Facebook Pixel

Prevencion de Enfermedad Cardiovascular en Mujeres

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Prevención de Enfermedad Cardiovascular en Mujeres

La enfermedad cardiovascular (CVD) afecta a más mujeres que hombres y es responsable por más del 40% de todas las muertes en mujeres estadounidenses. Mientras la prevalencia de CVD en las mujeres ha sido conocida durante algún tiempo, la mayoría de estudios de investigación, y las resultantes recomendaciones terapéuticas, se han enfocado en los hombres. No obstante, recientemente, la investigación sobre mujeres ha mostrado lo siguiente:

  • Una de dos mujeres en los Estados Unidos muere por enfermedad cardíaca o apoplejía , en comparación con 1 de cada 30 por cáncer de mama.
  • 38% de las mujeres mueren en un lapso de un año después de tener un ataque cardíaco.
  • En un lapso de seis años después de tener un ataque cardíaco, cerca del 46% de las mujeres quedan discapacitadas con insuficiencia cardíaca.
  • Dos tercios de las mujeres que han tenido un ataque cardíaco no logran tener una recuperación completa.

Adicionalmente, estudios previamente publicados han encontrado que las mujeres tienen peores resultados CVD que los hombres, y además, que a pesar de las campañas de educación y las pautas nacionales que contienen información específica femenina, las mujeres no reciben el cuidado preventivo para CVD óptimo. Un estudio publicado en la edición del 1 de febrero de 2005 de Circulation examinó si el cuidado preventivo para CVD - a la luz de los datos bien aceptados de su prevalencia en mujeres - variaba por género de paciente entre las diferentes especialidades médicas.

Acerca del Estudio

El estudio fue dirigido a través de un cuestionario en línea mandado a 500 médicos seleccionados aleatoriamente: 300 médicos primarios (PCP, por sus siglas en inglés), 100 médicos obstetra/ginecólogos (OB/GYN, por sus siglas en inglés) y 100 cardiólogos. Las preguntas fueron diseñadas para medir la consciencia de los médicos y la adopción de las pautas CVD nacionales, así como las posibles barreras a la adopción de las pautas.

Los investigadores también les dieron a los médicos participantes 10 perfiles de pacientes con niveles variantes de riesgo de CVD y les pidieron, primero, asignar un nivel de riesgo en cada caso, y segundo, especificar sus recomendaciones de tratamiento preventivo, ya sea actividad física, asesoría alimenticia, suplementos alimenticios, terapia de aspirina, etc.

Los Resultados

Los estudios mostraron que había un alto nivel de consciencia en las pautas nacionales de prevención, especialmente entre PCP y cardiólogos. No obstante, sólo cerca de la mitad de los cardiólogos y PCP que conocían las pautas realmente estaban incorporándolas en sus práctica y menos del 30% de OB/GYN estaban haciéndolo.

El estudio también encontró, de manera nada sorprendente, que la evaluación de un médico sobre el nivel de riesgo para CVD de un paciente influyó de manera significativa en el grado de recomendaciones de prevención que hizo. De acuerdo al estudio, menos de dos tercios de médicos recomendaron actividad física para reducir los perfiles de riesgo del paciente y aproximadamente la mitad sugirió asesoría alimenticia. Por otro lado, los perfiles del paciente de riesgo intermedio y alto merecieron las recomendaciones incluyendo actividad física, rehabilitación cardíaca, terapia alimenticia, reducción de peso, control de presión arterial, control del colesterol y terapia de aspirina.

Esta pareja de evaluación de riesgo y recomendaciones de prevención es especialmente significativa a la luz de otro hallazgo: Las mujeres eran más propensas que los hombres a ser asignadas a una categoría de riesgo inferior a pesar del riesgo real similar. De hecho, el género de paciente tuvo una influencia significativa en las asignaciones de categoría de riesgo de los doctores. Adicionalmente, a pesar de las campañas de educación sobre las mujeres y la enfermedad cardíaca, menos de uno de cada cinco de los doctores encuestados sabía que CVD mata a más mujeres que hombres cada año.

¿Cómo Le Afecta Esto?

A primera vista, estos resultados parecen alarmantes. Pero, este estudio tiene varias limitaciones basadas en su diseño. El estudio fue un cuestionario que se dio en línea. Los médicos se registraron en un sitio web para contestar las preguntas. ¿Podrían los médicos que son diestros en la computadora y dispuestos a tomar una encuesta tratar a los pacientes en diferente forma que los médicos que no están interesados en terminar una encuesta en línea? Posiblemente.

Además, una vez que los médicos terminaban una pregunta de la encuesta, no podían regresar a las preguntas anteriores. Así no es como se practica la medicina. La medicina es un proceso iterativo; uno donde el paciente proporciona retroalimentación al médico y el médico puede ajustar el tratamiento como corresponde. Adicionalmente, aunque responder a los estudios de caso escritos se usa con frecuencia como un dispositivo de enseñanza en la escuela médica, no es necesariamente indicativo de cómo un médico realmente practica la medicina. De manera rutinaria, los médicos recaban información durante el examen físico y la entrevista al paciente que influye en las decisiones de tratamiento finales.

Aunque el diseño del estudio pone en cuestión sus hallazgos, el estudio plantea una pregunta importante: ¿Están los médicos tratando a las mujeres en riesgo de CVD menos agresivamente que a los hombres? De acuerdo a los autores de este estudio, la respuesta es sí. La siguiente pregunta, por supuesto, es preguntar por qué.

Estos hallazgos hicieron eco por un segundo estudio publicado en la misma revista. Este estudio observó a más de 8,000 mujeres que habían establecido CVD o estaban en alto riesgo debido a diabetes u otros factores de riesgo graves. Los niveles de colesterol de las mujeres y las recetas para el medicamento reductor de colesterol fueron seguidas hasta por tres años. Se inició la terapia de medicamentos para colesterol sólo en 32% de los pacientes. Un simple 7% cumplió sus objetivos de colesterol inicialmente y después de 36 meses, ese número se incrementó sólo ligeramente a 12%. Los autores concluyeron que entre las mujeres en alto riesgo, sólo un tercio están recibiendo la terapia de medicamentos recomendada para ayudar a prevenir CVD y de los que lo hacen, pocos están logrando los niveles recomendados de colesterol.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American College of Cardiology
http://www.acc.org/

American Heart Association
http://www.americanheart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
http://www.nhlbi.nih.gov/

Women's Heart Foundation
http://www.womensheartfoundation.org/

Fuentes:

Healthy Heart Handbook for Women. National Heart, Lung, and Blood Institute website. Disponible en: Http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/other/hhw/hdbk_wmn.pdf. Accedido en febrero 1, 2005.

Mosca L, et al. National study of physicians awareness and adherence to cardiovascular disease prevention guidelines. Circulation. 2005;111:499-510.Mosca L, et al.

Opportunity for intervention to achieve American Heart Association guidelines for optimal lipid levels in high-risk women in a managed care setting. Circulation. 2005;111:488-493.

Women and Heart Disease. Texas Heart Institute. St. Luke's Episcopal Hospital Web site. Disponible en: Http://www.tmc.edu/thi/women.html. Accedido en febrero 1, 2005.



Último revisado Feb 3, 2005 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!