Facebook Pixel

Ninos y el Control de Peso: El Papel de los Padres

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Niños y el Control de Peso: El Papel de los Padres

Para los padres de niños con problemas de peso, ésta puede ser una situación confusa. ¿Debería de restringirles la comida o sólo dejarlos lo suficientemente solos y esperar a que ellos se salgan del problema? La clave, dicen los expertos, es ayudar a sus hijos a adoptar hábitos saludables que se les quedarán para toda la vida.

Un Problema Creciente

Aproximadamente el 25% al 30% de niños estadounidenses tienen sobrepeso y según los datos gubernamentales, la permanencia de la obesidad entre niños y adolescentes va en aumento.

Los problemas de sobrepeso en la niñez con frecuencia se arrastran a la edad adulta y los adultos con sobrepeso están en mayor riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes y los padecimientos cardiacos. Peor aun, las afecciones alguna vez asociadas sólo con los adultos, como la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico (un factor de riesgo mayor para la apoplejía y los ataques cardiacos), están siendo encontradas cada vez más ahora en algunos niños y adolescentes.

Factores que Contribuyen

Se puede culpar a muchos factores. En casos raros, un problema médico puede ser la causa. Si sospecha que su hijo tiene un problema de peso o está desarrollando uno, llévelo con el pediatra o médico familiar para un examen total.

Los factores más comunes en la obesidad infantil incluyen lo siguiente:

Falta de ejercicio. Los expertos culpan a pasar demasiado tiempo en la televisión, en la computadora y con los video juegos, junto con una reducción o completa eliminación de educación física en muchas escuelas por el hecho de que muchos niños simplemente no tienen ningún ejercicio diario.

Consumir muchas calorías. Muchas familias de hoy presionadas por el tiempo están dependiendo más y más de la comida preparada y de las comidas rápidas, muchas de las cuales son altas en calorías, principalmente de carbohidratos. La alta ingesta de grasa de hamburguesas, papas fritas y pizza juegan un papel, pero muchos niños están tragando cientos de calorías en un día en forma de refrescos altos en calorías y jugos endulzadas. "He asesorado a niños que beben de seis a ocho refrescos o jugos por día," dice Heidi Reichemberg, MS, RD una dietista con base en Boston y portavoz de la American Dietetic Association (ADA por sus siglas en inglés). "Eso es casi 1000 calorías sólo de bebidas." Porciones extra grandes tanto en restaurantes como en casa seguramente también jugaron un papel.

Historia/genética familiar. La Investigación ha demostrado que los niños con padres y/o hermanos con sobrepeso tienen más probabilidades de tener sobrepeso. Mientras los genes pueden jugar un papel, puede ser también que los padres transmitieron comportamientos y hábitos no saludables a sus hijos.

Que Hacer y Que No Para los Padres

El mejor consejo para los padres es ayudar a sus hijos a comer saludablemente, ser activo y construir su autoestima.

He aquí algunas cosas que hacer y que no hacer que le pueden ayudar:

  • Sea compasivo. Los niños necesitan saber que usted les ama y respeta incondicionalmente y que su peso no define lo que valen. Es más probable que los niños que se sienten amados sean capaces de hacer cambios positivos en su estilo de vida y se sientan bien acerca de sí mismos mientras están haciéndolo.
  • No sea el "policía de la comida." Cuidar de sus hijos como un halcón y crear una lista de "alimentos prohibidos" es una estrategia que probablemente fracase, aconseja Reichenberger, quien dice que los niños cuyas dietas son severamente estrictas con frecuencia recurran a los entremeses y aun a los atracones en privado.
  • Enseñe a sus hijo acerca de la nutrición balanceada. Toda la familia debería tener un entendimiento básico de lo que constituye una dieta saludable (granos, vegetales, frutas, carnes magras y pollo, pescado, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, nueces y semillas). Si usted mismo no tiene un buen entendimiento, pida a su médico una canalización con un dietista registrado y lleve a sus hijos con usted si ya son suficientemente grandes.
  • Involucre a los niños en las compras, planeación del menú y la cocina. Es útil para los niños estar involucrados y sentir que ellos tienen cierto control sobre su dieta.
  • Tenga varios refrigerios saludables a la mano. Es normal para los niños tener hambre entre comidas. Los refrigerios saludables ayudarán a los niños a pasar el día. La elecciones amigables de niños incluyen rebanadas de manzana con mantequilla de maní, yogur con granola, frutas secas y nueces y tiras precortadas de verduras con aderezo bajo en grasa.
  • No use la comida como premio o castigo. Los niños deberían entender que la comida es el combustible de un cuerpo saludable, así como también una fuente de placer; asociar la comida con castigo o recompensa puede distorsionar la visión de los niños en el papel de la comida en sus vidas
  • Haga que sus niños consuman la comida y refrigerios en la mesa. Los niños (y adultos) que comen mientras ven TV o haciendo otras actividades, son más propensos a comer de más porque no están poniendo atención a qué tanto están comiendo.
  • Estimule la Actividad Física. Esta puede ser una de las cosas más importantes que usted puede hacer por sus hijos, dicen los expertos, porque el ejercicio regular es vital para controlar el peso, así como para la salud. Mientras que las actividades centradas en niños como deportes en equipo o programas de actividad comunitaria son grandiosos, Reinchenberg también recomienda que los padres se ejerciten con sus hijos y lo hagan un asunto familiar, como las caminatas después de la escuela o las caminatas de fin de semana.
  • No de a sus hijos ningún remedio o medicina para reducir peso, a menos que sea recomendado por su médico. Muchos no son seguros para los niños y podrían causar efectos secundarios dañinos.

Promoviendo Hábitos Saludables de Por Vida

El mejor consejo para una familia es comer y disfrutar comida saludable juntos y ejercitarse juntos. Es más probable que los niños que aprenden hábitos saludables como parte de estilo de vida familiar cuando son jóvenes continúen esos hábitos saludables por el resto de sus vidas.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

American Academy of Family Physicians
http://www.aafp.org/afp

Weight-control Information Network
http://www.niddk.nih.gov/health/nutrit



Último revisado Mayo 2004 por Lawrence Frisch, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!