Facebook Pixel

No Necesita Temer a la Maldicion de la Momia

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

No Necesita Temer a la Maldición de la Momia

Desde que en febrero de 1923, fue abierta la tumba del faraón egipcio Tutankhamen, las personas han especulado que la "maldición de la momia" podría ser la causa de las muertes de quienes estuvieron presentes en ese momento. La muerte de Lord Carnarvon (el financiero de la expedición) muy poco tiempo después de que la tumba fue abierta, llevó a la creencia generalizada de que la maldición de la momia lo había matado. Esta idea se propagó en los medios de comunicación internacionales e incluso entre la comunidad científica, a la vez que algunos especularon que la exposición mística pudo haber sido una bacteria, virus o cualquier número de sustancias químicas tóxicas antiguas liberadas durante la apertura del sarcófago del faraón, a otros ataúdes o a la propia tumba.

Hasta ahora, no se han usado métodos epidemiológicos modernos para investigar la realidad de la "maldición de la momia." La investigación destacada en la edición del 21 de diciembre de 2002 del British Medical Journal no encontró relación entre la exposición potencial a la maldición de la momia durante la excavación de la tumba de Tutankhamen y la muerte de quienes estuvieron presentes en un lapso de 10 años, la cantidad del tiempo estimado para revelar un efecto negativo de la exposición.

Acerca del Estudio

Para los propósitos de este análisis, Mark Nelson del Department of Epidemiology and Preventive Medicine en Monash University en Australia, asumió que los "expuestos" sólo fueron los presentes en la grieta de los sellos sagrados en una zona que no se había tocado, previa a la tumba del faraón, o quienes visitaron y entraron a la tumba el mismo día. Él comparó los índices de muerte de las 25 personas con los índices de muerte de las 11 occidentales quienes presumiblemente no se expusieron a la "maldición de la momia". Todas estas 36 personas estuvieron en Egipto en la época que mencionan las escrituras de Howard Carter, quien dirigió la excavación. Las fechas de nacimiento y de muerte se obtuvieron de textos biográficos, necrologías de periódicos y búsqueda en internet. Después, las comparaciones se hicieron por edad, sexo y exposición.

Los Resultados

No hubo diferencia significativa en los índices de muerte de quienes estuvieron expuestos a la "maldición de la momia", en comparación con quienes no estuvieron expuestos, por tanto no hay evidencia que respalde la existencia de una maldición letal de la momia. Hacer modificaciones de acuerdo a la edad y el sexo, cualquier exposición o el número de veces que se expusieron, no cambió estos resultados.

Las limitaciones principales de este estudio son su tamaño pequeño de muestra y las posibles inexactitudes de la información de nacimiento y muerte. El investigador no intentó medir otras adversidades que pudieron haber presenciado los perturbadores de la momia. La muerte podría no haber sido la única manifestación de la maldición.

¿En Qué Manera Le Afecta?

Aunque este estudio sugiere que los arqueólogos y quienes trabajaron en los sitios de excavación no tienen qué temer por morir de "la maldición de la momia," hay algunos peligros y lesiones reales que pueden presentarse en las excavaciones arqueológicas. Aquí le presentamos algunos consejos de seguridad proporcionados por el Archaeological Institute of America:

Antes de la excavación

  • Vacunaciones - Verifique las vacunas necesarias.
  • Revisión Médica - Acuda a que le realicen un examen físico y dental completo para asegurarse de estar físicamente saludable.
  • Botas - Asegúrese de tener un buen par de botas de estudio para protegerse contra las torceduras de tobillo y otras lesiones en el pie, que sean impermeables y de preferencia que tengan casquillos.
  • Ropa - La mayoría de las excavaciones se llevan a cabo durante el verano, así que protéjase de quemaduras solares, usando un sombrero y bastante bloqueador solar, o ropa holgada que cubra su piel. Muchas personas también visten jeans para proteger sus rodillas. Lo que sea que vista, asegúrese de que sea cómodo y seguro y, tenga a la mano algunas prendas impermeables.
  • Agua - asegúrese de empacar bastante agua, para prevenir la deshidratación.
  • Botiquín Médico - Lleve un pequeño botiquín médico con varias vendas, desinfectantes y ungüentos.

Durante la excavación

  • Familiarícese con las zonas de salud y regulaciones de seguridad y, siga todas las reglas de quienes estén a cargo de la excavación.
  • Realice preguntas. Algunas excavaciones que afirman ser excavaciones de "entrenamiento" podrían no entrenarlo a menos que usted específicamente pregunte o muestre interés.
  • Pásela bien y si encuentra una momia no se preocupe demasiado.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Archaeological Institute of America
http://www.archaeological.org/

FUENTES:

Nelson MR. The mummy’s curse: Historical cohort study. British Medical Journal. 2002; 325:1482-1484.



Último revisado 26 de diciembre de 2002 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!