Facebook Pixel

Pocos Estadounidenses Reportan Conductas de un Estilo de Vida Saludable

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Pocos Estadounidenses Reportan Conductas de un Estilo de Vida Saludable

Aunque el siglo XX experimentó mejorías notables en el cuidado de la salud, una revisión del estado de salud en los Estados Unidos en los años recientes revela tendencias alarmantes. Aproximadamente dos tercios de los estadounidenses tienen sobrepeso, y una dieta deficiente y la falta de actividad física amenazan con rebasar al consumo de tabaco como la causa principal de muerte que se puede prevenir.

Las enfermedades crónicas, que son responsables de la mayoría de los padecimientos y la muerte, son causadas por muchos factores. Algunos de estos factores, como la edad, herencia y el género, no pueden ser controlados; sin embargo, una cantidad aplastante de evidencias indica que las modificaciones en su estilo de vida tales como el ejercicio, la dieta y el no fumar son la clave para prevenir y controlar la enfermedad. Entonces, ¿por qué, a pesar de las recomendaciones de salud clínicas y públicas, tan pocos estadounidenses se dedican a comportamientos de estilo de vida que podrían mejorar su salud?

En la edición del 25 de abril de 2005 de los Archives of Internal Medicine, los investigadores, interesados en esta pregunta, publicaron su estudio sobre la permanencia de características saludables en el estilo de vida entre los adultos estadounidenses, así como sobre su búsqueda de un solo indicio de un estilo de vida saludable.

Información sobre el Estudio

Los investigadores en la Michigan State University y el Michigan Department of Community Health identificaron cuatro características de un estilo de vida saludable - 1) no fumar, 2) peso saludable, 3) consumo de frutas y verduras y 4)actividad física regular - que, cuando se consideran en conjunto, proporcionan un solo indicio de un estilo de vida saludable.

Para determinar la permanencia de las cuatro características de un estilo de vida saludable (HLC, por sus siglas en inglés) en la población estadounidense, los investigadores analizaron datos de 153,000 personas, de 18 a 74 años de edad, del 2000 Behavioral Risk Factor Surveillance System (BRFSS). Esta encuesta telefónica anual, conducida por oficiales de salud pública del estado, incluyó preguntas sobre peso y estatura, consumo de alimentos, actividades de tiempo libre y consumo de tabaco.

A las personas que respondieron se les dio una puntuación de 0 a 4 usando un índice que asignaba un punto para cada una de sus HLC.

Los Hallazgos

Los resultados del estudio mostraron que un total de 3% de adultos estadounidenses se apegan a las cuatro HLC. El setenta y seis por ciento de las personas que respondieron no consumían cigarros, una tendencia que ha sido consistente por años. Sólo el 40% tenía un peso saludable (ligeramente mejor que otras encuestas), el 23% consumía cantidades adecuadas de frutas y verduras y el 22% hacía suficiente ejercicio. Casi el 10% obtuvo una puntuación HLC de cero.

Cuando analizaron los datos por demografía (edad, sexo, ingresos, etc.), los investigadores no encontraron ningún subgrupo que obtuviera puntuaciones significativamente mejores que el grupo como conjunto.

Existieron varias limitaciones para el estudio: Los datos auto reportados son menos confiables que de hecho medir el comportamiento de los sujetos y se sabe que el BRFSS subestima el tiempo de ejercicio y el consumo de alimentos cuando se compara con estudios más exhaustivos con respecto a esos comportamientos. Además, los datos no permitieron que los investigadores sacaran conclusiones sobre las causas de sus observaciones alarmantes.

¿De Qué Manera Le Afecta?

Los resultados de este estudio hacen evidente que los estadounidenses tienen mucho espacio para la mejoría cuando se trata de su salud. Las razones para este estado desalentador de los asuntos son complejas y con frecuencia están más allá del control inmediato de las personas que podrían obtener más beneficios a partir de estilos de vida más saludables. Aunque es fácil decir simplemente al 97% de la población que deberían comportarse de manera diferente, es importante reconocer que con frecuencia nuestras prioridades sociales y culturales desalientan las elecciones "saludables."

Sin embargo, los cambios pequeños que producen resultados positivos pueden proporcionar un incentivo para que las personas hagan cambios incluso más grandes. Muchas personas se benefician del apoyo personal o profesional. Existen muchos programas extensamente disponibles diseñados para ayudar en los esfuerzos de dejar de fumar y de bajar de peso. Además, terapeutas, nutriólogos, entrenadores personales, libros, páginas de Internet y programas de televisión pueden informar y motivar a las personas a realizar modificaciones saludables en el estilo de vida. Cualquier persona que emprenda un programa agresivo de ejercicio o de pérdida de peso debe consultar a un médico antes de proceder.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Cancer Society
www.cancer.org

American College of Sports Medicine
www.acsm.org

American Heart Association
www.americanheart.org

American Stroke Association
www.strokeassociation.org

Centers for Disease Prevention and Control
www.cdc.gov

President's Council on Physical Fitness and Sports
www.fitness.gov

Tobacco Information and Prevention Source
http://www.cdc.gov/tobacco/

Fuentes:

EurekaAlert (news release). Relatively few US adults report having a healthy lifestyle. Disponible en: Http://www.eurekalert.org. Accedido el 25 d abril de 2005.

Mokdad AH, Marks JS, Stroup DF, Gerberding JL. Actual causes of death in the United States, 2000. Journal of American Medical Association . 2004:291(10).

Reeves MJ, AP Rafferty. Healthy lifestyle characteristics among adults in the United States. Archives of Internal Medicine . 2005; 165:854-857.

US Department of Health and Human Services. Physical activity fundamental to preventing disease. 2002. (Disponible en http://aspe.hhs.gov/reports/physicalactivity/index.shtml; accedido el 25 de abril de 2005).

U.S. Department of Health and Human Services. The Surgeon General's call to action to prevent and decrease overweight and obesity. Public Health Service, Office of the Surgeon General; 2001. (Disponible en http://www.surgeongeneral.gov/topics/obesity/; accedido el 25 de abril de 2005).



Último revisado 29 de abril de 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!