Facebook Pixel

Sindrome del Intestino Irritable: Estrategias para Controlar una Condicion Compleja

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Síndrome del Intestino Irritable: Estrategias para Controlar una Condición Compleja

HCA imageSíndrome del intestino irritable El (IBS por sus siglas en inglés) no entra fácilmente en el modelo médico tradicional. Los investigadores no han llegado aún a una explicación médica concreta, dejan sólo una causa para sus síntomas debilitantes. Esto significa que no existe una cura o al menos un tratamiento completo. Lo mejor que los médicos pueden ofrecer es el manejo de los síntomas, uno a la vez. No sorprende que el IBS es el principal blanco de las terapias alternativas.

Un Diagnóstico Común

Los médicos diagnostica el IBS en las mujeres tres veces con más frecuencia que en los hombres y los gastroenterólogos reportan que ese es el número de diagnósticos que hacen.

Quince por ciento de los estadounidenses reporta síntomas consistentes con el IBS. Los síntomas principales son dolor abdominal, usualmente asociado con distensión y gases y un cambio en las evacauciones intestinales ( diarrea , estreñimiento , o combates alternativos de cada uno). Las mucosas pueden presentar diarrea, pero no hay sangre ni pus.

Debido a que los exámenes no muestran anormalidades, usualmente los médicos diagnostican el IBS sólo después de haber descartado otras enfermedades similares. Los médicos sospechan del IBS cuando una persona experimenta al menos 12 semanas de dolor abdominal en los últimos 12 meses con al menos dos de las siguientes características:

  • El dolor se alivia después de la evacuación intestinal
  • La presencia del dolor está asociados con diarrea y estreñimiento
  • La presencia del dolor está asociada con un cambio en las forma de las heces (flojas, acuosas y con forma de perdigones)

Un Síndrome Complejo

Mientras que su causa exacta permanezca en el misterio, el IBS se debe casi ciertamente a la combinación de factores genéticos, ambientales y emocionales, incluyendo:

  • Contracciones musculares dislocadas en el intestino, posiblemente relacionadas con el stress y ciertos alimentos
  • Disminución del umbral del dolor debido a la excesiva sensibilidad del intestino extenderse
  • Incremento en los niveles de químicos que transmiten señales nerviosas al y para el intestino
  • Concentración excesiva en síntomas corporales mínimos y el miedo a que estos puedan significar algo serio

Muchas personas que acuden con los médicos para el IBS se descubren que tienen un diagnóstico psiquiátrico ( depresión o ansiedad , por ejemplo). Sin embargo, no existe evidencia de que una enfermedad psiquiátrica pueda causar el IBS. A pesar de ello, es claro que cambios emocionales pueden determinar una influencia en el desarrollo del IBS.

Enfoques Complementarios

Restricciones alimenticias

Debido a que el IBS afecta principalmente el tracto gastrointestinal, la dieta es un buen lugar para empezar. Muchas personas se benefician de evitar ciertos alimentos e ingredientes tales como:

  • Cafeína
  • Alcohol
  • Comidas grasosas
  • Vegetales que causan gases
  • Productos que contienen sorbitol (por ejemplo, goma de mascar sin azúcar)

Para aquellos que encuentran una conexión entre sus síntomas y lo que comen, evitar esos alimentos puede ser efectivo.

Una teoría controversial es la que sugiere que el IBS puede estar asociado con alergias a ciertos alimentos. Si esto es cierto, la eliminación de alimentos que causan alergias tales como los lácteos, trigo, maíz, cacahuates, cítricos, soya, huevo, pescado y tomates puede, teóricamente, ayudar. Un enfoque es la remoción de todos estos alimentos de su dieta por dos semanas. Luego reintroducir los alimentos uno a la vez cada tres a cuatro días y dar un seguimiento cuidadoso a los síntomas.

Fibra

La fibra puede ayudar a la función del colon y disminuir los síntomas, especialmente en personas que suelen tener estreñimiento. Una investigación científica sugiere que de 20 gramos de fibra al día es lo ideal. Las buenas fuentes de fibra pueden ser:

  • Granos enteros, frutas, vegetales y legumbres (frijoles deshidratados)
  • Salvado crudo (1 cucharada en cada alimento)
  • Semillas de psyllium (de 4 a 5 gramos de cáscara en polvo mezclado en al menos 150 mililitros (ml) de agua de 1 a 4 veces diarias)
  • Aceite de linaza (1 cucharada de granos integrales con al menos 150 ml. de agua 2 a 3 veces al día)

Yerbabuena

De las muchas hierbas y suplementos que han sido recomendados para el IBS, el aceite de menta ( Mentha x piperita) es una de las pocas respaldadas por alguna evidencia científica. La dosis recomendada es una o dos cápsulas de 0.2 ml. tres veces al día después de cada alimento. Asegúrese de estar tomando la presentación de cápsulas cubiertas, de tal forma que la cápsula no se desintegre en el estómago antes de llegar a los intestinos. No use esta hierba si tiene una enfermedad de la vesícula biliar.

Control del Stress

El control del stress y el ejercicio tienen el potencial de aligerar significativamente los síntomas del IBS. Una conexión entre el stress psicológico y el IBS es ciertamente plausible, pero la naturaleza de la asociación es compleja y de escaso entendimiento. Existe alguna evidencia que sugiere que varias intervenciones entre la mente y cuerpo pueden reducir los síntomas y cambiar el curso del IBS. Las más prometedoras de estas son:

  • La respuesta de relajación - el uso de la meditación y técnicas similares para suavizar la respuesta al estrés
  • Biorretroalimentación - el uso de computadoras y sondas para reducir las manifestaciones psicológicas del estrés
  • Terapia cognitiva del comportamiento - esta le enseña a las personas a redimensionar la manera en que perciben el dolor y a modificar sus respuestas no adaptadas

El ejercicio aeróbico regular tiende no sólo a mitigar el stress sino que también normaliza la actividad muscular de los intestinos. Esto puede ser particularmente útil para las personas con estreñimiento.

Medicamentos

Además de los cambios en el estilo de vida, hay un número de medicamentos disponibles para tratar los síntomas individuales del IBS.

Para el dolor abdominal:

  • Agentes antiespasmódicos (tales como el hiosciamina y el diclomine)
  • Antidepresivos tricíclicos de baja dosis (amitriptilina, nortiptilina)
  • Medicamentos antiinflamatorios sin esteroides (ibuprofeno, naproxen)

Para la diarrea:

  • Loperamida
  • Difenoxilato

Para el estreñimiento:

  • Laxantes osmóticos (lactulosa, polietilene glicol, leche de magnesia)

Estos medicamentos, con frecuencia útiles, no son substitutos de un enfoque extenso en su estilo de vida. Por medio de encontrar medios efectivos de controlar el estrés, hacer ejercicio regularmente y modificar su dieta usted puede intentar dirigirse a las causas subyacentes del IBS.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

Irritable Bowel Syndrome Self Help and Support Group
http://www.ibsgroup.org/

National Center for Complementary and Alternative Medicine
http://www.nccam.nih.gov/



Último revisado Febrero 2004 por Rosalyn Carson-DeWitt, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!