Facebook Pixel

Los Ninos y la Cafeina: ?Estan Tomando Demasiada?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Los Niños y la Cafeína: ¿Están Tomando Demasiada?

¿El cereal de chocolate de Mickey podría ponerlo nervioso? ¿Qué hay acerca de la limonada que tomó en el campamento de verano? Puede sorprender a algunos padres averiguar que la cafeína está en muchos de los alimentos y bebidas que consumen.

Cafeína - como componentes, llamados metilxantinas, abundan en los alimentos y bebidas populares entre los niños y adolescentes. Dos de estas sustancias son las metilxantinas y la teobromina.

¿Cuáles Alimentos Contienen Estas Sustancias?

La fuente más obvia y común de la cafeína son los refrescos. De acuerdo con the National Soft Drink Association, "una de cada cuatro bebidas consumidas el día de hoy en los estados unidos es el refresco, con un promedio de 56 galones al año por cada hombre, mujer y niño."

De acuerdo con otro estudio, el 55% de la cafeína consumida por los niños entre las edades de tres y cinco años, está en las bebidas carbonatadas y el 38% del cacao y de los productos de chocolate. Otras fuentes alimenticias de metilxantina son los tés helados embotellados, postres de chocolate, cereales con sabor a chocolate y medicamentos sin receta.

Hay poca información disponible acerca del contenido de teobromina en los alimentos pero las fuentes principales incluyen los productos de cacao y chocolate. En un estudio reciente del contenido de cafeína y teobromina en 12 cereales de chocolate, los investigadores descubrieron que los cereales de chocolate no eran una fuente significativa de cafeína pero eran una fuente principal de teobromina, en comparación con las bebidas carbonatadas, café y té. La teobromina es un estimulante mucho más leve que la cafeína pero es un diurético más fuerte.

Las Metilxantinas Pueden Subir Sus Nervios

Las metilxantinas están categorizadas como estimulantes del sistema nervioso central. Estos componentes pueden afectar el flujo de sangre al cerebro, metabolismo y respiración, así como la función renal y gastrointestinal.

En las dosis moderadas, la cafeína aumenta la alerta, reduce la coordinación fina motora, incrementa el tiempo para quedarse dormido y pueden provocar dolores de cabeza, nerviosismo y mareos.

Aproximadamente, el 99% de la cafeína se absorbe en un lapso de 45 minutos. Tarda casi seis horas para que el 50% de la cafeína sea eliminada del sistema.

¿Cuánto es Demasiado?

Desafortunadamente, no hay consenso en la comunidad médica acerca de los límites superiores del consumo de cafeína para los niños y adolescentes. Para los adultos, se estima que el consumo moderado de cafeína es de cerca de 350 miligramos o menos al día, cantidad encontrada en cerca de 15 onzas de café preparado. Algunos estudios han descrito un consumo "alto" de cafeína en los niños; consumo mayor a tres miligramos por kilogramo de peso corporal. Para un niño de 65 libras, esto se traduce en casi 90 miligramos de cafeína.

La Cafeína y la Salud

Ellyn Satter, una dietista y autora de Child of Mine: Feeding with Love and Good Sense , advierte que las bebidas con cafeína no sólo trabajan como estimulantes no deseados, sino que reemplazan a más bebidas saludables, como la leche.

Muchos nutriólogos hacen eco en las preocupaciones de Satter. De hecho, la mayoría de los estudios indican que muchos niños y adolescentes no cubren la ingesta recomendada de calcio y si los niños están tomando con demasiado frecuencia bebidas altas en cafeína y en azúcar, es probable que no tengan hambre de alimentos más nutritivos.

Pero algunos estudios científicos acerca de los efectos del consumo de cafeína en los jóvenes dicen que el consumo modesto de cafeína no tiene consecuencias negativas. The Penn State Young Women's Health Study encontró que el consumo de cafeína dietética en niveles consumidos por las mujeres blancas estadounidenses no está correlacionado con el aumento de densidad mineral ósea o densidad de cadera a los 18 años de edad. Sin embargo, los investigadores notaron que las mujeres que consumieron menos cafeína, consumieron cantidades más grandes de leche y frutas.

Otros estudios han visto los efectos de la cafeína en el desempeño escolar. De hecho, las dosis bajas de cafeína pueden estimular el desempeño, la alerta y algunas habilidades motoras, aunque los niños también reportaron un incremento en la ansiedad.

Etiquetas de la Cafeína

Michael F. Jacobson, PhD de la organización defensora pública de Center for Science in the Public Interest (CSPI por sus siglas en inlgés), dice que esta organización ha cruzado por una mejor etiquetación del contenido de cafeína debido a las preocupaciones percibidas de salud acerca de la cafeína y porque hay una gran variabilidad en el contenido de cafeína de marca en marca. Señala que mientras que un vaso regular de yogur de café puede tener tanta cafeína como una lata de 12 onzas de refresco de cola, otra versión de yogur de capuchino hecho por la misma compañía puede no tener cafeína.

Las leyes actuales de etiquetación requieren que cuando la cafeína sea agregada a un alimento o bebida, se debe indicar su presencia en la lista de ingredientes pero no se tiene que especificar cuánta cafeína contienen. La FDA limita la cafeína agregada en las bebidas a seis miligramos por onza (por ejemplo, 72 miligramos por una bebida enlatada de 12 onzas).

¿Qué Pueden Hacer los Padres?

Debido a las leyes de etiquetación, puede ser difícil para los padres saber cuánta cafeína están consumiendo sus hijos. Un consejo es comprar sólo las bebidas etiquetadas como "sin cafeína". Con otros productos, además de las bebidas, el único método acertado para determinar el contenido de cafeína en los alimentos y bebidas es contactar al productor.

Hasta que las etiquetas de los alimentos señalen el contenido de cafeína y teobromina en los alimentos, los padres pueden seguir los siguientes pasos:

  • Estar conscientes de que algunos cereales de chocolate contienen teobromina, que puede tener un efecto diurético, especialmente en los niños que consumen grandes porciones.
  • Compre bebidas etiquetadas como sin cafeína.
  • Limite la ingesta en general de los refrescos de los restaurantes.
  • Estimule a los niños y adolescentes a escoger agua o jugo 100% de frutas en lugar de refresco.
  • Esté consciente de los medicamentos sin prescripción que contienen cafeína (como algunos supresores del apetito y remedios para el dolor de cabeza)

Fuentes Adicionales de Información

International Food Information Council
http://www.ific.org/publications/qa/caffqa.cfm

National Center for Science in the Public Interest
http://www.cspinet.org

Fuentes:

Bernstein GA, et al. Caffeine effects on learning, performance, and anxiety in normal school-age children. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. 1994;33 (3):407-415.

Caudle AG, et al. Caffeine and theobromine contents of ready-to-eat chocolate cereals. Journal of the American Dietetic Association. 2000;100 (6):690-692.

Ellison RC, et al, Current caffeine intake of young children: amount and sources. Journal of the American Dietetic Association. 1995; 95 (7):802-804.

Lloyd T et al. Dietary caffeine intake is not correlated with adolescent bone gain. Journal of the American of the College of Nutrition. 1998;17 (5):454-457.

Satter E. Child of Mine: Feeding with Love and Good Sense. Bull Publishing, 2000.



Último revisado Mayo 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!