Ver una versión animada de este procedimiento:

  • Reproductor de Windows Media Reproductor de Windows Media
  • MPEG genérico

Haga clic aquí para ver una versión animada del procedimiento.

Definición

En una parto por cesárea (corte transversal en C), el bebé nace a través de una incisión en el abdomen y el útero (matriz) de la madre. En los EE. UU., entre un 15% y un 40% de todos los partos son por cesárea.

Parto por cesárea

Parto por cesárea
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Partes del cuerpo involucradas:

  • Abdomen
  • Útero

Razones para realizar el procedimiento

Las siguientes situaciones pueden requerir una cesárea:

  • Bebé grande
  • Afecciones médicas de la madre (p. ej., diabetes, Presión arterial elevada, infección por herpes)
  • Placenta previa: la placenta (el órgano que une a la madre con el bebé) bloquea la salida por el útero
  • Partos múltiples
  • Trabajo de parto que no progresa: el trabajo de parto concluye antes de que el bebé nazca
  • Salud del bebé: el bebé muestra signos de peligro, como empeoramiento de frecuencia cardíaca anormal durante el parto
  • Parto por cesárea previo: en algunos casos después de un parto por cesárea, es mejor que los demás bebés también nazcan por cesárea
  • Anomalías del feto: problemas fetales que han sido diagnosticados mediante pruebas prenatales

Los índices de cesáreas pueden ser influenciados por factores distintos a los médicos, que incluyen:

  • Capacitación y filosofía individual
  • Conveniencia del médico y la paciente
  • Estado socioeconómico de la paciente
  • Presión de los amigos
  • Temor a litigio
  • Ganancia económica

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

A menudo, una cesárea no se planifica y sólo se realiza cuando se presenta un problema.

Anestesia

Se le colocará anestesia general o regional (p. ej., bloqueo espinal o epidural). Muchas mujeres prefieren anestesia regional para estar conscientes y poder ver a su nuevo bebé de inmediato.

Durante el procedimiento

  • Se le lavará y afeitará el abdomen antes de la cirugía
  • Se colocará una sonda (o tubo) en la vejiga para vaciarla
  • Un pequeño tubo se colocará en una vena del brazo o de la mano para administrar líquidos y medicamentos durante la cirugía

Descripción del procedimiento

El médico realizará incisiones en el abdomen y el útero para sacar el bebé.

  • Existen dos tipos diferentes de incisiones en la piel: verticales y horizontales
  • Existen tres tipos diferentes de incisiones en el útero:
    • Incisiones transversales bajas: el tipo más común. Generalmente, sangran menos, se forman cicatrices más resistentes y representan menos peligro de ruptura durante futuros trabajos de parto
    • Incisiones clásicas (incisiones verticales altas): se asocian con los riesgos más altos de sangrado y ruptura futura del útero. Se utilizan sólo en situaciones de emergencia
    • Incisiones verticales bajas: se utilizan en caso de que el bebé se encuentre en una posición comprometedora o en caso de que la incisión deba convertirse en una incisión clásica

El útero deberá cerrarse con suturas que más tarde se disolverán solas. Se usarán suturas o grapas para cerrar el abdomen.

Después del procedimiento

El bebé es examinado inmediatamente por el personal médico. Se le permitirá cargarlo, según su estado y el de su bebé.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las instrucciones del médico.

¿Cuánto durará?

De 45 a 60 minutos

¿Dolerá?

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. Podrá sentir algo de presión y tirones cuando se abra el útero y se retiren el bebé y la placenta. Después, recibirá analgésicos.

Hospitalización promedio

De 2 a 4 días

Cuidado posoperatorio

  • Es probable que necesite medicamentos para las náuseas y analgésicos
  • Durante varios días después de la cirugía, usted puede necesitar una alimentación más liviana y blanda que lo normal
  • Se le podrá indicar el uso de medias especiales de compresión para disminuir la posibilidad de que se formen coágulos sanguíneos en la pierna.
  • Para la salud de los pulmones, es posible que se le solicite utilizar un espirómetro de incentivo para respirar profundamente y toser con frecuencia
  • Se le recomendará caminar muy pronto después de la cirugía
  • Puede experimentar sangrado vaginal abundante, como ocurre después de cualquier parto, y necesitará usar compresas higiénicas absorbentes
  • Evite levantar objetos más pesados que su bebé durante las primeras semanas después de la cirugía
  • Retrase la actividad sexual hasta después de asistir a su revisión a las 6 semanas
  • Se recomienda que amamante a su bebé

Riesgos

El parto por cesárea es una cirugía mayor, y por lo tanto presenta riesgos. El riesgo estimado de que una mujer muera por un parto por cesárea es menor a 1 caso en 2.500 (el riesgo de muerte por parto normal es menor a 1 en 10.000). Otros riesgos incluyen:

  • Infección: el útero o los órganos pélvicos cercanos, como la vejiga o los riñones, pueden infectarse
  • Aumento de pérdida de sangre: la pérdida de sangre promedio durante un parto por cesárea duplica la pérdida de sangre durante un parto vaginal
  • Disminución de la función intestinal: a veces, el intestino se vuelve lento durante varios días después de la cirugía, esto puede ocasionar inflamación, distensión y molestias
  • Complicaciones respiratorias: la anestesia general a veces puede provocar neumonía
  • Hospitalización y período de recuperación más largos: la hospitalización por cesárea es de 3 a 5 días, y de 1 a 3 días en caso de parto vaginal
  • Reacciones a la anestesia: la salud de la madre podría correr peligro debido a reacciones no esperadas a la anestesia u otros medicamentos
  • Riesgo de cirugías adicionales: puede incluir una histerectomía o reparación de la vejiga

Resultado

Debe recuperarse rápida y completamente después de una cesárea. Consulte con el cirujano sobre el tipo de incisión utilizada y su efecto en futuros partos.

Podría necesitar algo de ayuda para aprender posiciones para amamantar y no ejercer presión sobre su incisión. Es probable que note algunos calambres uterinos, dolor y aumento del sangrado vaginal cuando comience a amamantar.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

Si recientemente tuvo un parto por cesárea, llame inmediatamente al médico si:

  • Tiene fiebre
  • Siente mareos o se desmaya
  • Experimenta náuseas y vómitos
  • Experimenta falta de aire
  • Tiene dolor, hinchazón y enrojecimiento en el sitio de la incisión