Al reducir la fuerza del flujo sanguíneo, lo cual ayuda a que los hombres tengan erecciones y las mujeres consigan estar lubricadas, los medicamentos para la presión arterial alta tienen un impacto negativo en la excitación sexual. (La mayoría de los medicamentos para la alta presión arterial son usados por hombres).

La siguiente guía lista algunas prescripciones comunes de medicamentos para la presión arterial alta y sus efectos secundarios sexuales que han sido documentados.

Clorotiazida e Hidroclortiazida (Diuril, Hydrodiuril) Estos medicamentos pueden causar que los hombres tenga dificultada para conseguir erecciones, pero tienen poco efecto en las mujeres.

Metildopa (Aldomet) Este medicamento disminuye el deseo sexual, la excitación y el orgasmo. Es un medicamento fuerte que actúa en los nervios beta que están involucrados en la excitación sexual.

Clonidina (Catapres) Este medicamento bloquea las emisiones durante el orgasmo

Propranolol (Indera) Este medicamento puede hacer difícil la eyaculación.

Opciones de Tratamientos

El primer enfoque es usualmente tratar de cambiar a un medicamento diferente o bajar la dosis. Otra posibilidad es dejar de tomar el medicamento por un periodo específico como un fin de semana, cuando planee tener sexo (una "vacaciones de medicamento"). (Nota: Esto no debe ser intentado sin consultar a su médico).

Si ninguno de estos enfoques ayudan o son apropiados, los tratamientos para la impotencia son una opción. Existen pastillas, inyecciones o implantes que son insertados dentro del pene para producir las erecciones. El Viagra es un medicamento que puede ayudar a mejorar la habilidad del hombre para tener y mantener una erección. Éste todavía está siendo probado para su uso en las mujeres.

El Dr. Ashton también ha tenido resultados favorables en tratando pacientes con antídotos del medicamento que contrarrestan los efectos sexuales negativos de los medicamentos para la alta presión sanguínea. Estos medicamentos incluyen Buspar, Ritalin, Urecolina y Serzona.

No se avergüence de hablar también con su farmaceuta. Ellos tienen mucho conocimiento acerca de los efectos secundarios de su medicamento y proporcionan información valiosa para usted y para su médico.

Antidepresivos

Triciclatos - incluyen medicamentos más viejos como el Elavil y la Imipramina que tienen poco efecto en el funcionamiento sexual; de hecho, estos pueden causar un ligero incremento en el deseo

Inhibidores MAO - medicamentos como el Parnate o el Nardil pueden hacer que los orgasmos sean más difíciles en las mujeres

Inhibidores de la recaptación de la serotonina (SSRIs por sus siglas en inglés) - medicamentos populares tales como el Prozac, Zoloft y Paxil pueden reducir el deseo y la respuesta orgásmica tanto en hombres como en mujeres.

Opciones de Tratamientos

Para alguna personas, sentirse bien por medio de lo farmacológico significa ocultar algunos problemas sexuales causados por los antidepresivos. Sin embargo, otros dejan de tomar estos medicamentos debido a sus efectos sexuales.

Las opciones de tratamiento son similares a aquellos medicamentos de la alta presión sanguínea. Puede cambiar a antidepresivos distintos como el Wellbutrin o el Serzone los cuales tienen pocos efectos secundarios sexuales, reducir la dosis o intentar vacaciones de medicamentos. Desafortunadamente un medicamento diferente puede no aliviar la depresión también.

El Dr. Ashton condujo un estudio para los antídotos de antidepresivos y encontró tres: Yohimidina, Amantidina y Ciproheptadina, que eran bastante efectivas en contrarrestar los efectos secundarios sexuales. Otro antídoto para las mujeres son pequeñas dosis de testosterona, lo cual incrementa el libido y la excitación. A diferencia de los antihipertensivos, la mayoría de las personas no necesitan tomar antidepresivos por sus vidas enteras. Una vez que deja de tomar el medicamento, su funcionamiento sexual regresa a la normalidad.

Otros Medicamentos

Los tranquilizantes como el Valium y el Librium pueden incrementar el deseo sexual para personas inhibidas, pero, como con otros sedantes tales como las drogas y el alcohol, estos pueden retrasar la excitación y el orgasmo. Judy Seifer encuentra que muchos de sus pacientes que han tomado una variedad de medicamentos de prescripción y sin ella al mismo tiempo experimentan cambios en el funcionamiento sexual. Ella trabaja con sus médicos para resaltar los medicamentos "problema."

Efectos Psicológicos

Para la mayoría de las personas, un cambio súbito en la respuesta sexual tiene al menos un impacto emocional.

El Dr. Ashton ha tenido pacientes cuyos problemas sexuales anteriores salen a la luz durante sus discusiones sobre los efectos sexuales secundarios. Algunas personas bajo antidepresivos llegan a estar deprimidas otra vez bajo la falta de satisfacción sexual. Myles encontró que la dificultades sexuales golpeaban la autoestima de las personas. Esto puede ser una gran pérdida para un hombre que no pueda tener una erección o una mujer que no pueda llegar a excitarse. Como resultado, el sexo con parejas puede llegar a ser tan incómodo que las parejas con frecuencia terminan retirándose de la relación.

Myles usa una variedad de técnicas de terapia sexual para ayudar a las parejas a comunicar sus sentimientos y a reconectarse unos con otros. Estos incluye ejercicios no sexuales como el masaje que ayuda a las parejas a experimentar placer físico juntos una vez más.

Muchas personas encuentran nuevas maneras de mejorar su satisfacción sexual. "Usted no tiene que llevar una vida sin sexo si está tomando medicamentos," dice Myles.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Association for Marriage and Family Therapy
http://www.aamft.org/

Food and Drug Administration
http://www.fda.gov/



Último revisado Mayo 2005 por Rosalyn Carson-DeWitt, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!